Entrevista. Entrenador del CD Tenerife

Raúl Agné: "Prometo que vamos a recuperar el crédito que perdimos en Soria"

"A los aficionados les pido que sigan creyendo" , apunta el técnico blanquiazul

25.08.2015 | 03:12

El entrenador del Tenerife, Raúl Agné, aceptó dar explicaciones del descalabro blanquiazul en Los Pajaritos a los periodistas isleños desplazados hasta Soria. El estreno isleño resultó un fiasco por causas que aún no acierta a descifrar el preparador aragonés. El maño da la cara, pide disculpas y asume su responsabilidad. En sus manifestaciones, una promesa firme: recuperar cuanto antes el crédito perdido en el debut y sacar adelante el primer partido en casa, este domingo (Heliodoro, 19:30 horas) contra el Nástic.

Con un resultado imprevisto para los más pesimistas, ¿qué análisis hace de lo ocurrido el domingo en Soria?

Nos habíamos ganado un crédito desde el bloque y desde la cohesión grupal. Éramos un equipo fuerte y así lo demostramos durante toda la pretemporada, pero el domingo cometimos muchos errores defensivos. Fueron errores graves, groseros, y la fragilidad atrás fue grande. Metes tres goles fuera de casa y te hacen seis. Ante tal debacle, yo asumo todas las culpas y lo único que puedo decir es que soy el máximo responsable. Las equivocaciones fueron infantiles. Y es verdad que nadie se esperaba una segunda parte tan mala por nuestra parte. Habíamos hecho lo más difícil, levantar el partido y superar un gol en contra, y luego nos condenan cuatro o cinco balones colgados.

¿Encuentra explicación a un resultado así de abultado tras una pretemporada tan ilusionante?

La manera de perder es inexplicable para lo que estaba rindiendo este equipo en verano y en los amistosos de pretemporada. Lo que pasó fue que nos ganaron con demasiada facilidad. Fuimos demasiado débiles.

¿Una de las claves para entender la derrota es lo frío que entra el equipo a cada una de las dos mitades?

Cierto es que ya no entramos bien en la primera parte del partido, donde seguramente nos faltó contundencia. Y luego de recuperarnos con buenas acciones de ataque e incluso con opciones de Pedro para más goles, alguna de ellas muy clara, era cuestión de hacer el partido largo. Sabíamos del potencial de Julio Álvarez a balón parado y en las jugadas de estrategia porque lo habíamos hablado en el vestuario, pero ocurre que Dani mide mal. Es un error y hay que aceptarlo. Luego el 3-2 lo consiguen con suma facilidad y los demás goles llegan también a propósito de nuestra propia fragilidad. Por eso asumo la culpa, porque hasta la fecha no habíamos dado visos ni señales de ser así de vulnerables.

¿Hasta qué punto le trastocaron la baja en la última semana de Javi Moyano, que decidió abandonar el club, y la de Abel, cuya ausencia se confirmó el mismo día del partido?

Nosotros veníamos con una línea buena de juego y es verdad que habíamos decidido apostar por un bloque. El rendimiento del grupo nos estaba dando buenos síntomas. Javi Moyano lo había jugado todo, absolutamente todo en los partidos de pretemporada, y la defensa parecía bien encajadita. ¿La baja de Abel? Se levantó con vómitos y diarreas, con malestar, y claro que engañaría si dijese ahora que no trastoca. Pero no es solo eso. Es que en Soria fuimos un equipo mucho más separado y ancho de lo que veníamos siendo hasta la fecha.

Dijo que no le había pasado nunca algo similar en toda su trayectoria como entrenador.

Por eso no quiero focalizar el mal partido en los fríos inicios de cada parte. Es que esto no me había pasado nunca jamás. La segunda parte fue muy, muy, muy mala. Diría que hasta caótica. Y por eso asumo la responsabilidad como entrenador que soy. Si un equipo tiene ese desarrollo en el campo de juego, es que muchas cosas se han hecho mal. Ahora no queda otra que, ese crédito que nos habíamos ganado, recuperarlo. Prometo que lo vamos a recuperar y el domingo vamos a sacar el partido adelante. De hecho, le digo más: ojalá el próximo partido no se jugase el domingo sino mañana mismo.

En rueda de prensa también pidió disculpas por el comportamiento del equipo ante un estreno que tanta ilusión había despertado entre los seguidores blanquiazules. ¿Qué mensaje le enviaría a la afición?

Que sigan creyendo en lo que han visto hasta ahora. Para lo del domingo no quiero ni usar la palabra accidente. Porque no es ni normal lo que pasó ante el Numancia.

¿Cómo vio al vestuario después de la derrota?

Muy mal, pues todos queríamos entrar en la nueva temporada desde la ilusión y con un buen resultado. Sabíamos que nada sería igual que en la pretemporada y aunque llegamos al descanso como queríamos, por delante el marcador, luego nos meten cinco en la segunda parte y los chicos obviamente se han quedado tocados. Les vi hundidos, mal, como es lógico. Pero esa rabia no sirve, lo que hay que hacer es demostrarla en el campo.

Lo siguiente es el debut en casa. ¿Cómo afrontarán el próximo partido?

El domingo contra el Nástic haremos borrón y cuenta nueva. Está claro que hemos entrado con muy mal pie en la competición, pero ahora nos toca levantarnos y seguir.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine