02 de abril de 2018
02.04.2018

'El Sermón del Bufón', de Albert Boadella, llega a Canarias en octubre

Habrá seis funciones en total: dos en Gran Canaria, dos en Tenerife, una en Lanzarote y otra en La Palma

02.04.2018 | 13:38
Albert Boadella.

Dirigido a personas con ganas de pensar, reflexionar y profundizar sobre todo lo que nos rodea a nivel político y social, El Sermón del Bufón, estará en octubre en Canarias. Es lo último de Albert Boadella (Barcelona, 1943), actor, dramaturgo e intelectual catalán en la cúspide del torbellino informativo. Parece que todos se apuntan a realizar algún comentario sobre El Sermón del Bufón, puesto que felicitan de manera incesante al artista que, también proyectará su obra en el Archipiélago en octubre.

Este evento no tiene nada que ver con la faceta política en la que ahora está sumergido el dramaturgo. Más bien tiene que ver con su faceta socio cultural y con una mente habituada a la inquietud. De modo que octubre distribuirá la experiencia vital de un hombre que ha dedicado la vida al teatro, a escribir, a pensar. Dos funciones en Tenerife (Teatro Guimerá), los días 5 y 6, dos en Gran Canaria (Palacio de Infecar), las jornadas del 7 y 8, una función en el Teatro Salinero de Lanzarote (9) y el día 11 en el Teatro Circo de Marte de La Palma, seis en total, serán las citas con el catalán que Makaron Gestión y Proyectos Culturales distribuirá en Canarias. La venta para estas funciones se activa este mes.

El Sermón del Bufón es un acto insólito en la historia de nuestro teatro. No se trata de ficción como por lo general suele suceder sobre las tablas. Es el relato directo y real de un artista expresando sus pensamientos y experiencias, en las que desde la soledad más absoluta desde el escenario, representa situaciones auténticas de su propia vida. Sin perder nunca el sentido del humor, Albert Boadella desdobla su personalidad entre el niño y el viejo artista, entre el indómito y el cívico, entre el histriónico y el reflexivo. Se interpreta a sí mismo, realiza un repaso mordaz al oficio de comediante y dedica una mirada irónica a su agitada vida con Els Joglars de fondo, la compañía de teatro independiente que dirigió hasta el año 2012.

Las proyecciones de los fragmentos más relevantes de sus obras se entremezclan con osadas reflexiones sobre la belleza y la transgresión, los tabús de la modernidad, el estímulo y acción que producen los enemigos o la realidad como supremo objetivo del arte. Durante la obra se utilizan proyecciones de buena parte de lo suyo: Gabinete Liberman, Vaya Día, Teledeum, La increíble historia del Doctor Floïd & Mister Pla, No-Do, La Torna, Virtuosos de Fontainebleau, Ubu President, El Nacional, Daaalí, Semos Europeos, Don Carlo, Omena-G, Una noche en el Canal, Amadeu y El Pimiento Verdi.

Cierto es que si nos dejamos llevar por el torrente informativo, puede parecer mentira que Boadella esté verdaderamente centrado en este show. Pero su deseo es ése. Evita las voces y las plumas que lo colocan en el ojo del huracán a pesar de haberse posicionado claramente en todo lo que se está viviendo en Cataluña desde hace ya muchos meses. "Soy un catalán orgulloso. Me siento así. Los que me critican sienten odio hacia España. Yo he llevado el catalán, mi lengua, a muchísimos lugares, he escrito y desarrollado mis obras en catalán, pero parece que da lo mismo. Somos muchos los que no creemos en la fractura social y los que vemos que este camino suicida no nos lleva a ningún lado".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine