TEA volverá a tener un director artístico

En una revisión acorde a la ley, el Cabildo abre convocatoria para la Gerencia del centro, a la que le seguirá la esperada plaza del cargo que dejó Durana en 2011

24.03.2016 | 00:04

Dentro de la línea de revisión de las estructuras de Cultura del Cabildo, acorde a la ley vigente, el TEA Tenerife Espacio de las Artes volverá a tener director artístico. Su vicepresidente y director insular de Cultura, Educación y Unidades Artísticas, José Luis Rivero, explica que ya se trabaja para sacar la convocatoria pública pero es un proceso complejo que puede llevar más tiempo. "Nos gustaría decir que estará seguro para finales de año pero no es una cuestión de querer o no querer sino de burocracia y de papeleo administrativo", aclara Rivero a este periódico. La concurrencia que sí que está ya en marcha es la de selección de gerente del TEA, cuyo plazo de participación abrió el pasado día 19 y finaliza el 2 de abril. "En las empresas o instituciones públicas culturales la dirección artística y gerencial son dos cabezas fundamentales", sentencia el también vicepresidente de TEA.

El cargo de director artístico, una demanda del sector cultural de la Isla, solo ha sido ostentado una vez, por Javier González de Durana. El historiador desempeñó esta tarea desde el nacimiento del centro contemporáneo del Cabildo, en el 2008, hasta que presentó su dimisión en 2011 para liderar el Museo Balenciaga de Guipúzcoa, alegando haber hecho en TEA "todo lo que podía hacer". La figura de director artístico no existe desde entonces en la institución que aloja el edificio firmado Herzog & De Meuron, sino que son tres trabajadores de TEA los que asumen estas tareas: Yolanda Peralta, conservadora del departamento de exposiciones temporales; Isidro Hernández, conservador de la colección permanente; y Antonio Vela de la Torre, director del Centro de Fotografía Isla de Tenerife, con sede en TEA.

Por otro lado, la figura del gerente no existía desde que se fue Iñaki Domínguez Paniagua en 2013. Rivero explica que a su marcha, que coincidió con la del gerente del Auditorio de Tenerife Adán Martín, se realizó la misma acción: " Lo que se hizo fue adscribir ciertas funciones gerenciales a puestos directivos que ya estaban en ambas instituciones". "En el caso de Auditorio mi plaza de director artístico asumió un complemento para llevar, además, la gerencia, y en el caso de TEA fue Ignacio Faura, que tiene su plaza de director técnico, quien asumió las funciones gerenciales pero no tiene la plaza de gerente", desgrana el director insular.

La actual búsqueda de un gerente no significa el cese de la persona que actualmente desempeña un cargo similar, Ignacio Faura, sino que éste mantiene su puesto de director técnico en TEA pero pierde su "complemento para la gerencia", según explica Rivero. Puede ocurrir que el propio Faura, cuya primera relación con TEA fue a través de la empresa en la que trabajaba y que ejecutó la obra, OHL, se presente a la convocatoria para la gerencia.

"Necesitábamos sacar ya la plaza real de gerente por concurso público con unas pruebas rigurosas con un tribunal formado solo por funcionario expertos en gestión del Cabildo, sin intervención política, para garantizar la mayor transparencia posible del proceso", comenta Rivero, quien sostiene que "se puede presentar cualquier persona que cubra las expectativas curriculares y de calificación del puesto que se establece en las bases". Estos requisitos abarcan desde una titulación superior como una licenciatura, se valoran positivamente el conocimiento de idiomas y la experiencia en "aplicaciones de los recursos gerenciales al área cultural". Rivero matiza que "la figura que se busca es gerencial, no artística". "El gerente tiene que saber gestionar administrativamente los recursos humanos de una empresa", apunta el también director artístico de Auditorio.

La selección del gerente de TEA consta de esta primera parte curricular y de una segunda en la que ha de elaborar y defender ante un tribunal un plan de gestión administrativo para TEA. Rivero pone como ejemplo cuando se cubrió la plaza de gerente de Auditorio, en la que "el tribunal estaba compuesto por jefes de servicio y funcionarios de máximo nivel de áreas del Cabildo como Intervención, Hacienda, Tesorería y Recursos Humanos". Estas personas pueden hacer preguntar al aspirante, ya que "tiene que tener conocimientos de estas áreas". La dedicación del elegido deberá ser exclusiva a sus funciones en TEA. El contrato será de dos años –incluyendo seis meses de prueba– prorrogables por otros dos. Las bases e instancias de encuentran en el Registro de TEA y en su página web.

Los pasos a seguir

Todos estos cambios en las instituciones culturales dependientes del Cabildo, según Rivero, vienen del cumplimiento –dentro de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, reguladora del Régimen Jurídico de las Adminsitraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común– de la aplicación de la tipología de las empresas públicas "que salió en julio o agosto del año pasado, que fue cuando el Cabildo la aprobó en pleno". Se trata de "los requisitos que ha puesto el Ministerio de Hacienda sobre las tipologías de los puestos directivos de cada empresa total o parcialmente participada por las instituciones públicas".

La convocatoria para elegir a un gerente se pudo sacar porque "ya estaba dotada económicamente y no necesitaba de nuevos recursos económicos". La idea es estabilizarla "y luego ya buscamos los recursos económicos para dotar la plaza de dirección artística, que ya he anunciado al consejo de administración, y cuando venga el momento adecuado la sacaremos". Cuesta estimar el tiempo y es que "la propia ley reguladora del Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y el Procedimiento Administrativo Común establece tres niveles en función del presupuesto y Recursos Humanos que se adscriben a esta empresa y el problema es que nuevamente Hacienda del Estado ha hecho una especie de corte común basándose en una empresa tipo que establece solamente para las de Nivel tres, que es donde estará TEA por recurso humanos y nivel presupuestario, un único puesto directivo". Siguiendo esta disposición, todos los trabajadores estarían por debajo del gerente "pero en las empresas o instituciones públicas culturales no puede ser así porque la dirección artística y gerencial son dos cabezas fundamentales". Por eso no es tan sencillo sacar a concurso público la plaza de director artístico de TEA. "Lo que estamos trabajando con el área de Recursos Humanos del Cabildo es ver cómo habilitar dentro de toda esta normativa la posibilidad de una dirección artística pero no es una cuestión de querer o no querer sino de burocracia y de papeleo administrativo, de poder encontrar el engarce para generar la figura", analiza Rivero.

Los cambios están a la orden del día en Cultura del Cabildo, pues en diciembre se informaba de la salida el próximo agosto de Michal Nesterowicz como director de la Orquesta Sinfónica de Tenerife.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine