Cine 'El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares'

Espectáculo visual para mentes fantasiosas

30.09.2016 | 23:54
Espectáculo visual para mentes fantasiosas

Siempre se ha asociado al peculiar director Tim Burton con un tipo de cine basado en el surrealismo, la creatividad y la imaginación. Sus películas poseen una estética visual muy personal que las hace inconfundibles. Algunos de sus trabajos destacan sobre el resto, bien por su exquisita sensibilidad (Eduardo Manostijeras, Big Fish), bien por su intensa recreación gótica (Sleepy Hollow), bien por su adecuada labor narrativa (Ed Wood) o bien por una portentosa suma de todas esas características (Pesadilla antes de Navidad, aunque en esta ocasión su faceta fuera la de productor). Por todo ello, cuenta con una numerosa legión de seguidores y algunos de sus títulos se sitúan entre los más destacados del género fantástico. Asimismo, varias de sus secuencias pasarán a la Historia del Séptimo Arte por su magnetismo y emotividad.

No obstante, y a pesar de sus innegables virtudes, su filmografía se ha vuelto errante e irregular con el paso del tiempo, incrementándose la sensación de que Burton traspasa con excesiva facilidad esa línea que separa la brillantez de la extravagancia y la comicidad de la ridiculez. Largometrajes como Charlie y la fábrica de chocolate o Alicia en el país de las maravillas muestran cualidades indiscutibles -un hermoso diseño de vestuario, unos decorados atrayentes, una meritoria banda sonora- pero, a mi juicio, no dejan de ser proyectos fallidos. Y otros, como El planeta de los simios (versión de 2001) o Sombras tenebrosas, pueden calificarse directamente de decepcionantes.

Ahora llega a la cartelera su último trabajo, titulado de modo pintoresco El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares. Se trata de la adaptación de la novela homónima de Ramson Riggs, que encabezó durante muchas semanas la lista de libros infantiles más vendidos. El realizador ofrece una nueva muestra de espectáculo visual y una explosión de imaginación desbordante. A su acertada recreación artística se une la capacidad del cineasta para trasladar ese universo de fantasía y magia a la gran pantalla. En este caso, además, parece haber controlado un tanto su propensión a excederse en el tono macabro y en la desproporción artística.

Al tratarse de un relato infantil, tal vez no agrade a los espectadores que sólo admitan tramas realistas y rigurosas. Por el contrario, aquel sector de público que se deja llevar por la creatividad y el ingenio, disfrutará sin duda con numerosas secuencias repletas de agudeza y filmadas con notable habilidad.

Un muchacho de 16 años va a parar a un enclave mágico en el que viven niños y niñas fuera de lo habitual, dado que poseen increíbles poderes. A medida que va conociendo a los extraordinarios residentes del atípico orfanato, adquirirá también conciencia de su propia y específica singularidad y les ayudará a protegerse de unas horrendas criaturas que amenazan con destruirles.

Cabe indicar como aspectos negativos la excesiva duración del metraje y el segundo plano al que quedan condenados los personajes y, en gran medida, el argumento. Priman, sin embargo, los efectos especiales, los decorados y la fotografía colorista, sin lograr con ello mantener el mismo nivel narrativo y de entretenimiento durante toda la proyección.

Da vida a Miss Peregrine Eva Green, la chica Bond de Casino Royale. Se inició profesionalmente a las órdenes de Bernardo Bertolucci en Soñadores y parece haberse convertido en la actual actriz fetiche de Tim Burton. Destacan dentro del reparto los jóvenes Asa Butterfield (que saltó a la fama con la película La invención de Hugo de Martin Scorsese) y Ella Purnell (vista en papeles secundarios en Nunca me abandones e Intruders, del tinerfeño Juan Carlos Fresnadillo). También aparecen otros rostros mucho más conocidos, como Samuel L. Jackson, Terence Stamp y Judi Dench.

www.cineenpantallagrande.blogspot.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine