Fútbol . CD Tenerife

Dos asuntos muy urgentes

El tiempo apremia para arreglar con Sandro y David Medina, futbolistas con los que el Tenerife no cuenta para esta temporada

30.08.2013 | 23:49

El tiempo se agota. Hasta el lunes tienen David Medina y Sandro Rodríguez para encontrar una solución a sus respectivas situaciones profesionales, a cada cual más difícil. Todo lo que sea postergar un remedio a su ostracismo en el Tenerife obligaría a buscar alternativas peregrinas, tales como su acomodo en alguna liga foránea donde el período para contratar aún esté abierto más allá de la próxima semana.
Los casos del centrocampista catalán y del atacante isleño son diferentes, pero en ambos confluye una constante: el cuerpo técnico no cuenta con ninguno de los dos. En cuanto a Medina, el barcelonés rebajó sus emolumentos hace un año a cambio de ampliar su vinculación contractual con la entidad. No obstante, tras lograr el ascenso a Segunda –incluso marcó uno de los tantos decisivos ante el Hospitalet–, se le comunicó que no entraba en los esquemas del club para el curso actual.
Medina y el club hablan desde hace semanas con el propósito de llegar a un entendimiento cordial que derive en la desvinculación definitiva del pivote. Las negociaciones son "duras y difíciles", dicen desde el callejón del Combate, pero en el Tenerife confían en que el asunto quede desbloqueado antes del lunes. La amenaza de una rescisión de contrato pende sobre el jugador, lo mismo que la fea posibilidad de quedarse un año entero en la situación vigente: el blanquiazul pertenece a la disciplina del Tenerife, pero se ejercita apartado de sus compañeros.
En cuanto a Sandro, los esfuerzos han sido ímprobos por parte del representativo y de su agente, Eduardo Chinea, para hallarle un nuevo destino. Ha sido ofrecido a distintos conjuntos de Segunda División B (Guadalajara, Toledo, Salamanca Athletic, Zamora) pero ninguna de las gestiones emprendidas ha fructificado. Una posibilidad aún factible es que se le otorgue la carta de libertad, pero es ahí donde surge otro problema. Mientras el Tenerife abogaría por dársela gratis, desde el entorno del delantero pedirían una indemnización. Es la cuestión que dificulta un posible acuerdo. Y es que el jugador, por contrato, está facultado a tener sitio y ficha en el equipo profesional 2013/14. Dicho de otro modo, esto obliga a los dirigentes de la institución a formalizar una gestión que cuesta nada menos que 23.000 euros.
Son éstas las dos únicas cuestiones que quedan por zanjar a Quique Medina, que ha hecho los deberes con antelación. La plantilla está cerrada en lo que a incorporaciones se refiere –así lo han aclarado el director deportivo y el entrenador a lo largo de la semana– y solo falta que se arregle este par de salidas. Ayer no se comunicaron novedades desde el club, lo que invita a pensar a que las partes han tensado la cuerda tanto como para llegar a las últimas horas hábiles de mercado con ambos asuntos por resolver. El tiempo apremia. Y mientras, los afectados por la situación sufren un final de verano que jamás imaginaron.
Antes, los también descartados Nico y Tarantino aceptaron irse. El segundo ya juega con el Cartagena.

Enlaces recomendados: Premios Cine