Fútbol. Pedro, un traspaso histórico

Como Pedro por su casa

El Chelsea presenta a su nuevo fichaje minutos antes de su primer partido en Stamford Bridge

30.08.2015 | 02:00
Pedro fue uno de los grandes protagonistas del partido Chelsea-Crystal Palace.

Para cuando Pedro Rodríguez llegó por vez primera a Stamford Bridge –desde su fichaje por el Chelsea, no había visitado el estadio- ya su taquilla tenía impresa su estampa y su camiseta con el 17 estaba lista en su interior. El de Abades vino a Londres en busca de minutos y los ha tenido desde el primer día. Ante el West Brom se instaló en el once a los pocos días de llegar. Ayer de nuevo, ya indiscutible para Mourinho, esta vez en el estreno en casa. Se acabaron las costumbres del Barça: ser el primero en ser sustituido o el segundo o tercer revulsivo. El de Abades es ahora titular. Con todas las letras.

El maridaje es perfecto. Pedrito se está adaptando enseguida a su vida inglesa y mientras tanto su nuevo club no para de dar rinda suelta a su gratitud. Es inmensa la satisfacción londinense por un fichaje de tamaña repercusión e impacto. La influencia de PR17 ya es total en su nuevo equipo, donde hasta Mou le ha encomendado los saques de esquina. Su notoriedad es también indiscutible en su nueva afición. La grada azul corea su nombre, compra sus camisetas y ovaciona sus movimientos. Incluso ante derrotas dolorosas –y preocupantes- como la de ayer. En medio de la constelación de figuras del Chelsea (Courtois, Cesc, Hazard, Ramires€) en pocos días es ya Pedro una estrella más. Y brilla con luz propia.

El protagonismo que su equipo da al recién llegado es evidente desde que uno pisa el barrio de Fulham. Luego aún es mayor al llegar al estadio. Su imagen en el programa oficial, una entrevista a doble página en la revista del club y, cómo no, apuestas a montones a que marca€ un ´hat trick´. No podía faltar Pedrito en tan inglesa tradición como ésta. Tantos eran los que vaticinaban sus goles que apenas nada se pagaba por ello. Faltaban aún seis minutos para su debut en Stamford Bridge y ya se oyó con inconfundible acento british su nombre en la grada. Partía de uno de los fondos. Era la forma que elegía la afición para darle las gracias. Sin que siquiera lo imaginase, el ´speaker´ del estadio le detuvo en su camino al vestidor. "Señoras y señores, el goleador de la primera jornada, el jugador que vino a Londres de Barcelona€ ¡Pedro!".

El futbolista de Abades reaccionó con aplausos mientras las cámaras le enfocaban y su imagen aparecía en los dos gigantes videomarcadores. Se dirigió a cada uno de los graderíos, entre abrumado y complacido, y sintió que ya estaba en casa. La bienvenida no había podido ser mejor. Lo demás ya se sabe: resultado difícil de digerir (1-2) pese a que Pedro, otra vez, fue resolutivo. Su asistencia a Falcao no bastó para evitar la derrota. Su nuevo equipo tropieza con inusitada frecuencia. Y justo su fichaje es uno de los probables remedios para dejar de hacerlo pronto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine