Los últimos toques de espray de Shirley

La mejora de la fachada del Círculo de Bellas Artes está casi acabada

25.03.2016 | 18:27
Los últimos toques de espray de Shirley
La polifacética artista Shirley Wintsch le da los últimos detalles a la fachada del Círculo de Bellas Artes.

Cuatro días trabajando 14 horas diarias sobre un andamio. Así ha pasado esta semana la polifacética artista Shirley Wintsch pintando con espray la fachada del Círculo de Bellas Artes de Tenerife. Comenzó el sábado y fue el miércoles cuando ejecutó los últimos detalles de esta obra abstracta con simbología cálida, antes de hacer la maleta para viajar a Londres.

Gracias a Cepsa, que ha acogido la iniciativa incluyéndola en su programa Sumérgete en Santa Cruz, –que lleva desde 2012 convirtiendo la ciudad en un museo de arte urbano al aire libre a base de decenas de murales– el Círculo ha podido comenzar con la esperada limpieza de cara de su edificio.

La autora del mural, en colaboración con Waldo Vinces, espera que la fachada sea un reclamo para la gente joven, "abriendo su interés al mundo del arte urbano contemporáneo". La artista ha utilizado como técnica el espray de la marca española Montana. Incluso el barniz transparente también se aplica con espray, aunque se han ayudado de un rodillo común. La cinta de papel ha ayudado a la hora de evitar pintar la piedra de los marcos de las ventanas, aunque con el viento que ha hecho estos días no ha sido tarea fácil. También ha utilizado plantillas para los círculos de la parte superior y algunas figuras geométricas rectilíneas de las zonas inferiores.
Luminiscencia

La obra de esta creadora de 34 años, mitad española mitad americana, se caracteriza por el uso de colores flúor y el juego con la luz, lo cual parece dotar a sus piezas de "vida". Wintsch explica que esta luminiscencia ocurre cuando "los colores cambian de tonalidad a medida que la luz se refleja en ellos de una manera u otra", aunque también ha usado directamente pinturas que brillan en la oscuridad. A esta técnica de la ingeniera ayudarán los seis focos que se colocarán en la fachada, de 50 vatios cada uno: cuatro en la primera planta y dos en la última iluminando hacia abajo. Estas luces led estarán programadas para cambiar de color desde las 20:00 horas y hasta las 12:00 horas, aproximadamente. "Estarán encendidas unas cuatro horas cada noche", adelanta José Linares, presidente de la Asociación Cultural de Artistas Americanos de la que Wintsch es vicepresidenta.

Linares y Wintsch cuentan que la fachada "se ha transformado de un estilo modernista de principios del siglo pasado a una obra vibrante contemporánea sin cambiar sus elementos arquitectónicos"

Linares, también artista, ha estado estos días ayudando a Wintsch. Cuenta que ella no ha parado y que él mismo ha sido el encargado de traerle "bocadillos de La Garriga para almorzar que se ha comido sobre el andamio".

Wintsch reconoce que le han sobrado días de los calculados inicialmente. "Estas cosas es mejor hacerlas lo más rápido posible". A veces esta prisa no ha ayudado a que se secasen las capas de pintura, que en algunos puntos con muchos detalles se elevan a nueve.

En cuanto al acabado, Wintsch explica que "para mí el mural se encuentra en el punto perfecto a los tres meses". Y es que en la inauguración los colores estarán muy vivos y con el paso de unos meses el sol los transformará en "tonos un poco más tenues". Esta inquieta artista no espera que el mural esté ahí para siempre ni mucho menos. "En Miami no duran ni un año pero lo normal son unos tres, que es cuando los colores ya están muy suaves", explica la ingeniera, que sugiere cambiar el diseño de la fachada cada cierto tiempo.

A pesar de que por parte de la artista –que ha contado con algunos colaboradores durante el trabajo– ya está listo, aún falta la colocación de las luces led, que ella misma supervisará. Por eso se mantiene el andamio cubriendo la fachada. Se prevé que la inauguración oficial sea el 23 de abril. En este señalado día del Libro –que conmemora la fecha del enterramiento y muerte de Cervantes y Shakespeare, respectivamente– la directiva del Círculo estrenará el mural colectivo que han pintado 42 artistas en las paredes del teatro de la entidad cultural, coordinado por la pareja artística y sentimental formada por el suizo Marc Kuhn y la mexicana Rossana Durán, los fundadores del movimiento Col-Art. Además, para esas fechas también se habrá terminado con las obras que mantienen al edificio sin vida, que comenzaron a principios de mes, con las que el edificio de cuatro plantas será accesible. Bajo la firma del arquitecto Fernando Menis, se está trabajando en la colocación de un ascensor y en el acondicionamiento de rampas a su entrada. Además, la entrada se tornará negra y se retirará el cajero automático de su fachada.

Todas estas novedades se enmarcan en la celebración de los 90 años de existencia de esta institución privada sin ánimo de lucro. Así, el día de la inauguración de todos estos cambios dará lugar a una gran fiesta en la que se conmemorará el aniversario de la primera junta del centro, hace 90 años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine