Fútbol . CD Tenerife

Agné hace propósito de enmienda

El entrenador blanquiazul reúne a su plantel antes de iniciar el trabajo y luego dialoga a solas con Vitolo y Aitor

26.08.2015 | 16:10

Y tras el colapso, las soluciones. El entrenador del Tenerife, Raúl Agné, comenzó la semana de trabajo con una larga reunión –unos 30 minutos de charla– para analizar con sus futbolistas lo ocurrido el domingo en Los Pajaritos. El preparador aragonés quiere detectar cuanto antes las equivocaciones, algunas "infantiles", que dieron pie a la debacle ante el Numancia en la jornada inaugural.

Hubo errores graves en defensa pero tampoco funcionó bien la pareja de pivotes. Una parcela del campo acostumbrada a ofrecer solvencia y eficacia estuvo lejos del nivel de la temporada anterior, de modo que el jefe del banquillo insular creyó conveniente hablar a solas con Vitolo y Aitor Sanz. A su entender, una pareja que supone "una de las señas de identidad" del Tenerife.

Este tipo de reuniones solo con los jugadores de una determinada línea del campo ya fueron frecuentes a la llegada del entrenador tinerfeñista al cargo. De hecho, nada más producirse su desembarco optó por verse y hablar con los componentes de su plantel en grupos y en función de sus respectivas demarcaciones.

Acabado el entrenamiento, dio la cara el capitán, Suso Santana. El atacante de Taco significó que no ven motivos a un desvanecimiento súbito como el del equipo en la segunda mitad de Soria, en la que encajó hasta cinco dianas. El isleño abogó por hacer "borrón y cuenta nueva" para tratar de vencer al Nástic. "Más vale que esto sea al principio y no sea algo continuo a lo largo del año; debemos tener los pies en el suelo, estar tranquilos y avanzar partido a partido", resumió.

"Darle vueltas a lo ocurrido tampoco nos va a llevar a nada", opina Santana, que no sabe qué pasó. "Supimos reaccionar y levantar un gol en contra, pero luego después del descanso ocurrió lo que no puede ocurrir en un partido", concluyó. El grupo retoma nuevamente los entrenamientos esta mañana en El Mundialito, ya con los cinco sentidos puestos en el debut en el Heliodoro.

Solo jugar media hora

Suso se refirió ayer a su estado físico actual y a sus sensaciones en el primer partido de liga, que significó su reaparición tras someterse en verano a una artroscopia. "A medida que iban pasando los minutos me iba costando más aguantar", admitió el futbolista
"No se pactó nada con el entrenador, soloq ue no podía aguantar más de 60 minutos y pedí el cambio", admitió el capitán de los blanquiazules. En este sentido, recalcó que espera "estar mejor" para el próximo choque en casa. "Trabajaré para llegar en las mejores condiciones al domingo. Me gustaría seguir ahí [de titular], pero no depende de mí, sino de las decisiones que tome el míster. Yo estoy para ponérselo difícil", cerró.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine