Fútbol. CD Tenerife

El derbi anima la pretemporada

El Tenerife, a reproducir contra Las Palmas las buenas sensaciones que ofreció en la presentación

01.08.2015 | 02:00

Tras ofrecer dos versiones bien diferentes en sus más recientes comparecencias, el Tenerife aspira hoy a enseñar su mejora cara. Si contra el Sporting dejó buenas sensaciones y se mostró como un equipo competitivo, ante el Ibarra el miércoles arrojó más dudas el rendimiento de un equipo con más presuntos suplentes. Hoy, el invicto conjunto blanquiazul (tres triunfos y un empate) se enfrenta a uno de los mayores retos del verano con la disputa de la ya tradicional Copa Mahou. El envite de ida del cervecero torneo, que alcanza su cuarta edición, será la última cita en el Heliodoro antes del comienzo de liga y un duelo especial por todo lo que cualquier derbi comporta.

Llega Las Palmas con vitola de equipo recién ascendido y aún con la plantilla por completar. Con un nivel teóricamente muy superior al de la escuadra blanquiazul, la UD también tratará de dar un salto en sus prestaciones estivales tras haber jugado amistosos asequibles ante rivales menores (una selección de Tunte y el Mensajero, de Segunda B). Apelará el Tenerife a la motivación propia de estos clásicos para limar las evidentes diferencias entre ambos representativos y brindarle buenas noticias a una afición necesitada de alegrías.

El Heliodoro mejorará la afluencia de espectadores que se registró el fin de semana pasado y luego despedirá a un equipo al que ya no volverá a ver hasta fin de mes. Será ya en competición oficial –contra el Nástic– y con el plantel nutrido de los refuerzos que faltan.

Agné ya ha advertido de que se tomará el encuentro muy en serio. Sus declaraciones son un aviso de que muy probablemente opte por un once de titulares. La cita está repleta de alicientes. Entre ellos, lapresencia en cancha de los dos nuevos refuerzos, Germán y Pedro Martín, que aspiran a confirmar el regusto dulce que dejó su bautismo en casa. Lo mismo que los canteranos Omar y Nano, los más sobresalientes de toda la pretemporada.

Al entrenador del representativo le gustan este tipo de partidos de exigencia máxima. No obstante, este calendario de espinas –hasta cuatro duelos contra rivales de Primera–es un arma de doble filo. El riesgo de concatenar una serie de resultados negativos agitaría el debate sobre la conveniencia de fichar ya. Eso sí, vencer sería convencer. Los efluvios de un triunfo ante la Unión Deportiva, aunque sea en pretemporada, sería de una magnitud potente y revitalizaría el ánimo cuando más hace falta. Como bien dice Agné, un derbi siempre es un derbi.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine