Artizar expone los trazos de José Luis Serzo

´Escenas y sucesos dentro y fuera de un Teatrorum´ se puede ver y adquirir hasta julio

28.06.2016 | 02:00
El artista multidisciplinar José Luis Serzo en su estudio rodeado por sus creaciones.

La Galería Artizar acoge la exposición individual del artista José Luis Serzo, que bajo el título Escenas y sucesos dentro y fuera de un Teatrorum, supone su primera incursión en Canarias, justo después de la retrospectiva que le dedica el Centro de Arte DA2 de Salamanca.
Escenas y sucesos dentro y fuera de un Teatrorum fue inaugurada en la galería lagunera el pasado día 17 y podrá ser visitada hasta el 30 de julio en los horarios habituales de la galería: de lunes a viernes de 10:30 a 13:30 y de 17:00 a 20:30 horas. Los sábados, de 11:00 a 14:00 horas.

Serzo (Albacete, 1977), artista multidisciplinar que incorpora a su obra dibujo, vídeo, pintura, instalaciones, etc. se sirve de estas herramientas para elaborar relatos en los que deposita inquietudes tanto personales como problemáticas contemporáneas.

Para la historiadora del arte tinerfeña, Dalia de la Rosa, "los relatos de José Luis Serzo por su magnitud no podrán medirse, no habrá escena capaz de albergarlos, pues habiendo tenido un principio, estos no tendrán final, crecerán hasta alcanzar las nubes y atravesarán cualquier doblez de la narración de la realidad".

"Serzo es el artista del relato infinito y de la percepción infinitesimal, encadena suceso tras suceso, es el soñador que anda entre nubes y el creador de cosas quiméricas, el visionario que no anticipa futuros sino que crea a través del reverso", analiza la historiadora, quien añade que "este es el perfil del personaje que le interesa a este artista para poder alcanzar o, si no queda remedio, inventar otra salida de lo ordinario. Si nos posicionamos junto a ese personaje al otro lado del relato, hablamos de una cuestión temporal, una secuencia que transcurre en torno a un Teatrorum –una acumulación del todo y de lo otro- en cuyo interior circular el advenimiento temporal es otra realidad, más viva y radiante, más luminosa, así realidad y tiempo –como transcurso de lo cotidiano- son construcciones netamente plásticas".

El Teatrorum como máquina escenográfica aparece en series como La historia más bella jamás contada, y "ha sido una suerte de fantasma presente desde los inicios del artista en la serie Post Show". Es un dispositivo que se ha ido configurando poco a poco desde el aspecto de caseta misteriosa hasta esa culminación de telón cerrado sobre sí mismo, construido a partir de una indagación natural y de una suma de disciplinas. Puede ser una escultura teatral o un teatro escultórico, en definitiva un objeto misterioso incluso para el artista.
"Podemos interpretarlo como una plataforma propia del arte, o como una fuente mística aglutinadora de todo tipo de creencias, de todas y de ninguna", afirma De la Rosa.

"La aparente comicidad, la amabilidad de las escenas y el inequívoco sello romántico decimonónico de Escenas y sucesos dentro y fuera de un Teatrorum se convierte en el extracto de la obra de arte total, una odisea del espíritu romántico en contra de la desintegración poética del mundo", finaliza la también comisaria de arte.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine