Jacky Ríos debuta con un homenaje al viejo son cubano mezclado con "grunge"

Descendiente de una saga canario-cubana de pintores, cineastas y actores, el tinerfeño publica su primer album 'Rocky & Son'

09.05.2016 | 14:18
Imagen promocional de ´Rocky & Son´.

Descendiente de una saga canario-cubana de pintores, cineastas y actores, el tinerfeño Jacky Ríos debuta en la música con "Rock & Son", un homenaje al viejo son cubano de los años 40 y 50 mezclado con toques "grunge" que ha sido seleccionado para la Feria Internacional CubaDisco en La Habana.

Jacky es el nombre familiar del tercer Santiago Ríos de esta saga artística vinculada a Cuba, donde nació su abuelo, el destacado pintor y retratista Teodoro Ríos, y otro Santiago -un tío abuelo- fue un reconocido actor en la isla caribeña.

Y en Cuba vivió de niño su padre, Santiago Ríos, junto a su hermano Teodoro, los célebres cineastas autores de "Guarapo", la mayor producción cinematográfica del cine canario, en la que se abordó la emigración isleña a tierras latinoamericanas, y "Mambí", la historia de los canarios rebeldes que se unieron a los cubanos en su lucha por la independencia.

Los hermanos Ríos regresaron a Canarias en la década de los 60 y en Santa Cruz de Tenerife, en 1980, nació Jacky, quien acude a una entrevista con EFE junto a la guitarra que le acompañó en el viaje de un año alrededor del mundo, desde Irlanda, donde residía, hasta el sudeste asiático, Australia y Fiji.

El compositor, que ha cursado estudios de piano, guitarra eléctrica, flauta y percusión, había hecho anteriormente dos grabaciones informales con versiones en inglés y español de los músicos que más le han influido: Juan Luis Guerra, Bob Dylan, Cat Stevens, John Denver y Eric Clapton, entre otros.

En general "toda la época del folk de los 70" pero también cita como sus mayores referencias al "grunge" de los 90, con Nirvana a la cabeza, y sobre todo "mi grandísima influencia, en mayúsculas, Beatles, sobre todo la última época, la más hippy".

Todo ello lo ha resumido en su primer registro oficial, "Rock & Son", que define como "un melting pot (crisol) musical donde ambos estilos se funden íntimamente".

Muestra de esta intención es el propio disco compacto, que suma a la imagen de una guitarra eléctrica y un clave cubano nueve judías negras o frijoles (auténticas), una por cada canción de "Rock & Son".

"Quería incluir en el disco algo típico de la comida cubana y ahí están los frijoles, y si lo mueves lo puedes hacer sonar como una maraca", precisa el músico, quien admite que no sabía "cómo iba a transformarse" su idea inicial pero al final ha conseguido "justo lo que está ahí: el comienzo de un nuevo sonido".

Es el sonido ya madurado que iba buscando Jacky Ríos sobre una base grabada en vivo "con mucha vitalidad" de batería y guitarras con algo de distorsión "grunge".

Ríos ha compuesto todas las letras para esta música "contundente" a partir del material que había ido recopilando en los últimos años, unas quince canciones, y al final seleccionó ocho para el disco, más un bonus track.

Son historias de barrio, conflictos sentimentales y crónicas de sucesos como "Préstame un peso", "Por donde vine me voy", "En son de paz", "Amigo cantinero", "No te muerdas la lengua" y "Mi Habana", una "metáfora" dedicada a los cubanos que viven fuera del país.

En los arreglos ha colaborado el pianista cubano Argimiro Sánchez y en la grabación hubo una unión musical entre músicos caribeños que formaron parte del filme de Benito Zambrano "Habana Blues" e intérpretes canarios, todo producido por el también isleño Luis del Toro.

La presencia del cine también ha formado parte de la trayectoria musical de Jacky Ríos, que compuso la parte "bastante rockera, casi heavy", de la banda sonora del tercer largometraje de Santiago y Teodoro Ríos, "El vuelo del guirre".

Además ha compuesto la música para el corto "Tatuaje" de su primo Guillermo Ríos, en esta ocasión de corte "electrónico, trip hop y medio céltica, muy ecléctica", resume.

La última música que ha compuesto para el cine este admirador de "cualquier cosa" de John Williams fue para "35 años después. El país de los hombres azules", el documental que rodaron en 2010 Santiago y Teodoro Ríos sobre el conflicto del Sahara, que había generado su primer trabajo profesional cuando en 1975 recorrieron más de 3.000 kilómetros por el desierto.

Visitar los campos de refugiados de Tinduf (Argelia) y los territorios saharauis fue "una experiencia maravillosa" para Jacky Ríso, quien aprovechó sus conocimientos de la música árabe y bereber tras haber pasado un año en Marruecos tocando en diversos locales de Rabat, donde "me impregné" de sus sonidos.

Ahora el compositor confía en preparar "pronto" un segundo "Rock & Son" con nuevas canciones mientras se congratula de que el primero, su debut musical, haya sido seleccionado para la Feria Internacional Cubadisco 2016, que se celebra del 14 al 22 de mayo en La Habana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine