Fútbol . CD Tenerife

Soria, kilómetro cero

El Tenerife emprende la nueva temporada con el ánimo de reafirmar sus excelentes prestaciones de la pretemporada

23.08.2015 | 04:08
Soria, kilómetro cero

El Tenerife se presenta hoy en Soria (Los Pajaritos, 19:30 horas) con la reválida más difícil ya superada. Se trataba de mudar la desazón y poner optimismo donde antes solo había apatía. Lo ha conseguido el representativo a través de un verano agitado, intenso, de menos a más. Tras la impaciencia por la demora en los fichajes llegaron los resultados positivos, las sensaciones felices y, al fin, las buenas noticias en la ruleta del mercado. Hay más vaticinios felices que fatalistas en el kilómetro cero y, en él, el nacimiento de nuevas ilusiones, expectativas, sueños y pronósticos.

Nadie cuenta con el Tenerife de Agné salvo el propio Tenerife. Mientras las casas de apuestas, los gurús de la Segunda y el resto de entrenadores miran hacia Zaragoza, Almería, Córdoba o Valladolid, hay una tropa de blanquiazules que cree. No es un optimismo con los ojos vendados. Más bien al contrario, quienes sitúan al representativo en el furgón cabecero lo hacen desde el conocimiento. Una pretemporada sin máculas, una progresión creciente, un entrenador que sabe lo que hace.

La trayectoria alcista del verano sitúa al cuadro chicharrero en un momento presuntamente óptimo para arrebatar al Numancia, primer rival, los puntos que abren el campeonato. Idéntico cartel al del cierre del curso anterior pero nervios diferentes. Ahora los puntos sí que valen. Así que saldrán a por todas locales y visitantes con dos formas diferentes de entender el fútbol pero el mismo objetivo: ganar para ahuyentar dudas y atraer adeptos. Saben bien Arrasate y Agné los efectos que tendría un resultado feliz. Para el Tenerife, por lo pronto, alimentar el número de abonados y, lo que es más importante, la propia fe.

Los movimientos de última hora (la salida de Moyano, las venidas de Tommy y Cristian) no influyen en demasía en las intenciones insulares: seguridad en el funcionamiento defensivo, confluencia de tres pivotes en el once y la permanente obsesión por dejar solos a los delanteros en el duelo a dos con los porteros rivales. Pedro y Cristo González, que ha ganado la partida a Nano, serán beneficiarios de un sistema que juega para ellos. Será el de Agné el mismo once de los últimos ensayos con la novedad reluciente de Aurtenetxe, fichaje de Primera para apuntalar un sitio cojo, la izquierda, ahí donde el Tenerife hacía aguas antaño.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine