Pincelada extranjera ante el paisaje isleño

TEA inaugura una muestra del artista sueco Per Lillieström, que lleva 60 años viviendo en la Isla

07.04.2016 | 13:22
Pincelada extranjera ante el paisaje isleño
Pincelada extranjera ante el paisaje isleño
Per Lillieström observa las fotografías de Karina Beltrán, que completan la exposición.

"Esta exposición la veo como un regalo por mis 60 años viviendo en la Isla". Lo confesó en un susurro el artista sueco Per Lillieström refiriéndose a la exposición individual que inaugura TEA Tenerife Espacio de las Artes esta noche a las 20:00 horas. El pintor octogenario recibió ayer a la prensa para la presentación de la muestra Pájaros bastón en mano y bajo la atenta mirada de su mujer, Elizabeth. Lillieström ha inmortalizado a la Isla a través de su mirada extranjera con una treintena de cuadros de aves y de un paisaje isleño en clave abstracta, una selección temática realizada por el comisario, Lars Amundsen.

Esta muestra patrocinada por Loro Parque se enmarca en la línea de TEA de difundir la obra de artistas extranjeros afincados en Canarias. "Creemos que estos artistas pueden ofrecer una visión singular de las Islas", explicó el conservador de TEA, Isidro Hernández.

"Me ha gustado mucho el montaje, creo que han hecho un trabajo súper", sentenció el pintor, que conoció la Isla, hace ya 60 años, gracias a una recomendación que le hizo Óscar Domínguez en París en 1956. Las palomas mensajeras fue de lo primero que le llamó la atención a este artista afincado en Los Realejos que el crítico Eduardo Westerdahl valoró positivamente. Por eso llega a utilizar plumas reales en sus obras.

Las piezas expuestas en las paredes de TEA –algunas de las cuales precisaron restauración– pertenecen sobre todo al autor, pero también hay un cuadro de la Colección TEA, otros del Museo de Arte Contemporáneo Eduardo Westerdahl y de otras colecciones privadas.

Aleteos

Completa la exposición la destacada fotógrafa tinerfeña Karina Beltrán, que buscó en la casa de Lillieström imágenes "que fueran como aleteos, un batir de alas". Beltrán cuenta que conocía los temas principales de los cuadros del artista, por eso sabía qué buscar. Así, fueron su inspiración elementos como una luz en una cortina, un reflejo, un zarcillo de una planta, "cosas efímeras, sutiles, frágiles... También pensando en la edad de Per". La disposición de las fotografías resultantes se encuentran en la última estancia de la exposición, con una disposición que recuerda "a una bandada de pájaros". Se trata de una serie que forma parte de un proyecto en el que la profesional de la luz visita las casas de los artistas extranjeros asentados en Canarias. El primero con el que realizó este experimento fue con Stipo Pranyko cuando TEA le dedicó una exposición.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine