Entrevista.

David Rivas: "El ayuntamiento piensa que nos hace un favor cediéndonos una piscina"

"Me siento desilusionado por el apoyo institucional, que prácticamente es cero", afirma el presidente del Waterpolo Acuasport Echeyde

10.08.2015 | 03:37
David Rivas posa con un balón de waterpolo en el Parque Bulevard de Santa Cruz.

La renuncia del Poble Nou por motivos económicos abría las puertas de la División de Honor a un Acuasport Echeyde que durante estos últimos años se ha labrado, con merecimiento, un sitio en la élite del waterpolo español. Solventado sobre el papel el asunto monetario que suponía el salto de categoría, el cuadro chicharrero solo necesitaba superar otro escollo, el disponer de una piscina de 50 metros. Condición, teóricamente, asumible, pero que finalmente se convirtió en la pena de muerte para el cuadro santacrucero, que no dio en la Isla con ninguna pileta de estas características. Su presidente, David Rivas, habla claro y denuncia una falta de apoyo por parte de las instituciones públicas locales, en especial el Ayuntamiento de Santa Cruz y el Cabildo, para no aprovechar "un tren que tardará mucho tiempo en volver a pasar"

¿Asumida ya la renuncia ? ¿Ha costado teniéndolo tan cerca?

Otra no nos queda. La verdad es que tenía esperanza porque sabíamos que iba a renunciar el Poble Nou. Y por eso nos reunimos con Carlos Alonso y Cristo Pérez, a los que les comentamos la posibilidad de estar en Division de Honor y que la verdadera problemática era la piscina. Ellos quedaron en hablar con el RC Náutico porque era la única opción que había en Santa Cruz. Yo quería ir de la mano de ellos y del ayuntamiento, pero me dijeron que me preocupara. En principio parecía que había buena predisposición, e incluso nos pidieron los horarios de entreno y los de partido, que eran 11 sábados en ocho meses. Pero al final nos comentan que no pueden cerrar la piscina, mientras que la consejera de Deportes nos dice que más no puede hacer. Y con esa puerta cerrada las opciones son muchos más pequeñas.

Lo más paradójico es que la renuncia no es directamente de tipo económico...

No. Porque ya habíamos hablado con la plantilla y los chicos estaban dispuestos a jugar cobrando las mismas cantidades que en Primera, sabiendo que íbamos a perder casi todos los partidos y que la permanencia nos la íbamos a jugar en seis encuentros. Había ilusión y gente que quería venir. Además en desplazamientos la División de Honor es más barata porque prácticamente todos los viajes son directos a Barcelona. Más gastos federativos pero más ingresos por patrocinio, pese a que la subvención del Cabildo se mantenía. Haciendo números cuadraba, pero si no tienes piscina no hay nada que hacer...

¿Se explica que sólo haya en la Isla cuatro piscinas que reúnan lo solicitado para jugar en división de Honor?

Bueno, en este aspecto llevamos retraso de muchos años respecto a Gran Canaria. Aquí se hizo en su día un plan insular de piscinas, casi metido con calzador, por parte de una empresa privada. Son 10 piscinas lúdico deportivas en las que no se puede realizar ninguna competición oficial de natación, sincronizada ni waterpolo. Las únicas son la de Santa Úrsula y Guía de Isora, pero ambas de 25 metros. Luego, por ejemplo, está la piscina del Puerto, que lleva mal 20 años.

¿Echó en falta una mayor implicación de alguien?

Bueno, parto de la base de que yo tengo otro concepto sobre cómo debería ser la política deportiva insular, que es muy distinta a la de los políticos que tenemos. Me sorprende por ejemplo, cuando Cristo Pérez me dice que no puede hacer nada más por ayudarnos. Me sorprende que la nueva concejal del ayuntamiento de Santa Cruz, Verónica Meseguer, me diga que más allá de la línea de subvenciones no tienen capacidad para ayudarnos, ni echándonos una mano con un patrocinio. Tengo la sensación de que les da exactamente igual que nosotros estemos en División de Honor, en Primera, o que no haya equipo de waterpolo en el municipio. Tengo la sensación de que el ayuntamiento piensa que nos hace un favor cediéndonos una piscina. Somos un club deportivo y creo que somos un pilar básico para la sociedad. Y eso no ha ocurrido igual con los ascensos en otros deportes. Aquí toca buscarte la vida, y llorar y llorar y llorar, y ni con esas. Nos ocurrió ahora y también hace cuatro años cuando ascendimos por primera vez y tuvimos que renunciar. Me siento desilusionado por el apoyo institucional, que prácticamente es cero. Al final es lo de siempre, por el interés te quiero Andres. Si hubiéramos sido otro equipo un poquito más mediático seguramente habríamos tenido todo el apoyo del mundo. Lamentó la decisión del RCNT porque creo que algo le deben a la sociedad de Santa Cruz.

¿Cree que si el ascenso se hubiera producido antes de las pasadas elecciones hoy el Echeyde estaría en División de Honor?

No lo sé, no lo sé. Tal vez el apoyo habría ido un poco más allá de hacerse la foto. Pero quiero pensar que un dirigente político no tiene la cabeza todo el puñetero día en las elecciones. La sensación que me da es que no hay implicación cuando esas instituciones sí que tienen recursos tanto económicos como personales. Parece que esos dirigentes no saben lo que es el deporte.

De todas formas, y con las experiencias anteriores de casi ascenso, ¿no se podía haber previsto algo antes el salto logístico a la División de Honor?

No porque no estaba nada claro que se pudiera ascender. Fuimos terceros o cuartos casi todo el año y sólo al final nos metimos arriba. No creo que, por ejemplo, hubiera cambiado nada en la reparación de la Acidalio Lorenzo si avisamos mucho antes.

¿Tiene la sensación de que ya le han pasado todos los trenes de la élite a su equipo?

El tren, el AVE, el cercanías... De hecho este año en Primera no haremos ningún fichaje y saldremos con la gente de aquí. Tenemos siete u ocho jugadores con un buen nivel, pero al resto le falta mucho por llegar. Estar arriba sería un milagro y ya luchar por ganar la liga es que ni lo contemplo. Juan Pablo Sánchez seguirá de entrenador, mientras que Eridu Alcalá se encargará de las categorías inferiores. Estamos buscando que se trabaje más intensamente con los chicos que vienen de abajo para intentar meterlos lo antes posible en el primer equipo. Estamos hablando, al menos, de cuatro años de transición.

¿Teniéndolo tan cerca, en Gran Canaria se hubiera renunciado?

No, no. En Gran Canaria se tiene otra política totalmente diferente. Más apoyos, más instalaciones, entre ellas varias piscinas cubiertas de 50 metros, cuando aquí no hay ni una sola.

¿Dan ganas de dejarlo?

Todos los años me planteo tirar la toalla, sobre todo al acabar la temporada, que acabas muerto. Y ahí ha influido el tema económico, si bien aforunadamente hemos logrado una cierta estabilidad frutó de una buena gestión. Pero esto es como una droga y encima ves que cada año tienes más niños y la ilusión es mayor. Es verdad que me veo solo en todo esto y eso quema. Nadie en la directiva cobra y es lógico que se impliquen sólo hasta un cierto punto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine