Atletismo

El último lanzamiento de Germán

El atleta del Tenerife CajaCanarias se despide de la élite después de haber logrado 23 medallas en competiciones oficiales

25.08.2015 | 02:00

No muchos atletas pueden despedirse con 24 medallas en campeonatos nacionales a sus espaldas, no todos tienen la sangre fría para anunciar su despedida después de haber terminado en sexta plaza en el último Campeonato de España Absoluto. Este es el caso de Germán Millán, uno de los grandes del atletismo nacional que después de 27 años de actividad ha decidido poner fin a su vida como deportista de élite.
Es, quizás, la decisión más importante de su carrera deportiva: "Mi vida es 100% atletismo y el momento de decir adiós ha sido muy duro por momentos". El lanzador de peso del Tenerife CajaCanarias ha tomado la determinación cuando aún sus marcas les sitúan entre los mejores del panorama nacional: "Lo que siempre he tenido claro desde pequeño es que no quería que el atletismo me echara a mí. Después de tanto trabajo, quería irme en lo más alto posible. No quiero seguir en las pistas para que llegue el momento de no sentirme competitivo".
"Mi nivel de exigencia no me permite competir sabiendo que no voy a estar en mis mejores registros",continúa. "He lanzado 19.34 y ya sé que no voy a lograr marca personal y es muy difícil que vuelva a conseguir medalla en un nacional o ser internacional con España. Empezar una temporada sin un reto fijo, para una persona que lo ha tenido y conseguido, es muy difícil".

Estar en la élite en una disciplina como el atletismo supone muchas veces llevar al cuerpo hasta exigencias máximas: "Yo he llegado a hacer hasta 12 sesiones semanales de entrenamiento y mi cuerpo ya no me permitía realizar más de cuatro. Durante muchos años ha sido una dura lucha con los dolores, superando graves problemas de espalda y de rodilla sin pasar por el quirófano. Últimamente esto me ha impedido hacer técnica de lanzamiento, lo que a la postre repercute en la inseguridad como deportista. Si lo que quiero es lanzar y no puedo sino en un reducido número de ocasiones, ¿para qué seguir?".

Millán se ha labrado un brillante palmarés. Ha sido 13 veces internacional absoluto, con presencia en un Mundial Universitario disputado en Bangkok, cuatro Copas de Europa de Lanzamiento y unos Juegos Iberoamericanos. De los 24 metales que ha colgado en su cuello, 14 fueron logrados en categoría absoluta. En el 2007 llegó una de sus grandes conquistas: la medalla de oro conseguida en San Sebastián, rompiendo entonces 13 años de imbatibilidad del gran Manolo Martínez. También encuentra entre sus éxitos dos ligas y dos copas conquistadas con el Chapín de Jerez. "No es nada sencillo mantenerse tantos años arriba, es el premio a la constancia".

Estos brillantes logros no le impiden al mayor de los hermanos Millán hacer un inciso cuando se le pregunta por el mejor momento en esta intensa vida como atleta: "El mejor momento fue cuando le pude dedicar una medalla en un Campeonato de España en Zaragoza a mi abuela que había fallecido en meses recientes. Me hizo más feliz incluso que cuando gané el oro".

La competitividad es una de las líneas maestras que ha marcado su vida de atleta, en ese espejo que es el atletismo, en el que muchas veces se compite contra uno mismo. En el 2007, en el Estadio Francisco Peraza, realizó su mejor lanzamiento de todos los tiempo, 19.34, registro que entonces supuso la segunda mejor marca española de la historia. Ahora se mantiene quinto en el escalafón histórico nacional: "Cuando logras objetivos, por ejemplo, una marca personal, se produce una alegría enorme. Romper las barreas personales produce una sensación indescriptible".

El apoyo de su familia ha sido fundamental. Su padre Miguel Ángel Millán ha sido su consejero y entrenador: "No tengo más que palabras de agradecimiento". Y también para su hermano, Joaquín Millán, atleta también del Tenerife CajaCanarias (peso y disco): "Gracias a mi hermano he logrado llegar hasta aquí. Ha estado en los momentos buenos, en los malos y en los malísimos. He entrenado con él todos los días. Concebir mi carrera sin la ayuda de mi hermano, es difícil. Realmente no sé dónde hubiese llegado sin él". Con él, con Joaquín, logró un hito histórico en el deporte español: son los únicos hermanos en compartir podio en un Campeonato Absoluto en lanzamiento de peso.
Ahora su vida seguirá siendo atletismo: "Es de agradecer el hecho de que pueda seguir ligado a este deporte, tanto por la preparación de mis atletas como por continuar vinculado a la disciplina del Tenerife CajaCanarias. Lo valoro, pero a su vez tiene la variante de que no llegas a desconectar del todo y el proceso de despedida se ha un poco más complicado".

El último lanzamiento oficial de Germán Millán tuvo lugar el pasado de 2 agosto en la disputa del Campeonato de España Absoluto disputado en Castellón. Entonces fue el momento culmen, 27 años más tarde, el atleta se convertía en sujeto pasivo: "El día entero de la despedida fue muy duro. Logré mantener al margen las emociones pero ya en el momento del calentamiento era una continua lucha con mi cabeza. Al final, me despedí con mi mejor marca de la competición, 17.65. Después del lanzamiento no pude contener las lágrimas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine