Fútbol. Segunda División B

Talento canario de bronce

El ascenso del Mensajero, las cesiones del Tenerife y la migración de los jugadores que estaban en Las Palmas Atlético multiplican el número de isleños en Segunda B

10.08.2015 | 03:37

En solo unos días, el Mensajero llevará la bandera de las Islas por todo el país como único representativo canario en el tercer escalafón del fútbol patrio. Solo con Las Palmas (Primera) y Tenerife (Segunda) por delante, el ascenso conquistado in extremis contra el Pontevedra erige al histórico club palmero como una referencia insoslayable del balompié de Canarias. No obstante, la responsabilidad de representar al Archipiélago la compartirá este año con un largo catálogo de futbolistas esparcidos por su grupo y los demás.

Señal de que la proyección de los jugadores isleños está creciendo exponencialmente a lo largo de los últimos años, en la campaña 2015/16 habrá una embajada tan grande como nunca antes en la división de bronce, la que precede al fútbol profesional. El incremento de representantes isleños en Segunda B es especialmente notorio entre los tinerfeños. Más de una decena jugarán esparcidos por toda la geografía nacional el campeonato que arranca en tan solo dos semanas.

Uno de los motivos que explica el crecimiento del número de chicharreros en esta competición es precisamente el ascenso rojillo. En el Mensa seguirán los tinerfeños Rayco, Jaime y Dani Hernández, tres de los grandes baluartes del inolvidable éxito del curso pasado. El club ha tenido en consideración su trabajo en el ejercicio 14/15 y les ha renovado su contrato. Se suma a ellos otro jugador nacido en la isla del Teide, el exblanquiazul Alejandro Mendoza, Moreno, que ha decidido poner fin a su exótica etapa maltesa y ha vuelto a Canarias para enrolarse en el plantel palmero.

Fuera de Canarias habrá también un considerable número de chicharreros en el fútbol de bronce. Otro motivo para explicar tamaño movimiento migratorio es la decisión adoptada por el Tenerife, que ha cedido a varios de los jugadores que debutaron con el primer equipo en Segunda y a los que ya la Tercera -donde milita el filial blanquiazul- se les queda pequeña. Al filial del Nástic ha ido a parar el guardameta Nauzet, que aspira a tener más fortuna que el también cancerbero Ángel Galván el año pasado (en el Ferrol) y apunta a titular en las filas de La Pobla. A Algeciras, entretanto, ha ido a parar Cristo Díaz, que parte con la misma aspiración de sumar muchos minutos. A cada uno de ellos les acompañará otro jugador prestado por el Tenerife: el catalán Víctor a Nauzet y el andaluz Santi Luque a Cristo.

El curso que abre el telón este mes servirá también para exhibir el talento bajo palos de Carlos Abad en el Madrid Castilla, aventura que supone cumplir un sueño para el portuense. En su caso ha ido cedido por dos años (con una opción de compra fijada al cabo de cada una de las temporadas de contrato) y será entrenado por Zinedine Zidane. Los primeros amistosos estivales le confieren el papel de protagonista principal en el proyecto del que fuera internacional francés. Es, sin duda, uno de los arqueros canarios con más proyección.

Hay todavía otro factor más que alimenta el aumento de jugadores chicharreros en este tercer nivel nacional. Se trata del descenso de Las Palmas Atlético a Tercera, el cual ha derivado en la salida de los chicharreros que militaban en su plantel. Germán ha ido a parar al Murcia mientras Jesús Álvaro y Ayoze Placeres ya comparten vestuario en el Cartagena. A apenas unos pocos kilómetros de distancia tendrán a Yeray, curtido en mil batallas (en el Real Unión y el Guijuelo) y ya preparado para el reto superlativo que le ofrece el Murcia.

Otros con un recorrido ya andado en estas lides son los íntimos amigos Borja Hernández y Airam Benito, ambos con solvencia de sobra para despuntar en sus nuevos clubes y seguir creciendo. El primero, hijo del excapitán tinerfeñista Toño, militará en el Jumilla. El segundo, tras probar fortuna en el Ronda malagueño, el Marbella, el Conquense y algún otro equipo más, es ya de La Hoya Lorca, donde coincide con Sandro, formado en la cadena de filiales y que también pasó por Las Palmas B. Están, como el resto de chicharreros de la división, en un año crucial. La competitividad creciente en la Segunda B que viene hace pensar en que será este torneo el mejor escaparate posible para que todos enseñen sus mañas. Su talento isleño de bronce.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine