25 de noviembre de 2017
25.11.2017

"El futuro del Festival lo tengo claro"

El tenor palmero Jorge Perdigón asume la dirección artística para 2019 como el candidato "de talante amable y conciliador" que buscaba el Gobierno

25.11.2017 | 04:10
"El futuro del Festival lo tengo claro"

El tenor Jorge Perdigón (Santa Cruz de La Palma, 1962) es el nuevo director artístico del Festival de Música de Canarias. La apuesta del Gobierno canario para cubrir la interinidad en la dirección se materializó en la figura del cantante y gestor palmero, que ayer firmó el contrato con la empresa Canarias Cultura en Red que le vincula al Festival por un período de 18 meses. Tal como explicó en su presentación en la capital grancanaria, su compromiso laboral contempla "la ejecución del Festival de 2018, que será en seis o siete semanas, diseñada por el pasado equipo de dirección artística, y el diseño, la preparación y ejecución de la de 2019".

Perdigón no es ajeno a la dinámica del Festival de Música, sobre todo en el último año, toda vez que fue nombrado por la anterior consejera del área, María Teresa Lorenzo, como miembro del consejo asesor, al que se incorporó en abril de 2016, al tiempo que se creó una comisión de transición para encarrilar la 33º edición con Nino Díaz al frente como coordinador. Además, tuvo protagonismo como cantante en varias actuaciones actuaciones por las islas no capilinas en el 22º Festival, en enero de 2006, junto al pianista grancanario Sigfredo Rosales, con un repertorio italiano y español.

El nuevo director compareció ayer en el Teatro Guiniguada junto al consejero de Turismo, Cultura y Deportes, Isaac Castellano, como el candidato de "talante amable y conciliador", en palabras de Castellano, que precisaba el proyecto tras el balance negativo, en lo económico y en afluencia de público, de la pasada edición, y que se cobró un déficit de tesorería de 420.000 euros. "Su elección para ocupar este puesto de alta dirección se produce por urgente e inaplazable necesidad" y ante la "inminente celebración de la 34º edición del Festival", señala el Gobierno.

Jorge Perdigón sustituye en el cargo al compositor y gestor lanzaroteño Nino Diaz, que asumió la coordinación del 33º Festival celebrado en 2017, y diseñó el grueso de las contrataciones de 2018. Díaz no tuvo el cargo de dirección sino que ejerció de coordinador, y se incorporó al equipo del Festival de Música tras el cese de Candelaria Delgado en abril de 2016, tras haber cubierto siete años en la dirección.

"El futuro del Festival lo tengo claro, lo que no se, es si me lo van a permitir gestionar. Tengo que ver el presupuesto, apuntó Perdigón sobre sus planes de futuro, en los que prefirió no abundar en detalle hasta que tome contacto con el equipo del Festival y conozca los recursos que podrá manejar en 2019. El ya director avanzó que apuesta por un "festival normal", esto es un evento abierto a todas las músicas de la esfera culta y que tenga al público de su parte.

"Todo es posible en el Festival, compaginar la música contemporánea, música antigua y romántica, lo que no creo que sea conveniente el que se supedite la programación del Festival a un tipo concreto de público, se necesita de una complicidad ciudadana", señaló Jorge Perdigón.

"No quiero adelantar lo que no tenga plena seguridad que pueda hacer", puntualizó ayer en varias ocasiones. "¿Grandes orquestas ¿por qué no? Y grandes intérpretes canarios y compositores. Las orquestas están planteadas, las tengo en mente, también música contemporánea, de otra forma quizás, no como algo de una programación para decir simplemente que la tenemos". Su nombramiento se hizo de manera directa, toda vez que se declaró desierto el concurso público para esta plaza en agosto pasado. "El concurso quedó desierto -[con nueve candidatos que pasaron las distintas fases, por decisión de un tribunal que presidía Tilman Kuttenkeuler, director general de la Fundación Auditorio y Teatro], se consideraron varios candidatos y cuando se puso el nombre de Jorge Perdigón tuve claro que era un buen candidato", subrayó Isaac Castellano. "Ha demostrado que con bajo presupuesto ha hecho un festival de muy buena calidad en la isla de La Palma, y estos son sus avales" para el cargo.

La experiencia a la que se refiere Castellano es el trabajo de Perdigón en otros festivales celebrados en La Palma, de menor formato que el Festival de Canarias, como es el caso de los proyectos Ópera en el Convento y el ciclo de música Jerónimo Saavedra Acevedo, así como la dirección de La Palma Festival Internacional de Música. Además, es director de la Asociación Palmera de Amigos de la Ópera.

El tenor aceptó el puesto sin mayores rodeos. "Medité la oferta y analicé si era capaz de llevarla adelante", detalló ayer Jorge Perdigón. Según dijo, "encontré una visión y se la trasladé al consejero, a él le pareció bien, y es habitual que para un cargo de este tipo se busquen personas que puedan parecer idóneas".

En cuanto a la programación de 2018, Perdigón la calificó de "muy interesante y puede ser incluso brillante", con obras como Iván el terrible, que es "excepcional". Esta pieza de Prokofiev con la Filarmónica de Novosibirsk y el Coro Nacional de España, con César Álvarez en la dirección, protagoniza el concierto inaugural de la 34º edición el 11 de enero de 2018 en Fuerteventura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine