Tenerife aplaude a su héroe

Pedrito, el campeón de la normalidad, recibe con entusiasmo el cariño de los canarios
y es nombrado Hijo Ilustre de la Isla de Tenerife en el día de su regreso a casa

 02:57  
Pedro Rodríguez reparte autógrafos tras llegar a su pueblo de Abades, en Tenerife.
Pedro Rodríguez reparte autógrafos tras llegar a su pueblo de Abades, en Tenerife.  manuel lérida

MANOJ DASWANI
SANTA CRUZ DE TENERIFE
El momento de alzar al cielo la Copa del Mundo dura apenas unos segundos, pero la leyenda perdura para siempre. El nombre de Pedro Rodríguez Ledesma, Pedrito el de Abades, permanecerá indeleble en los anales de la historia del fútbol español porque su mérito es gigante y la felicidad que transmite, también. Ayer volvió a casa y en Tenerife reprodujo algunas de las sensaciones que ya se presentaron en él hace sólo seis días, ahí cuando en Johanesburgo se erigió en campeón con España y su grandeza, en Sudáfrica, se hizo mundial.

Ya había comprobado el isleño en sus propias carnes que la repercusión del título había sido colosal, de un tamaño que jamás habría imaginado. Fue en Madrid, el lunes, pero le faltaba a Pedro llegar a su tierra, volver a casa, abrazarse con sus amigos y, antes que nada, recibir de los canarios esta felicidad que contagia. "Esto es lo más grande", cuenta él, consciente de que ha hecho historia pero también de que ha llevado alegría y orgullo a muchos hogares de toda Canarias. "Y eso es lo que más valoro", cuenta, desbordado por tantas muestras de cariño y tantas señales de admiración. En definitiva, por tanto bullicio alrededor. Un autógrafo por aquí, una cámara por allá... Y así, hasta cientos en unos minutos.

Ayer, nada más aterrizar, otra vez volvió a sentir cerca las lágrimas asomando a su rostro. No era fácil contenerlas –no lo consiguieron su madre Montse ni su novia, Carol– porque resultó abismal la catarata de elogios y parabienes dedicados al tinerfeño. Sucedió en el salón noble del Cabildo, pasadas las tres de la tarde, una vez llegó con retraso el vuelo que le trajo de la Península, donde ha permanecido desde el martes con motivo de un compromiso –un campus en Andorra– que había adquirido hace semanas. "Ya tenía ganas de estar aquí", fueron en Tenerife sus primeras palabras.

Flanqueado por el presidente del Cabildo y el alcalde del pueblo que su familia eligió para vivir, Arico, Pedrito escuchó decir que de él "hay que aprender", que es "un ejemplo para mayores y pequeños", que su carrera "no ha hecho sino comenzar", que uno de sus principales valores es el afecto a sus raíces y que su talento es "universal". Como para no emocionarse. El acto, sencillo como el futbolista, fue una caldera de sentimientos. Primero fue recibido por las autoridades, luego atendió a sus alocuciones, a continuación tomó la palabra y, al fin, recibió el aplauso y la ovación de la gente. De su gente, centenares de vecinos venidos a Santa Cruz desde todos los rincones de la Isla.
"Sé que los míos me apoyan siempre y por eso el título lo he dedicado a Abades, a Tenerife, a toda Canarias", acertó a decir, aún con la sonrisa puesta pese al largo viaje y los síntomas, evidentes, de cansancio y agotamiento. "Ha sido una temporada larga", admitió, "pero todo ha valido la pena". Lo próximo, dicho esto, fue acercarse a su madre y a su novia, abrazarlas, y percibir sin equivocarse que aquello iba a ser inolvidable.

Vuelta a casa

Pedro Rodríguez Ledesma, desde el domingo el primer tinerfeño en convertirse campeón del mundo de fútbol, había arribado a la Isla en un vuelo que partió con retraso desde Barcelona y su primera parada en Tenerife había sido el Cabildo, con motivo de su nombramiento como Hijo Ilustre por parte de la corporación. A su casa de Abades irá a parar el pergamino blanco sobre fondo rojo que la corporación ha enmarcado en dorado para que lo conserve por siempre como señal "del orgullo indudable que produce en los tinerfeños" el éxito del canario, ganador de un Mundial de fútbol a los 22 años.

"No me esperaba algo así", dijo ayer sobre el recibimiento, multitudinario, mientras su madre sólo lamentaba que tan emotivo homenaje no contara con la presencia de su padre, Juan Antonio, trabajando ayer en la gasolinera por no haber obtenido permiso de su jefe para ausentarse unas horas. En realidad, otro detalle que descubre naturalidad, otro gesto más que convierte el de Pedro en el triunfo de la normalidad. "En realidad, él siempre ha sido así y su familia, también; es difícil verle enfadado", reconocía su novia, la simpática Carol, feliz por ver feliz a su Pedrito. Suyo y de sus padres, sí, pero ahora también de todo Tenerife.

  HEMEROTECA
Tenerife Deportivo

LIGA 2011-2012

Consulta todos los datos y la información más completa y actualizada de la mejor Liga del mundo.

 

Especial F1

Fórmula 1

Fórmula 1

Vive la emoción del Mundial de Fórmula 1 y sigue a Fernando Alonso en Ferrari

 

Motociclismo

MotoGP 2012

Moto GP

La actualidad de Moto GP, Moto 2 y Moto 3. Todo sobre el Mundial de Motociclismo.

 

Ranking de la liga

Deporte internacional

NBA
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO

Suplementos

 
 
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN |  LOCALIZACIÓN     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR  
laopinion.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopinion.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 

  

Aviso legal
 
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya