Cine 'Madre!'

Sin sentido aparente

29.09.2017 | 23:24
Fotograma de la película La reina Victoria y Abdul.

Asistir a la proyección de la última película de Darren Aronofsky es como acudir a una feria y adentrarse en la Casa del Terror. Mientras estás dentro te sientes atrapado por ese miedo prefabricado y sugestionado por los trucos y la oscuridad. Te dejas llevar por la histeria colectiva y lo pasas muy bien. Sin embargo, cuando sales te das cuenta de lo ridículo que ha sido todo y de que el pánico provocado era artificial y vacío de contenido. Te invade entonces una sensación de la que no te puedes librar, sustentada en la incoherencia inconfesable de haber disfrutado mientras estabas en el interior y, al mismo tiempo, acompañada de cierta vergüenza por haber presenciado en realidad un espectáculo pobre y sin sustancia.

Madre! deslumbra en esa capa superficial construida sobre la estética lúgubre, los escenarios tenebrosos, el sonido inquietante y la recreación sórdida. Pero, tras ese manto externo, no hay enjundia y sí, por contra, personajes poco creíbles, intriga alocada y ausencia de trama coherente. Pese a todo, y ante tan escasos y precarios ingredientes, Aronofsky es capaz de preparar un plato sugerente en la presentación, con algunos bocados sabrosos y que no deja indiferente. Su talento y habilidad natural para resultar truculento, pasional, extremo y visceral se refleja casi en cada plano.

Desde su debut profesional con Pi (en alusión al símbolo matemático), este cineasta neoyorkino ha rodado trabajos en los que plasma su particular universo, siempre peculiar, agobiante y poblado por seres que transitan entre el tormento y la extravagancia. Títulos como Réquiem por un sueño, El luchador y Cisne negro (su mejor trabajo hasta la fecha) integran una filmografía que rebosa energía y brillantez. Pocos directores han emprendido viajes interiores como él, desplegando tales dosis de enigma, arrebato y locura, y en Madre! le reconocerán sus incondicionales y saciarán sus ansias de visionar una obra diferente, puesto que es ciertamente original.

No obstante, como ya ocurriera con Noé, parece que a Aronofsky no le importa perderse en sus laberintos internos, ni que los espectadores naufraguen en el temporal de sus delirios y visiones. Como artista, es fiel a sí mismo y no se deja arrastrar por modas, estereotipos o popularidad. Y, mientras siga así, yo le defenderé como creador. Cuestión distinta es que algunos de sus proyectos, como en este caso, no me convenzan. Comencé absorto y continué intrigado, pero terminé incrédulo y estupefacto, incapaz de conectar con sus traumas desordenados y sus aportaciones vanguardistas. En ese sentido, el signo de admiración del título bien podría cambiarse por otro de interrogación.

La pareja que forman un poeta en horas bajas y su mujer viven en una aislada casa de campo. Tanto su relación como su cordura se ponen a prueba cuando reciben la visita inesperada de unos extraños. La presencia de estos improvisados invitados forzosos ayudará al escritor a recobrar su inspiración pero perturbará a su esposa por completo, haciendo añicos la convivencia del matrimonio.

El reparto se asienta sobre cuatro consolidadas figuras de la interpretación. Jennifer Lawrence, Oscar por El lado bueno de las cosas, ha demostrado su brillantez en cintas como L a gran estafa americana y Winter´s Bone. Sugestiona, no sólo a la cámara, sino a cualquier persona que la observe desde la butaca. Javier Bardem, también ganador de la estatuilla dorada por No es país para viejos, está desarrollando una sólida carrera de la que destacan sus actuaciones en Mar adentro y Los lunes al sol. Ed Harris, actor todoterreno que se halla entre mis favoritos, ha sido nominado en cuatro ocasiones al premio de la Academia de Hollywood. Me cautivó en Las horas, me sorprendió en Una historia de violencia y me impresionó en Pollock. Se trata de uno de esos secundarios de lujo que colma por sí solo cualquier elenco. Completa el cuarteto la mítica Michelle Pfeiffer, que en las décadas de los ochenta y noventa maravilló con sus participaciones en La edad de la inocencia, Los fabulosos Baker Boys o La casa Rusia. Todos ellos se encargan de iluminar la oscuridad en la que les sumerge el realizador.

www.cineenpantallagrande.blogspot.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Cultura

Muere George Young, músico y hermano de Angus Young

Muere George Young, músico y hermano de Angus Young

Pionero de la escena pop-rock en Australia con el grupo The Easybeats, ha fallecido a los 70 años

El Festival Periplo comienza hoy mirando a la flora y fauna africana

El Festival Periplo comienza hoy mirando a la flora y fauna africana

El naturalista Juan José Ramos mostrará la riqueza de este continente

Jornadas de Humanismo y Felicidad

Se celebran hoy en la Casa de Piedra de Garachico

Más de 800 escolares disfrutarán del espectáculo del Festival Clownbaret

Más de 800 escolares disfrutarán del espectáculo del Festival Clownbaret

La compañía Aga Boom será la encargada de abrir la jornada

Visuales, música y feminismo en la novena edición del festival Keroxen

Artistas nacionales e internacionales de música techno y punk, creaciones visuales, literatura y...

Enlaces recomendados: Premios Cine