El maratón de las rimas

La Librería del Cabildo fomenta la poesía con un festival de 12 horas de lectura en el que participan niños y adultos

08.04.2016 | 10:21
El maratón de las rimas
Los alumnos del colegio Echeyde III de Arona en el Maratón de Poesía de ayer en la Librería del Cabildo, en Santa Cruz de Tenerife.

Rezaba Gustavo Adolfo Bécquer en uno de sus versos que siempre habrá poesía. Efectivamente, ayer, en la Librería del Cabildo hubo poemas durante todo el día y para todas las edades. El recinto acogió la XII edición del Maratón de Poesía, que se lleva celebrando desde el año 2005. El pistoletazo de salida tuvo lugar a las 10:00 horas para finalizar a las 22:00. Durante todo este tiempo, niños y adultos, incluso el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, recitaron sus poemas favoritos o creados por ellos mismos para la ocasión.

Los más pequeños fueron los protagonistas de la mañana. Los alumnos de los centros escolares Echeyde III (Arona), Hispano Inglés, San Fernando, Salamanca y Montessori (Santa Cruz) recitaron poemas propios o de relevantes autores. Cada uno de ellos iba uniformado con su hoja de papel en la mano, los pies nerviosos, balanceándose hacia delante y atrás, y atentos siempre para aplaudir cada vez que se compartía una poema.

El director de la Librería del Cabildo, Fernando Ordónez, adelantó: "Este año se han apuntado unas 320 personas y creemos que volverá a ser otro éxito más". La mayoría de poemas que se leyeron en esta jornada fueron creaciones propias, pero también, los participantes recurrieron a las grandes firmas de la poesía: "Los más leídos son: Feria, Pedro García Cabrera y este año, también, Pedro Lezcano, porque es el premio de Canarias de literatura 2016", confesó Ordónez. Y es que, el Maratón de Poesía centra sus esfuerzos en el reconocimiento de los poetas canarios o de aquellos que beben de las Islas como fuente de inspiración.

Colegios

Puso la gallina un huevo chiquitito y nació un pollito todo amarillito, como una bolita de suave algodón. El pollito era del color del sol, al calor de su mamá con sus hermanitos creció, y en un hermoso gallo un día se convirtió". Con este entrañable poema arrancó el Maratón de Poesía. La joven Valeria, de tan solo tres años, fue la encargada de inundar de dulzura la Librería del Cabildo. "Es una niña que, aunque no sabe leer, le encantan los cuentos. Ella se los aprende; le encanta contar historias". Así la describió su profesora del Echeyde III de Arona, Inmaculada Velázquez. Dicho colegio es asiduo en este festival, de tal forma que lleva participando desde que se creó. "Fuimos los primeros en participar y siempre nos apuntamos, estamos encantados", confesó Velázquez. El colegio llevó a niños de todas las edades, tanto de infantil, como de primaria y secundaria. Lo cierto es que las técnicas creativas de los poemas, en los niños de primaria, son del todo curiosas: "Ellos trabajan sobre un tema. Les decimos que busquen una palabra bonita, que les guste, y de ahí hacen una poesía", confesó Velázquez.

Mientras, en el colegio Montessori, la fuente de inspiración de los alumnos fueron los olores: "Los chicos de primero de la ESO han trabajado en talleres con las profesoras de lengua a base de aromas de hierbabuena, olivo o pino, y a partir de ahí les surgía la inspiración", contó la profesora Ángeles Campos. De este modo se inspiró Noelia, alumna de sexto curso, de 12 años. Ella dedicó su poema a la playa y le gusta más escribir poesía que leerla. En cuanto a si se quiere dedicar a esto, expuso: "Depende de cómo esté la economía en el futuro".
Igual de curioso resulta, a la maestra Inmaculada Velázquez, el motivo de las poesías según van creciendo los alumnos. "Los más pequeños se inspiran en la naturaleza, en los animales o en la primavera; los mayores se la dedican a su mamá o hermanos; y los más grandes suelen hacer las poesías a un amigo o al primer amor". Para Velázquez, lo más bonito es "ver la inocencia de un pequeño y lo que se plantea un alumno mayor, expresar sus sentimientos con lo que vive día a día". Lo cierto es que, algunos de forma fluida y otros a trompicones, los más pequeños mostraron gran fascinación por la naturaleza, por las flores y sus mascotas, así como por sus deportes favoritos, que de forma sorprendente el baloncesto se impuso al fútbol. También, hubo referencias a populares películas de animación, como Frozen, y los más mayores apostaron por poemas de grandes firmas.

Participantes

Fueron muchos los que pasaron por el micrófono. Todos querían leer su poema. Personalidades como el director insular de Cultura y Educación, José Luis Rivero, quiso alzar la voz con palabras del escritor de Los Realejos Juan Fuentes, con su poema Rayuela. Tampoco podían faltar profesionales de las letras. La escritora de Granadilla de Abona Balbina Rivero compartió sus poemas y se mostró maravillada ante el encuentro entre poesía y niños: "Yo soy una asidua a este evento desde que se creó. También trabajo en centros escolares para estimular la lectura, porque es lo más maravilloso que se puede hacer". Al mismo tiempo, se posicionó a favor de actos como este, que ponen en contacto a los más pequeños con la literatura: "Se tiene que inculcar la lectura desde el hogar, luego en las escuelas y luego en centros culturales, que tienen que colaborar. La cultura es algo vivo y por ello hay que alimentarlo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine