'Acantilado' se inspira en la secta que planeó un suicidio colectivo en el Teide

La película se estrena el 3 de junio y está basada en un libro de Lucía Etxebarria, quien también tomó como referencia la comuna El Cabrito de La Gomera

26.05.2016 | 11:57
'Acantilado' se inspira en la secta que planeó un suicidio colectivo en el Teide

La nueva película de la directora navarra Helena Taberna, Acantilado, habla de las sectas y se inspira en la novela El contenido del silencio (2011), de Lucía Etxebarria, quien se basó en dos sucesos ocurridos en Canarias: el truncado suicidio colectivo organizado por Heide Fittkau-Garthe en el Teide y la comuna El Cabrito de La Gomera que levantó el austriaco Otto Muhler.

La película cuenta la historia de un joven que comienza a buscar a su hermana pequeña, que está desaparecida tras ingresar en una secta en las Islas Canarias.

Taberna especificó en la rueda de prensa de presentación de la película del pasado martes que "no es una película sobre sectas, pero me sirve para hablar de dependencias y miedos". Así, la directora indaga a través de la trama "cómo compaginar la libertad individual y la pertenencia al grupo". Maiken Beitia, Daniel Grao, Juana Acosta, la canaria Goya Toledo, Jon Kortajarena, Ingrid García Jonsson encabezan el reparto de la película, que se estrena el 3 de junio en salas españolas.

En enero de 1998 la policía evitó la muerte de una treintena de personas, entre ellos cinco niños, que se preparaban para morir en un suicidio colectivo organizado por la secta de la alemana Heide Fittkau-Garthe a la que pertenecían. Pensaban que el mundo se iba a acabar y que si perdían al vida todos juntos en el Parque Nacional de Las Cañadas del Teide pasarían a un mundo mejor gracias a extraterrestres.

El criminólogo y perito judicial Félix Ríos recordó el año pasado para este periódico "se consiguió detener gracias a la denuncia de un familiar alemán de un adepto y de la actuación del psicólogo canario experto en sectas, ya fallecido, Eloy Rodríguez Valdés".

Heide Fittkau-Garthe tenía entonces 56 años y era doctora en psicología, alemana de nacionalidad y residente en Canarias desde hacía una década. La policía la detuvo en un edificio del barrio de La Salud de la capital tinerfeña. Todas las personas identificadas por la policía son de nacionalidad alemana, país en el que muchos residían y viajaban a las Islas de cuando en cuando para las reuniones, a excepción de una mujer peninsular con residencia en Canarias. Estas personas no fueron arrestados, considerados como víctimas y testigos.

La policía registró una casa en Arafo, donde encontró documentos y materiales que sostenían la idea de la secta, vivienda en la que parece que la líder alemana sigue viviendo.

En 2009 la opinión de tenerife publicó unas declaraciones del interrogatorio llevado a cabo por la Brigada de Información del Cuerpo Nacional de Policía de Santa Cruz de Tenerife, a testigo Angela Gabriela Sieber-Kaiser. En esta confesión contó lo que era el anillo del amor: "Consistía en que cada uno tenía que dormir con cada uno de los demás. Padre con madre, hijos con padres, como parejas del mismo sexo. Cuando digo dormir me estoy refiriendo a la relación sexual. La señora Fittkau opinaba que el acto sexual había que llevarlo a cabo efectivamente, y no sólo quedarse en acciones preparatorias".

La comuna El Cabrito de La Gomera fue fundada en 1987 por el austriaco Otto Mühl, ya fallecido de un cáncer de testículos, con unos 300 de sus seguidores, los cuales se establecieron en esa finca, poco después de haber creado dos comunas en Alemania y Austria, bajo las siglas de Grupo de Acción Analítica (AAD). De hecho, prácticamente sólo se podía llegar a la misma a través del mar, para lo cual crearon una sociedad, Lili Gomera, con la que adquirieron una vieja barcaza de desembarco de la II Guerra Mundial y con la que venían hasta San Sebastián de la Gomera para adquirir los productos necesarios y regresar de nuevo a este enclave perteneciente a la capital de la Isla. Desde allí, el pintor Mühl pronto levantó un imperio económico y las viviendas de la comuna se llenaron de parejas, principalmente alemanas, con hijos que alababan el modus vivendi del gurú.

Pronto comenzaron a circular por la Isla noticias de que Mühl obligaba a las jóvenes desde que tenían 13 años a mantener relaciones sexuales con él. El Cabrito fue objeto de una investigación por parte de la Guardia Civil de la Comandancia de Santa Cruz de Tenerife, sin resultados.

Sin embargo, habrá que esperar hasta 1989, año en que comienzan las deserciones y la Fiscalía de la localidad de Burgenland, en Austria, abra diligencias tras la denuncia de una menor, Anna, en la que relataba como con 14 años fue obligada a mantener relaciones sexuales completas con Otto Mühl. A ello se le unieron las denuncias de otros disidentes que abandonaron la comuna El Cabrito. Este caso le costó prisión en su país a Mühl.

Canarias, imán de sectas

El criminólogo y perito judicial Félix Ríos reveló a este periódico que una de las claves de la proliferación de sectas en Canarias tienen que ver la situación geográfica de las islas, el turismo y el origen volcánico del Archipiélago. "En la actualidad, la Policía y la Guardia Civil desarrollan importantes operaciones de investigación sobre numerosos grupos sectarios en todo el Archipiélago", desvela Ríos, quien aclara que "desgraciadamente, se topan habitualmente con frenos legales, ya que hasta que estas sectas no cometen crímenes en paralelo no pueden intervenirse judicialmente. No olvidemos que ser sectario no es ilegal, sino cometer delitos con la secta como tejido facilitador de estafas, daños personales, o terribles abusos sexuales".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine