Funambulista

Diego Cantero: "El deseo de que el público quiera repetir da un vértigo que me encanta"

"Fichar con Sony era algo que llevaba persiguiendo desde hace tiempo. Ya había trabajado con ellos componiendo para artistas de la compañía", asegura el cantautor murciano

07.04.2016 | 10:05
Diego Cantero en una imagen promocional de su último disco.

Actúa el próximo viernes en el Búho Club de La Laguna

Tendió la cuerda sobre la que decidió caminar hace más de una década. A pesar de que ésta no está dispuesta a miles de metros sobre el suelo, dedicarse a la música, en los tiempos que corren, genera verdadero vértigo, así como pasar de ser Diego Cantero a Funambulista después de 10 años de carrera musical. El cantautor murciano nunca se imaginó que el cambio le fuera a ir tan bien. Tras componer la banda sonora del filme Perdona si te llamo amor, ponerle voz a un anuncio de Suchard, publicar su segundo disco como Funambulista y sonar con fuerza en Cadena Cien, el artista fichó el pasado febrero por Sony Music. Ahora presentará en Tenerife su gira Quédate y Ya Verás en un concierto que dará junto al pianista Alejandro Martínez el viernes 8 de abril, en el Búho Club de La Laguna.

Tercer concierto en Tenerife en los tres últimos años, y eso que tiene miedo a volar. ¿La Isla engancha?

La Isla engancha, sin lugar a dudas, sobre todo su gente. A fin de cuentas he ido tres veces en los últimos tres años pero hace ya 13 ó 14 años que vengo visitando la Isla y tengo la suerte de tener buenos amigos allí, así que uno le pierde el miedo al avión cuando sabe que va a ser bien recibido.

¿Cómo se presenta esta vez el espectáculo de Funambulista?

La última vez fui solo con la guitarra y en esta ocasión voy con Alejandro Martínez al piano, que es el pianista con quien estoy haciendo toda esta gira. Vamos a hacer un repaso de todo: del disco actual y un repaso a toda la carrera. Como siempre, un concierto nuestro lo acaba decidiendo la gente, acaban decidiendo incluso qué temas quieren que cantemos, porque en un momento dado es el público quien nos dice qué quiere que toquemos.

Compuso la banda sonora de una película, puso voz a un anuncio de Navidad, suena a diario en la radio... ¿Cómo se digiere todo esto?

Bueno, uno lo va pidiendo poco a poco. Las cosas, la verdad, es que en el último par de años han ido un poco más rápido. Pero todo es asumible y la verdad es que disfrutándolo mucho, disfrutando de que nos dé el viento, por fin, a favor y de que las cosas salgan bien.

Esto habrá tenido también un fuerte tirón promocional.

Sí, en los últimos dos años hemos multiplicado el público; es algo increíble. En cuestión de un par de años, en todas las ciudades la gente se ha multiplicado por tres y por cuatro. A Tenerife siempre vamos con todas las ganas y últimamente responde la gente. La última vez llenamos el Búho y creo que esta vez va por buen camino.

Y ahora ficha por Sony Music.

Era algo que llevaba persiguiendo hace tiempo. Lo llevamos hablando durante mucho tiempo. He trabajado con ellos de otra manera, componiendo para artistas de esa compañía, y al final siempre había una relación con la gente que trabaja allí y, bueno, se ha dado de una manera natural. En realidad, cuando hicimos este disco, Quédate, ya mostraron bastante interés y nos pusimos a hablar y ¡mira! Son unos compañeros de camino que seguro nos van a sumar mucho y van a aportar un montón a mi carrera.

¿Qué expectativas tiene tras este fichaje?

Es que al final mis expectativas siempre son las mismas: poder seguir haciendo discos y seguir tocando. Ojalá que se superen mis expectativas, ojalá que pasen cosas que yo no me espero. Trabajo en la música desde hace muchos años y soy feliz igualmente. Espero que venga mucha gente a verme cada vez que vaya a tocar y eso será trabajo para mí y también para todo mi equipo. Eso ya me hace feliz.

¿A quién le gustaría escuchar entonando una de sus composiciones?

La verdad es que hay muchos artistas que me gustarían. No sé, yo siempre digo lo imposible, como Joaquín Sabina. Creo que es imposible que ocurra pero también creo que, a base de decirlo mucho, algún día se convertirá en realidad.

El disco Quédate está lleno de guiños a diferentes temas. ¿Cómo lo plantea?

Me gusta hacer guiños, sí. Me gusta coger esas pequeñas cosas que entenderá la gente que me sigue que ha escuchado mis canciones. Son como pequeños regalos, guiños a los más fans, que puedan enganchar un trozo de una canción con otra. Creo que siempre, cuando lo escribo, es por algo. Algo tendrá que ver.

En la canción Demasiado buena habla de una chica que lo pasa mal al apostar por su vocación. ¿Hay algo de su propia historia?

Sí, claro que sí, yo creo que algo tiene que ver. Sobre todo va de la gente que se va a otra ciudad o a otro país a buscarse la vida, ya sea en el arte o en cualquier profesión, y habla de esa experiencia cuando vuelve a casa por Nochebuena a contarle a sus familias que todo es genial, aunque no sea del todo cierto y aunque las cosas todavía no salgan, pero manteniendo esa esperanza. Yo creo que es una canción agridulce, porque es el ansia y la fuerza por conseguir un destino y los golpes de realidad que te da la vida, y te das cuenta de que no todo llega en el momento que debe.

¿Con qué artista le gustaría hacer un dueto platónico?

Es que hay muchos y probablemente voy a luchar por conseguirlo. Hay muchos artistas en España con los que me encantaría grabar. Son un montón. Me gusta la escena actual del pop en España y me gustan los artistas. Es que podría decirte mil; me gustaría cantar, sobre todo, con gente que compone sus canciones. Es algo que me interesa bastante. Valoro mucho alguien que escribe sus canciones y las canta, está más cerca de mí.

¿Cómo titularía una canción sobre la situación política actual de España?

Bffffff... Con este título nos quedamos (ríe).

Tendría un tono más bien de desamor ¿no?

Sin lugar a dudas, de desasosiego, de desesperación.

¿Tras esta gira toca descanso?

No. Grabamos otra vez, empezamos a hacer cosas y, sobre todo, seguimos girando. No vamos a parar. Estamos empalmando una gira de verano con otra de invierno con una de salas y que no pare. Yo creo que esa historia que pasaba antes, que los músicos paraban un tiempo para grabar, no es necesaria. Podemos hacerlo todo a la vez, y me gusta hacerlo todo.

¿Puede que se dé ese salto al extranjero?

Sí , pretendo ir al extranjero. Siempre me pongo de plazo un año. Yo creo que en un año estaré por ahí. Me falta, como sabe, superar el miedo a volar. O sea, que Canarias es el primer destino. Allí haré la prueba. Son unas dos horas de vuelo, así que, si aguanto bien, probablemente me anime.

¿Cansa cantarle al amor?

No, creo que el amor es el tema más universal del mundo. En el fondo todas las canciones hablan de amor. No tiene que ser amor a una chica de Me has dejado te he dejado, te quiero me quieres. El amor a una chica, a una profesión, a la vida... No sé, a la nostalgia, a un montón de cosas. Todo está lleno de amor y lo que no, no está bien.

Como Funambulista, ¿ha sentido verdadero vértigo en algún momento de su carrera?

Cuando cambiamos el nombre de Diego Cantero por Funambulista, después de 10 años en la música, fue arriesgarse a volver a empezar y jugársela. Eso a escala grande y a escala pequeña en cada concierto, cuando llegas al escenario y te enfrentas a gente que tienes que convencer de alguna manera o tienes que hacer que su noche merezca la pena y quieran repetir. Ese deseo produce un vértigo importante, que asumo con responsabilidad y que me encanta. Disfruto del vértigo, al igual que un funámbulista que camina por un alambre y lo está gozando.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine