21 de enero de 2017
21.01.2017

Muere el actor Miguel Ferrer, un secundario clásico del cine y la televisión

Formó parte del elenco de 'Robocop' y las series 'Twin Peaks' y 'NCIS Los Angeles'

21.01.2017 | 04:59

Miguel Ferrer, un secundario clásico de la televisión y el cine gracias a sus papeles en series como Twin Peaks, NCIS: Los Angeles y Crossing Jordan, y películas como RoboCop, Iron Man 3 y The Manchurian Candidate, murió ayer a los 61 años por un cáncer de garganta.

Miguel Ferrer, que falleció en su casa de Los Ángeles (EEUU), era hijo del actor puertorriqueño José Ferrer, el primer hispano en ganar un Óscar, y la cantante Rosemary Clooney, además de primo de George Clooney.

"Miguel hizo que el mundo fuera más brillante y divertido", dijo Clooney en un comunicado remitido a la revista Variety."Hoy la historia marcará cambios gigantes en nuestro mundo, y muchos no recordarán que, en el mismo día, Miguel perdió su batalla contra el cáncer de garganta. Pero su familia no lo olvidará", indicó el célebre intérprete. "Su muerte", continuó, "se ha sentido profundamente en nuestra familia, tanto que los hechos monumentales de hoy palidecen en comparación. Te queremos, Miguel. Siempre lo haremos".

Su papel más conocido posiblemente sea el del ambicioso y excesivo ejecutivo Bob Morton en RoboCop, un tipo de personaje al que volvería en cintas como Revenge, Traffic, DeepStar Six, Hot Shots! Part Deux o la miniserie The Stand. Ferrer, casado y padre de dos hijos, apareció, asimismo, en siete temporadas de NCIS: Los Angeles. También trabajó en la serie original de Twin Peaks y recientemente completó su participación en la nueva temporada del formato, de nuevo bajo las órdenes de David Lynch e interpretando al agente del FBI Albert Rosenfield. A Ferrer se le recuerda también por series como Shannon's Deal o Broken Badges.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine