Fútbol. CD Tenerife
Alcorcón 10CD Tenerife
 

Un chasco para empezar

El Tenerife, de más a menos, cae ante el Alcorcón por culpa de un penalti por supuesta mano de Bruno en el minuto 95 (1-0)

19.08.2013 | 11:57
Ayoze lucha con un defensor del Alcorcón en una acción del partido de ayer.
Ayoze lucha con un defensor del Alcorcón en una acción del partido de ayer.

Al Tenerife le sobraron seis minutos y una decisión arbitral para no quedarse a cero en su regreso al fútbol de verdad. Dos años y pico después, la vuelta de los blanquiazules a Segunda trajo una decepción por el resultado y las formas: 1-0, penalti injusto y en la prolongación. La secuencia deja un trago largo de amargura por un final así, consecuencia de un penalti que el infractor (Bruno) niega con razón. El balón le dio donde la espalda pierde su nombre y el árbitro interpretó algo que no se sabe bien qué fue. Los reglamentos cambian con una frecuencia inusitada, año a año, a veces sin justificación aparente. Pero no tanto como para que un lance teóricamente futil se convierta en el elemento capital de 90 minutos. En realidad 101, puesto que un desgraciado lance con Cristo Martín acabó con el local Rubén Sanz en el hospital. Y el juego, como el pulso de muchos, estuvo parado por un buen rato. Luego, obviamente, hubo que añadir.

El representativo fue de más a menos en su reencuentro con la categoría. Empuñó buenos argumentos en el nacimiento de la contienda y dejó sobradas muestras de su apuesta por adherirse al cuero. Así llegaron las primeras aproximaciones al arco local, la mayoría sin veneno, pero advertencia inconfundible de que el partido estaba abierto. Aún sin dueño la contienda, pareció mejor el Tenerife que el Alcorcón. Luego, los amarillos se crecieron y exhibieron mayor solvencia, más argumentos, mejor cara. Dicho de otro modo, el reparto de puntos no habría sorprendido a nadie pero la victoria local tampoco es injusta.

Dispuso Cervera para el partido del debut un once con sorpresas por la inclusión de Bruno donde se esperaba a Alberto y por la presencia de Rico en el sitio reservado a Loro en todos los pronósticos. Errados los vaticinios, el que no erró fue quien creyó en la continuidad argumental en cuanto a la solidez defensiva del Tenerife. Ésa es y seguirá siendo una de las banderas del cerverismo. Y al que ya viera su proyecto en Segunda B no debió de llamarle la atención el empaque del equipo atrás. Ordenado, sensato y diligente, el conjunto blanquiazul se concibe y empieza en la defensa. Siempre. Así que duele más la derrota porque el partido serio de un inconmensurable Moyano, por poner solo un ejemplo, merecía que el portal acabase a cero.

La contienda tuvo sus dificultades. A las tempraneras amarillas para los dos pivotes blanquiazules (Ricardo y Aitor Sanz, ayer no muy entonados) se unió en la reanudación la expulsión justa de Raúl Llorente, que obligó a una segunda recomposición del equipo. La primera ya se había producido con alguna permuta –entró a cancha Quique Rivero– ante un panorama cada vez más desalentador. Había cogido vigor el Alcorcón frente a un Tenerife que se vio superado (a veces incluso desarbolado) con el paso de los minutos. Solo que sus ensayos de gol se vieron neutralizados por la zaga o por la escasa puntería propia. Hasta que intercedió el árbitro. Una mano (¿o fue trasero?) de Bruno acabó con Juli ante los once metros. Y su disparo ajustadísimo al palo izquierdo de Aragoneses acabó con la pelota en la jaula. Y por consiguiente, acabó también con el Tenerife.

La apuesta aseada de los blanquiazules en el tramo inaugural de su primer partido puede gustar al espectador, mas no del todo a Cervera. Faltó profundidad, algo más de oficio, finalizar las jugadas. Fue el diagnóstico que hizo el técnico chicharrero, certero por la noche en el resumen ante los micrófonos. Como equipo principante, es normal que en su Tenerife haya deficiencias. Pero ayer el ejercicio de voluntarismo blanquiazul ante un calor tórrido y sofocante merecía mejor premio. Como mínimo, que un árbitro no chafara en un minuto el trabajo de 101.

Alcorcón

Dani Giménez;
Nagore, Verdés, Babin, Ángel Sánchez;
Rubén Sanz, Sergio Mora, Juli;
Fernando Sales, Javito y Quini.

Cambios:
Jony por Rubén Sanz (57´)
Cristian Alfonso por Javito (69´)
Sergio Prende por Quini (84´)

1-0 (95´): Juli, de penalti.

Tenerife

Aragoneses;
Moyano, Carlos Ruiz, Bruno, Llorente;
Aitor Sanz, Ricardo León;
Chechu, Oscar Rico, Cristo; y Ayoze.

Cambios
Quique Rivero por Ricardo León (63´)
Alberto por Óscar Rico (73´)
Guillem Martí por Ayoze (86´)

Árbitro: Arcediano Monescillo (comité castellano-manchego). Expulsó por doble amonestación a Raúl Llorente (91´). Amonestó a Rubén Sanz y Verdés, del Alcorcón; y a Ricardo León, Aitor Sanz, Llorente, Alberto, Moyano y Chechu, del Tenerife.
Incidencias: Partido disputado en Santo Domingo ante unos 1.500 espectadores.

Noticias relacionadas

Deportes

Rafa Nadal en el Masters 1.000 de Cincinnati.
Rafa Nadal, número 1 del mundo tres años después

Rafa Nadal, número 1 del mundo tres años después

El balear vuelve a lo más alto de la clasificación mundial - Lo fue por última vez el 6 de julio...

El CD Tenerife ve "imposible" la cesión de Nano

El CD Tenerife ve "imposible" la cesión de Nano

La SD Éibar pide más de un millón de euros por el préstamo del delantero

Nadal cae ante Kyrgios y dice adiós a Cincinnati

Nadal cae ante Kyrgios y dice adiós a Cincinnati

A pesar de la derrota, el manacorí volverá a ser el número uno - Garbiñe Muguruza, a semifinales

La expulsión récord de Ramos y otras curiosidades de la primera jornada

La expulsión récord de Ramos y otras curiosidades de la primera jornada

El jugador del Real Madrid registró ante el Deportivo la decimoctava expulsión de su carrera

Un Heliodoro en precario

Un Heliodoro en precario

Los aficionados se quejan del estado de los baños y las cantinas del recinto insular

"Solo pensé en correr"

"Solo pensé en correr"

Edu Oriol, que militó en el Tenerife la temporada pasada, fue testigo de los tiroteos de Cambrils

Enlaces recomendados: Premios Cine