Alejandro Palomas: "El mayor enemigo de la literatura son los egos desmesurados"

El Parque García Sanabria volverá a ser un año más el escenario donde se celebre una nueva edición de la Feria del Libro de Santa Cruz de Tenerife

18.05.2016 | 12:21
Alejandro Palomas: "El mayor enemigo de la literatura son los egos desmesurados"

El Parque García Sanabria volverá a ser un año más el escenario donde se celebre una nueva edición de la Feria del Libro de Santa Cruz de Tenerife. Del 26 al 30 de mayo el céntrico espacio capitalino acogerá a 28ª edición de una muestra que una vez más ofrecerá un reflejo de parte del universo literario actual. Uno de los autores participantes será Alejandro Palomas (Barcelona, 1967), escritor que además ha compaginado sus incursiones en el mundo del periodismo con la traducción de importantes autores. Entre otras, ha publicado las novelas El tiempo del corazón, El secreto de los Hoffman y El alma del mundo. A Tenerife llega para presentar su último trabajo, Un perro.

En la literatura, ¿cuál es el paso más difícil, el inicial de la primera obra o siempre un nuevo inicio?

Siempre un nuevo inicio. Sobre todo porque tienes que relacionarte con tu nueva obra como si fuera la primera: tiene que contener y comunicar la misma ilusión, la misma honestidad, igual valentía, inseguridad, ganas de llegar y, por encima de todo, el mismo enamoramiento.

¿Qué le debe su obra a su faceta del periodismo?

No sabría decirlo a ciencia cierta, pero intuyo que esa mirada al otro desde la curiosidad, ese siempre querer saber lo que no se dice, lo que está pero se queda entre líneas. La curiosidad, sí, sin duda.

¿Cuáles son, según usted, los principales enemigos actuales de la literatura?

No creo que la literatura tenga enemigos, como tampoco creo que tenga amigos. La literatura tiene practicantes: escritores, editores, lectores, y un largo etc. Es un ente vivo porque quienes estamos dentro estamos muy implicados en lo que hacemos y en ese ente cabe toda clase de fuerzas, positivas y negativas. Quizá el mayor enemigo de la literatura son los egos desmesurados de quienes sufren mal la inseguridad.

¿Cuánto tienen de autobiográficos sus escritos?

Mucho. Me nutro de lo que soy y soy lo que hago. Más que escritor, me siento ceramista de historias y para eso, para la cerámica, necesito trabajar el barro propio.

Háblenos de su última publicación, Un perro.

Es una novela hermosa porque es cercana y porque toca desde lo intenso. Conseguir invocar la risa y el llanto en apenas dos párrafos de distancia es, en el marco de la ficción, casi un milagro, y creo que Un perro lo consigue.

¿Cuál es el proceso ideal que ha de seguirse para llegar a un libro perfecto?

Primero, ser una persona imperfecta dispuesta a compartir sus imperfecciones sin demasiado pudor; también la honestidad, el sentido del humor, la empatía y la curiosidad insaciable.

¿Cuáles son sus referentes actuales?

En este momento, estoy devorando todo Foenkinos e investigando a Niall Williams.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine