Fútbol. Un tinerfeño en el exilio

Acordes de 'Champions' para Tomi

El ex del Tenerife, a 180 minutos de cumplir su sueño y plantarse con el Rapid en la mejor competición del mundo

10.08.2015 | 03:37
Acordes de 'Champions' para Tomi

Tras expirar su etapa en el Tenerife y no triunfar en el Logroñés, adonde en busca de los minutos que de blanquiazul se le negaron, Tomi Correa (Puerto de la Cruz, 1984) fue a parar al Tegueste. El regreso a Tercera División, que para muchos significa el ocaso, resultó en su caso un momento para coger impulso y explotar definitivamente. Fue entonces cuando recibió la llamada que le cambió la vida. "Claro que me acuerdo", responde cuando se le pregunta por aquel instante clave en su carrera.

A Tomi le ofrecieron probar en Austria y no se lo pensó dos veces. No le importó la distancia ni variar hábitos, idioma y hasta el tipo de fútbol, bien diferente el centroeuropeo que el español. Correa recaló en un modesto conjunto de segunda categoría cuyo nombre resulta impronunciable. El caso es que le fue bien. El SC Rheindorf Altach le recibió con los brazos abiertos y se aferró a sus goles, un montón, para conseguir sus objetivos y seguir adelante.

El isleño no tardó demasiado tiempo en erigirse en un referente. No pocos clubes pujaron por sus servicios hasta que aterrizó en el Grodig, en 2013, paso previo a su fichaje por uno de los grandes. Hace meses que se conoce en Austria que el histórico Rapid le había atado ante la oposición de otros muchos. "Era una oportunidad ante la que no podía decir no", explica el exblanquiazul, que ahora percibe que un sueño de niño está próximo a ser realidad.

Una aspiración inimaginable

"Cuando jugaba en el Tegueste ni me planteaba que algún día jugaría la Champions". Solo una ronda le separa de escuchar en el mismo césped el himno de la competición continental más importante del mundo. "Hemos tumbado al Ajax, que partía como favorito". La eliminatoria, repleta de suspense, se resolvió en Amsterdam y contra todo pronóstico. "Fue un 2-2 en Viena y 2-3 allá", indica Correa, que acaba de conocer cuál será su último escollo antes de la fase de grupos. A los suyos les espera el Shakhtar ucraniano y a él, el reto de zafarse de la competencia y ser titular. La presencia de delanteros de postín en el primer equipo del Rapid y alguna inoportuna lesión estival le han apartado de las alineaciones. Pero Tomi no se rinde. El mismo ariete espigado y oportunista de siempre, solo que ahora enfundado en los colores de uno de los clubes europeos con mayor solera. La historia de la calabaza convertida en carroza. O sea, el modesto jugador rechazado por el Tenerife y caído al Tegueste... ahora a 180 minutos de la Liga de Campeones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine