El amanecer de Álex Mieza

El maestro barcelonés, afincado en Tenerife hace más de una década, imparte disciplinas que facilitan la búsqueda del equilibrio emocional y espiritual

05.07.2015 | 23:43
Álex Mieza se ejercita en su última visita a China.

Llegar a dominar un disciplina requiere de un camino muy largo. Cuando esa disciplina es un arte, que además es marcial y que proviene de China, esa senda podría parecer interminable. Una cosa es ser practicante y otra muy distinta ser considerado un maestro. Alex Mieza, un barcelonés asentado en La Laguna desde hace más de once años, posee el título de maestro, una condición que se ve reflejada por sus éxitos internacionales. Hace unas pocas semanas, en Taiwan, se proclamó campeón del mundo en la modalidad de Kuachi (Lucha China) y subcampeón en Formas a Mano Vacía y Formas con Arma Corta.

Mieza empezó sus estudios en las artes marciales de muy pequeño y desde entonces no ha dejado de evolucionar en una búsqueda que le llevó a pasar por varias disciplinas marciales orientales. Adentrándose y profundizando en ellas desarrolló unas condiciones físicas considerables que le motivaron a seguir buscando un poco mas allá, hasta lograr encontrar la más adecuada y benéfica para la evolución de su cuerpo y mente.

"Conocí a un profesor de Puerto de la Cruz en Barcelona y me vine a dar un curso de Tai Chi. La verdad es que estaba un poco saturado del ritmo de vida de Barcelona y como en este camino de las artes marciales lo que uno busca es un equilibrio emocional y espiritual tenía ganas de ir a un sitio con un entorno más natural y eso lo encontré en Tenerife. En realidad vine a probar, a dar el curso y a estar unos días. Me gustó vivir aquí, la tierra, el ritmo de vida, la gente... Todo era y es más acorde con lo que estaba buscando. Me empezaron a salir clases en Santa Cruz y La Laguna y casi sin darme cuenta ya tenía un buen grupo de alumnos", asegura Mieza.

El maestro lagunero hace un recorrido histórico por esas disciplinas. Explica que "el chino es un idioma complicado. Históricamente se usaron muchos términos como sinónimos para denominar las artes marciales tales como Gong Fu o Kung Fu, Wu Shu, Kuo Shu , Quan Shu, Wu Ji, etc".

"Dentro de los diferentes términos actuales para referirse a las artes marciales chinas, la palabra Kuoshu es la abreviación de Guo Jia Wu Shu (Artes Marciales Nacionales). Este término se empezó a emplear a principio del siglo XX. En ésa época el país del centro, China, estaba pasando por muchas invasiones extranjeras con lo que se estaba de alguna manera poniendo a prueba la fortaleza tanto física como territorial de los chinos. Muchos artistas marciales se juntaron bajo el lema de Para fortalecer el país, hay que fortalecer el cuerpo y con ello crearon escuelas de artes marciales para este fin. Ahí fue cuando se empezó a emplear el término de Kuoshu para designar a las artes marciales autóctonas, creando así una imagen de unidad nacional", señala.

Fue en 1978, en respuesta al desarrollo de las artes marciales a nivel internacional, cuando se estableció definitivamente la International Chinese Kuoshu Federation (ICKF), con sede en Taiwán. La Federación Internacional de Kuoshu cuenta con una afiliación de 64 países de todo el mundo. La cúpula de esta federación está gobernada por una serie de maestros de avanzada edad provenientes de líneas muy tradicionales de artes marciales, es bastante visible durante el desarrollo de los eventos de esta federación como su metodología y modelo de organización cumple unas estrictas normas de estructuración y de conducta similares a las de un entorno militar. Así pues, si hablamos exclusivamente de Artes Marciales Tradicionales Chinas, la máxima competición a nivel mundial es el Campeonato del Mundo de Kuoshu organizado por la ICKF donde se compite en varias modalidades como las de Formas con mano vacía, Formas con armas, Combate de lucha china (Kuachi) y Combate libre (Leitai).

Alex Mieza se adentró en las Artes Marciales Chinas, donde descubrió el Kung Fu, el Tai Chi, el Qigong, la Meditación, y la filosofía del Taoísmo. En estas diferentes disciplinas descubrió un mundo repleto de ejercicios para desarrollar las diferentes áreas que necesita el cuerpo humano para una correcta evolución de sus características. Con el Kung Fu descubrió multitud de ejercicios marciales, un sinfín de técnicas de defensa personal, un progresivo desarrollo de la elasticidad, control de la fuerza, de la potencia, de los reflejos, de la coordinación, y del manejo de multitud de armas tradicionales chinas como sables, espadas, palos, lanzas y alabardas. Con el Tai Chi descubrió el control corporal, la relajación muscular, la fluidez del movimiento, la corrección postural, la eliminación de tensiones y el fortalecimiento de las articulaciones, de la estabilidad y del equilibrio. Con el Qigong y la Meditación descubrió el control de la respiración, del control de la mente, de las emociones, de la regulación de las funciones fisiológicas y del trabajo de la energía interna.

Estuvo estudiando durante años en distintas escuelas de España donde conoció a maestros nacionales de gran calidad técnica y con los que sigue manteniendo una estrecha relación a día de hoy. Una vez alcanzado un nivel de práctica considerable decidió que para seguir profundizando en sus estudios dentro de estas artes debía embarcarse en numerosos viajes que le llevarían a entrenar y conocer las mejores escuelas de China, y así lo hizo. Alex Mieza ha estudiado bajo la dirección de conocidos y reputados maestros en diferentes partes de China y ha pasado por importantes escuelas de Kung Fu y Tai Chi, algunas tan famosas como las ubicadas en el famoso Monasterio de Shaolin, en la mítica Montaña de Wudang, e incluso en la Universidad de Deportes de Beijing, donde entrenan los equipos de élite de los estudiantes de Wushu, ya que en China el Wushu (Kung Fu) es una especialidad dentro de la carrera de Educación Física.

"Las películas han falseado mucho las verdaderas artes marciales. Se han hecho muy cómicas o en el caso de Bruce Lee le han dado un sentido que quizá no es el más adecuado para el Kung Fu por cómo era Bruce Lee o cómo practicaba. El Kung Fu tiene mucha variedad de estilos, formas y métodos y Bruce Lee seguramente sí que ha sido el culpable de que hayamos podido tener acceso al Kung Fu. Creo que no es un referente del auténtico Kung Fu, porque de hecho en China se dice que era un actor, un fenómeno mediático más que un auténtico practicante. En China hay 500.000 artistas marciales, por decir un número, mucho mejores de lo que fue Bruce Lee", afirma.

Alex Mieza es actualmente discípulo directo del maestro taoísta Yuan Xiugang, en un linaje que se remonta al siglo XIV desde su creación por el famoso monje Zhang Sanfeng. Es a este monje a quien se le atribuye la creación de lo que hoy se conoce alrededor del mundo como Tai Chi. "Es uno de los maestros más importantes del mundo en el Kung Fu interno. Ha estado dos veces en Tenerife y nos ha costado mucho que venga porque es muy complicado que un gran maestro salga de su país. Para mí es un ejemplo a seguir por sus cualidades físicas, sus valores morales y ética de vida. Ha marcado y marca mi vida de una forma muy importante", revela Mieza.

En marzo de 2012 realizó la Ceremonia de Discípulos del linaje en las montañas de Wudang, en China, donde recibió su nuevo nombre taoísta Z? Xi?o –que traducido al castellano significa Amanecer–, pasando así a formar parte oficialmente de la 16ª generación del linaje taoísta de Wudang.

A nivel nacional trabaja conjuntamente con varias escuelas de la península ibérica para diferentes proyectos de formación, tecnificación y organización de eventos. El Maestro Alex es director nacional de arbitraje y responsable de varias áreas técnicas de la Asociación Española de Kuoshu (Artes Marciales Tradicionales Chinas), delegado de canarias de la Asociación Wudang Spain y jefe de estudios y docente en programas de formación de monitores en varias comunidades de España.

Ostenta el Cinturón Negro 4º Duan otorgado por el Departamento Nacional de Kung Fu de la Federación Española (RFEK). Como competidor ha participado en varios campeonatos nacionales de distintas organizaciones y federaciones donde ha ganando el 1er puesto en 3 ocasiones (2010, 2011 y 2013) y como seleccionador de canarias ha presentado a varios de sus estudiantes en campeonatos nacionales consiguiendo siempre primeros puestos en cada evento en el que han participado, contando asimismo entre sus alumnos con varios campeones nacionales.

A nivel internacional ha participado dos veces en el Campeonato del Mundo de la Federación Internacional de la República de China, obteniendo un 1er y 2º puesto. Ostenta también el Cinturón Negro 2º Duan otorgado por la Federación Internacional de Kuoshu (I.C.K.F.) y es también representante en España de la Academia de Kung Fu Tradicional de la Wudang Sanfeng Pai, ubicada en la montaña de Wudang en China.

El Maestro Alex Mieza se ha formado también durante los últimos años en el campo de la Medicina Tradicional China, en sus diferentes terapias y métodos preventivos para la salud. Con ello complementa sus enseñanzas con la eficacia que aporta el conocimiento del cuerpo humano y sus funciones orgánicas y fisiológicas, para regular y desarrollar la energía interna del organismo con la mayor calidad y eficacia posible.

De vez en cuando saca tiempo también para escribir artículos sobre las diferentes artes o disciplinas chinas que practica, muchos de estos artículos están publicados en la web de la Escuela Laoshan, y algunos de ellos publicados también en las más famosas revistas de carácter nacional especializadas en artes marciales, como las revistas El Budoka, Golden Dragon, Bushido y Neo. En estos últimos años ha aparecido también en radios y televisiones de canarias para mostrar y divulgar estas artes en diferentes programas.

A pesar de llevar ya mucho camino recorrido, Alex Mieza dice seguir teniendo la energía y la motivación necesaria para continuar promocionando en canarias estas ancestrales artes a través de eventos y seguir ofreciendo la posibilidad de mostrarlas al público en general, animando a todo el que lo desee a acercarse a ellas y probarlas, puesto que son accesibles y benéficas tanto para niños como adultos y mayores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine