"La piratería es negativa para cualquier arte; se trata de robar, simplemente"

21.07.2016 | 00:48
Jorge Martínez.

En Jorge Ilegal no hace mella el tiempo. La voz del cantante del grupo de rock Ilegales sigue siendo tan firme y sincera como hace 30 años. Sin tapujos, nos cuenta sus impresiones en medio de la gira de verano que le llevará por todo el territorio español.

¿Cómo y por qué empezó en el mundo de la música?

En la música empecé por vocación. Aunque mantengo mi discurso de quiero ser millonario para olvidarme de los amigos (risas), empecé en esto porque me gusta, no por alcanzar notoriedad, la música en sí es lo suficientemente gratificante. Estuve a punto de dedicarme a las ciencias naturales y meterme en un safari, pero me metí al rock, que parecía no ser tan peligroso, aunque luego descubrí que también lo era.

Pasó de Ilegal a Magnífico y ahora vuelve al origen.

Sí, en aquel momento no tenía canciones para Ilegales, así que me pareció poco honesto vivir sólo de rentas y creamos Jorge y Los Magníficos, un experimento que duró cinco años. Pero desde hace aproximadamente un año y medio empezaron a aparecer canciones que sólo eran aptas para un grupo como Ilegales, así que me reuní con mis compañeros y en seguida funcionó todo automáticamente, como si hubiésemos ensayado ayer.

¿Ve diferencias entre tocar ahora y tocar hace 30 años?

No noto un gran cambio, aunque sí que ahora se admite una total vigencia de nuestras canciones. Todo lo que antes parecía un futuro imposible, ahora es una realidad a veces muy dolorosa. Por ejemplo, en canciones como Tiempos nuevos, tiempos salvajes. Lo vemos con lo de Niza, en Ilegales, que siempre fue un grupo que carecía de toda ingenuidad, esas cosas se sabían, pero otros grupos tenían propuestas mucho más ingenuas.

Cambiando de tema, ¿qué opina respecto a las redes sociales o la piratería?

Las redes sociales son muy importantes. Han conseguido dulcificar las barreras infranqueables que existían entre el artista y su público, aunque sigan presentes. Y la piratería se trata de robar, simplemente. Son unos piratas con nada de romántico, absolutamente nada. Es algo negativo para cualquier arte, que solo beneficia a las telefónicas.

Volviendo a su música, ¿siguen siendo igual de ilegales?

Cuando no puedes trabajar a favor de la ley tienes que trabajar en su contra. La ley mordaza que tenemos ahora nos la merecemos, y es en parte culpa de los artistas; si todos se venden siendo políticamente correctos, padecemos esas leyes. Cuando transgredes algo, los límites de la libertad se ensanchan. A nosotros nos corresponde ampliar esos horizontes. Es la naturaleza de siempre de Ilegales.

Ha probado muchos estilos de música, ¿con cuál se queda?

Con ninguno, quedarse inmóvil es lo peor que puede pasar. Hay gente que sólo ejerce un estilo y es bueno en ello, pero eso no es para Ilegales. Cada vez que podemos, cambiamos de molde, si no reinventamos más es por falta de facultades para hacerlo.

Ha actuado mucho en Sudamérica, ¿qué diferencia hay?

El público americano es mucho más caliente, es mucho más de letras que el de aquí. Aquí somos más de ciencias, así que entienden mejor las letras complicadas de Ilegales, que tienen doble lectura.

¿Cree que la estética es importante en un grupo de rock?

No debería, pero ya que existe lo mejor es direccionarla. Sirve para diferenciarnos, por ejemplo, de los llamémoslos hippiosos de aquella época.

-Para terminar, usted que habla sin tapujos ¿qué opina de la situación política del país?

-Este Gobierno debería estar difunto, y de hecho lo está. Y un país gobernado por cadáveres corre un montón de riesgos. Lo primero empieza a apestar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine