Gerardo Pérez 'lleva' a sus espías enamorados al Real Casino de Tenerife

El escritor y abogado presenta su última y premiada novela, 'La sonrisa Duchenne', la más cinematográfica de las tres que ha publicado, junto al crítico García Rojas

25.02.2016 | 12:44
Gerardo Pérez en la presentación de su anterior libro.

El escritor y abogado tinerfeño Gerardo Pérez Sánchez (La Laguna, 1972) presenta esta noche a las 20:30 horas su última novela, La sonrisa Duchenne. Será en el Real Casino de Tenerife, en la Plaza Candelaria de Santa Cruz, junto al crítico literario Eduardo García Rojas. Hace apenas un mes salía a la luz el tercer libro de Pérez, el más cinematográfico, que tiene en común con los dos primeros, –El peso del tiempo (2013) y El amor y otras vías de escape (2014)–, tener una historia de amor como hilo conductor.

Esta novela fue publicada gracias a la organización del Premio Iberoamericano de Novela Verbum 2015, certamen en el que La sonrisa Duchenne quedó entre los siete finalistas de los 497 presentados. Lo normal es que solo se saque a la luz el texto ganador pero Verbum hizo una excepción y también le concedió esa compensación al libro de Pérez, que se publica con el sello de ser finalista de este concurso.
Aunque ha pasado poco tiempo desde la salida a librerías, al crítico de cine de la opinión de tenerife ya le han llegado noticias de lectores que la han terminado. "Es pronto, pero la poca gente que me ha dado su opinión me ha dicho que es una novela entretenida de lectura ágil, que es, sino mi prioridad, uno de los aspectos más importantes para mí", cuenta el autor. También la editorial le ha llamado porque las ventas han subido respecto a la novela anterior. "Supongo que venderse como premiada por Verbum ha ayudado mucho", reflexiona el profesor de la Universidad de La Laguna.

Pérez recomienda la lectura de esta novela "a quien le guste el cine y esté habituado a la lectura de novelas policiacas, de intriga y suspense". Además, el escritor añade que "les gustará a los más partidarios de la literatura romántica porque hay una relación de amor complicada".

El protagonista de la novela tiene mucho de Pérez pero es normal porque "el escritor siempre deja algo de sí mismo en sus personajes, no solo en el principal". Es una relación difícil de medir pero el autor apunta que "ningún personaje es un calco mío porque hay una gran parte de creación ficcionada".

El agente secreto español ya retirado que protagoniza esta novela de 200 páginas reflexiona durante la novela sobre las identidades. Como profesional del espionaje tiene muchos nombres pero sostiene que cada uno tiene algo de él mismo pero a la vez le permite cambiar por completo. El autor explica que "es una idea que percibo de determinadas personas con las que me he topado en mi vida profesional". Este escritor, crítico, profesor y abogado se mueve en ámbitos muy diferentes como el de los juzgados y la universidad y es ahí donde ha conocido "a personas muy creativas en las que veo presente esta idea de que el nombre no te define y que las personas pueden empezar de cero".

Un personaje que llama la atención en la trama es el coronel Nicholson, que Pérez confiesa que tomó de la película El puente sobre el río Kwai (1957) "pero no tanto físicamente sino en un sentido de jerarquía por el personal que tenía a sus órdenes". Y es que se trata del libro más cinematográfico de Pérez, no solo porque cada capítulo comience con la cita de una película sino sobre todo por las descripciones y el movimiento de cada escenas, que hace que el lector se lo imagine de una manera muy audiovisual. "Aparte de que el protagonista tiene mucho de Jason Bourne, está claro que las fuentes de las que bebo son cinematográficas más que literarias y esto sucede porque veo mucho cine y eso me aporta muchos datos para el género que quiero tratar". Por tanto, este crítico de cine le debe mucho "al buen cine de acción". Aunque es una posibilidad lejana, a Pérez le encantaría ver sus palabras pasadas a imágenes en movimiento: "Sería maravilloso ver esta novela en una película".

Donde sí que no ha necesitado inspiración este prolijo autor es en la relación amorosa a tres bandas que se desarrolla durante las páginas de La sonrisa Duchenne, un título cuya razón de ser solo se comprende al final de la lectura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine