Fútbol . CD Tenerife

Dani Hernández: "Sé que tengo que subir mi nivel"

"Igual que los delanteros tienen sus malas rachas, los porteros tenemos las nuestras", afirma el portero del Tenerife

07.09.2015 | 02:20
Dani Hernández, al acabarse el partido del sábado en El Alcoraz.

Dani Hernández (Caracas, 1989) da la cara en el momento que las críticas apuntan a él. Un errático comienzo de competición con errores de bulto, algunos cobrados por los rivales a precio de gol, le sitúan en un momento comprometido y de angustia personal. Lejos de esconderse, ofrece explicaciones, sinceridad y un mensaje de contrición en esta conversación con la opinión de tenerife. Se agradece la valentía de sus declaraciones. No en vano, el arquero admite sus culpas pero subraya que lo de Soria, donde encajó seis goles, fue todavía peor que el mal trago del sábado.

Acabado el partido, ¿en el equipo dan por bueno el punto obtenido en Huesca o sabe a poco el 1-1?

Está bien. El equipo empieza a puntuar y tenemos que seguir en esta línea. El objetivo es seguir creciendo pero ahora sumar de tres en tres, que es lo que venimos buscando desde que empezó la temporada.

¿Puede entenderse el empate de El Alcoraz como un punto de partida hacia un Tenerife mejor?

Sí que es un punto de partida. El equipo necesitaba sumar. Conseguimos un punto, no tres, pero estamos satisfechos con ese resultado porque supimos rearmarnos a partir de la adversidad, que llegó muy pronto, y sacamos al menos un empate. Ahora el siguiente propósito y el siguiente paso es ganar un partido, a ver si puede ser en la Copa, y luego seguir escalando, pero ya de victoria en victoria.

Por sus declaraciones y las de sus compañeros, parece que dejan Huesca más contentos que tristes.

Sí, fuimos con la intención de ganar pero es que se nos puso el partido cuesta arriba desde el minuto uno. Me quedo con que fue un encuentro muy trabajado por nuestra parte, de principio a fin, y con que el punto sirve para afrontar el futuro con más optimismo. Además, hasta tuvimos opciones de ganar con esa oportunidad de Pedro al final.

Si se mira el vaso medio lleno hay conclusiones positivas. Por ejemplo la buena actuación del Choco, que marca por segunda semana consecutiva, o la capacidad de reacción del representativo, que supo levantarse de 30 minutos horrorosos en la primera parte.
Así es. El equipo levanta un marcador adverso por segunda vez esta temporada. En Soria también lo hicimos aunque luego perdiésemos. Destacaría que estamos demostrando carácter y raza, algo que nos puede llevar a cosas importantes este año.

Mejor el Tenerife en los segundos 45 minutos. ¿La versión que se vio tras el intermedio puede servir de referencia con vistas al futuro?
Sí. El Tenerife de la segunda parte puede ser una referencia. A partir del descanso vimos un equipo mucho más intenso, muy bien colocado sobre la cancha y apenas permitimos opciones claras para el rival, que lo intentó pero no llegó. Además tuvimos una oportunidad que bien pudo suponer el 1-2 en los momentos finales. Ése es el camino y eso es lo que queremos: ser un conjunto ordenado encima del campo.
Usted también mejoró sus prestaciones y se repuso de una situación difícil, el error grave del 1-0.

Estoy en un momento donde me pasan situaciones que acaban en gol. Entonces pienso que debo trabajar para que no pasen esas cosas. Contento no estoy del todo, pero sí feliz porque el trabajo de los compañeros permitió salvar un empate y nos valió para puntuar. Hay que mirar la situación desde un prisma positivo, optimista, y no venirse uno abajo.

Esta mala racha le llega en un momento de su carrera donde ya tiene la experiencia suficiente para no decaer ni hundirse por sus propios errores. ¿Cómo cre que se sale de una crisis así?

Por encima de todo hay que confiar en uno mismo. Y trabajar. Ahora parece que la suerte no está de mi lado y a la mínima, da la impresión de que cualquier situación acaba en gol. El año pasado era lo contrario y todo lo salvaba. Solo hay un camino: entrenar bien, estar centrado en lo mental y en lo físico, emplearme al máximo... Creo que no queda otra.

¿Le dio muchas vueltas sobre el campo a lo ocurrido en el primer minuto o supo pasar página tras el gol tempranero del Huesca?

Si te digo la verdad, pasó eso y pensé: tenemos otros 89 minutos para levantar el encuentro y conseguir los puntos. Si te sales del partido puede llegar otra acción mala y fastidiar al equipo completamente. Sobre la cancha hice borrón y cuenta nueva; luego traté de ayudar de la mejor manera posible y las cosas salieron bien en la segunda parte, donde apenas nos llegaron y cuando lo hicieron, no marcaron. Te reconozco que lo de la primera jornada en Soria, donde encajamos seis goles, fue mucho más duro y mucho peor.

¿Ha pasado situaciones similares a lo largo de su carrera?

Sí, sí. Los porteros igual que los delanteros tenemos malas rachas y malos momentos. Hay veces que las cosas no salen como a uno le gustaría. Y yo indudablemente estoy en una situación así, pero ante una mala racha solo queda trabajar, trabajar y trabajar.

Tras el partido de Huesca, el entrenador dijo en rueda de prensa que Dani Hernández es su portero titular y le transmitió en público plena confianza. ¿Qué le sugiere el mensaje ofrecido por Agné?

Se agradecen las palabras del entrenador pero yo tengo que hablar en el campo, responder a la confianza que me da con buenas actuaciones y sobre todo trabajar. Creo que debo subir un punto más de nivel y volver a lo que he sido yo. Y a lo que soy.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine