28 de noviembre de 2017
28.11.2017

El legado de Pino Ojeda protagoniza el Día de Las Letras Canarias de 2018

El Gobierno se decanta por la escritora y artista plástica en la próxima edición

28.11.2017 | 00:27

El Día de las Letras Canarias rendirá homenaje en 2018 a la figura de la poetisa grancanaria Pino Ojeda Quevedo (1916 -2002), para reconocer y ayudar a difundir su obra, según aprobó ayer al Consejo de Gobierno. El programa de actividades en 2018 se iniciará el 21 de febrero con los actos institucionales en los que se recordará la figura de José de Viera y Clavijo, en cuya conmemoración se instituyó esta celebración. A partir de esa fecha, y a lo largo de todo el año, se celebrarán diversas actividades en torno a su figura de Pino Ojeda, con la finalidad de difundir su legado literario y plástico en todas las islas.

El programa divulgativo incluye la celebración de un acto institucional en Tenerife y Gran Canaria, una publicación su obra poética en una editorial de gran alcance en el ámbito hispánico y la difusión de una revista divulgativa, en la que expertos en el campo de las letras y las artes analizarán su obra. Esta revista incluirá una muestra poética que contribuya al fomento de la lectura y el descubrimiento de su trayectoria. Asimismo, se realizará una exposición itinerante que visitará las siete islas, una lectura dramatizada de una de sus obras de teatro inéditas, y unas jornadas en las que varios conferenciantes se encargarán del análisis, divulgación y reflexión de su trabajo

Pino Ojeda comenzó a escribir poesía a partir de la trágica muerte de su marido en el frente de batalla de Extremadura (1939), durante la Guerra Civil. Este hecho origina una literatura intimista que transita los temas de la soledad, el desamor, el inexorable paso del tiempo, la muerte y la esperanza. Su trayectoria literaria se inicia en 1940, en la revista tinerfeña Mensaje, donde da a conocer algunos de sus poemas. Además, esta revista publica su primer libro, Niebla de sueño, en 1947. Es en 1952, con el Primer Accésit del Premio Adonais por su poemario Como el fruto en el árbol (publicado en 1953), cuando empieza a ser reconocida a nivel nacional , realizando lecturas y recitales en ciudades como Barcelona y Madrid, donde establece amistad con autores de posguerra como Gerardo Diego, Juan Ramón Jiménez, Vicente Aleixandre o Carmen Conde. En este año crea la revista Alisio. Hojas de poesía, activa hasta 1955.

En 1956, Pino Ojeda recibe el Premio Tomás Morales por La piedra sobre la colina, un poema publicado en 1964. En 1987 aparece El alba en la espalda; y en 1993, El salmo del rocío, poemario que obtuvo el Primer Premio Mundial de Poesía Mística, convocado por la Fundación Fernando Rielo en 1991. Tras su muerte, se publica Árbol del espacio (2007), con ilustraciones de Plácido Fleitas y Juan Ismael. En mayo de 2017, el sello Cam-PDS recuperó su única novela, Con el paraíso al fondo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine