ÚLTIMA HORA
Al menos dos muertos tras chocar un tren y un autobús escolar en Francia

El libro que viaja por el mundo

La publicación del tinerfeño Arun Chulani, ´Te lo cuento entre cortados´, recorre desde hace un año los cinco continentes a través de los lectores y sus fotografías

20.06.2016 | 17:29
El libro que viaja por el mundo

Existen momentos en los que el café recorre venas para despertar las ganas de exprimir las horas. En otros, las fuerzas vienen de la mano de la literatura, que activa mentes para alimentar minutos. Pero también se puede dar un conjunto de ambos. Se trata de una unión que, desde su publicación, el libro Te lo cuento entre cortados busca conseguir en cada uno de los que se adentran en su tinta, sea cual sea el lugar desde el que se disfruta de la lectura y del cortado.

Cumpliendo hoy su primer año de vida, no son pocos los lugares que han visitado las letras del primer libro del tinerfeño Arun Chulani, que ha cogido aviones a varios puntos del planeta para mostrar lo que el sabor de un barraquito esconde. Australia, Marruecos o India, entre otros, son puntos del mapa que los lectores han marcado en la trayectoria de Te lo cuento entre cortados, congelando estos instantes a través de fotografías que comparten en sus redes sociales. "A raíz de la publicación del libro surgió la idea de que el libro, además de ser compañero de avión y demás momentos en los que se quisiera leer, podía ser también parte del recuerdo del viaje con una fotografía", recuerda el autor. "Comenzó en Milán, pasó por Cuba, siguió por Menorca y por el mundo sigue viajando", cuenta Chulani.

Además de llegar a lo internacional con otros lugares como Reino Unido, Uruguay, Venecia o Irlanda, también se ha dejado ver más cerca, desde las islas más próximas hasta los Pirineos: del calor al frío en cuestión de píxeles. Sin ser el tinerfeño quien ha llevado el libro a esos rincones se siente "muy agradecido con todos los que sacan las fotografías", puesto que "alimentan las ganas de uno de seguir escribiendo y haciendo proyectos que promuevan la cultura y el vuelo sin límites de la imaginación".

El aroma a café de Te lo cuento entre cortados ya ha estado en los cinco continentes. "Es increíble la acogida. Es ilusionante ver que la gente responda así; de hecho, no pensé que el libro fuera a tener ni una segunda edición, y en breve haremos la tercera", comparte el escritor.

Actualmente son cientos de libros vendidos que también atraen la sonrisa de amigos. El diseñador gráfico Víctor Méndez, ilustrador del libro y amigo del autor, reconoce que "me parece un factor positivo que se le dé voz al libro desde diferentes partes del mundo. Los mensajes que se envían a través del libro, a pesar de la restricción del idioma, tienen un valor universal que nos une como personas". Las impresiones que las letras dejan se ven acompañadas del color de sus ilustraciones, exaltando detalles del escrito que acompañan y el estilo de Méndez. De un modo estéticamente directo, Méndez ha reflejado su percepción personal tras haber leído el libro. "Mis ilustraciones son, principalmente, primeros planos, pequeños matices y detalles sobre fondos coloridos", transmitiendo así de forma emotiva y realista al mismo tiempo, los sentimientos que esconden las palabras del autor. Protagonistas de las fotografías de los lectores, brújulas, anclas o miradas cobran vida en cada instantánea, dando vida a los viajes del libro y a sus palabras.

Te lo cuento entre cortados fue publicado el 18 de junio de 2015 en el Espacio Cultural de CajaCanarias de Santa Cruz de Tenerife, en colaboración con la Fundación Eidher. Nacido en 1992, Chulani muestra a través de su tinta la literatura que se escapa de la abstracta realidad. Amores, dudas, sentidos o silencios buscan que el lector se haga protagonista de cada historia que aparece escrita en el libro, recreando en su cabeza su propia experiencia. Hablando de personajes con vivencias diferentes o similares, los cuatro capítulos que estructuran el libro se refieren a tipos de cafés: café solo, descafeinado, cortado natural y barraquito. Así, van desde lo más amargo de las emociones hasta lo dulce, dejando abierto y en el aire el tipo de punto que cierra cada historia, cada viaje o cada café.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine