Fútbol . CD Tenerife

Quico de Diego, fe en la cantera

El entrenador del filial, orgulloso de ver el primer equipo "casi repleto de futbolistas de la tierra"

17.08.2015 | 08:19
Quico de Diego, fe en la cantera

El Tenerife es hoy sinónimo de buen trabajo en la captación y promoción de los futbolistas canarios. Buena parte de la responsabilidad es de Quico de Diego, persona de confianza del presidente, Miguel Concepción, y jefe por tercera temporada de un filial que va a más. Aunque los resultados deportivos no del B han sido óptimos en el último curso, "lo principal" es que sirva como escala previa para los jugadores blanquiazules antes de aterrizar en la élite. "Eso es lo fundamental", indica, "aunque tampoco es algo que esté reñido con que nosotros podamos competir bien". "Independientemente de que haya futbolistas que suban o bajan, claro que aspiramos a ganar siempre", comenta.

El técnico sureño recuerda que trabajan "sobre una serie de jugadores, no solo los el B sino los de otras categorías". "Estamos consiguiendo que los futbolistas promocionen, y ahí están los datos. La presencia masiva de canteranos en el primer equipo es algo que nos motiva a seguir trabajando y una realidad que nos tiene súper contentos", aduce De Diego, quien remarca que la eclosión de talentos como Cristo González, Nadjib u Omar "es un orgullo" para los preparadores de la base.

"Es buena señal que nuestros chicos lleguen a la dinámica del primer equipo con Raúl Agné y apenas noten el salto considerable que hay entre Tercera y Segunda", completa Quico, quien sueña con "un primer equipo casi repleto de canteranos, de gente formada en la base". "Son los futbolistas los que marcan su propio destino y hay algunos que están demostrando cuál es el camino para triunfar", expone. A los que ya están en el conjunto profesional pronto podrían sumarse otros.

Entre los canteranos llamados a llegar lejos figuran tres venidos desde Gran Canaria hace solo unos meses: los gemelos Óscar y Ale González, así como Roberto Bolaños. "Al primero de ellos le ha venido bien subir arriba a entrenar con los mayores, y en cuanto a Ale, está trabajando muy bien igual que Bolaños. Pero todavía les falta adaptarse a nuestra forma de trabajar en la base del Tenerife. En un mes o dos darán un nivel más alto", vaticina Quico.

"A los jugadores osotros intentamos llevarles por el buen camino, transmitirles conocimiento y darles las herramientas para que lleguen al fútbol profesional", concluye. En cuanto a Cristo González, ariete en el que se centran todas las miradas, indica que "con sus últimos pasos ha acertado plenamente". Y así se lo reconocen en el club. "Está en un buen momento y ojalá lo aproveche para dar muchas cosas buenas al Tenerife", finaliza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine