Concierto

Andrés Suárez: "Los conciertos aquí son distintos; si vengo cada cuatro meses es por algo"

El cantautor gallego regresa a Tenerife para presentar su último trabajo

26.02.2016 | 16:23
Play
Andrés Suárez: "Los conciertos aquí son distintos; si vengo cada cuatro meses es por algo"
Andrés Suárez en Santa Cruz.

El cantautor gallego Andrés Suárez regresa a las Islas para presentar Mi pequeña historia, "un disco más rockero que compuse del tirón", cuenta el artista a este periódico. El concierto previsto para este viernes en el Paraninfo de la Universidad de La Laguna agotó las entradas. El resto de fechas serán el día 27 en Lanzarote y el 28 en Gran Canaria.

¿Qué les espera a los canarios en estos conciertos?
Continúo presentando Mi pequeña historia pero con sorpresas, con canciones nuevas, repaso de trabajos anteriores con canciones que no quiero que caigan en el olvido y lo que surja. La verdad es que los conciertos aquí son distintos, y no lo digo para hacer la pelota. Si vengo aquí cada cuatro meses es por algo: me tratáis extremadamente bien, me gusta este calor en todos los sentidos y creo que la canción de autor en Canarias, y en Tenerife en especial, tiene un peso especial, se canta y se escucha muy bien.

Cada año su relación con Tenerife se afianza, ¿cómo comenzó?
Hace unos 12 o 13 años con un Colectivo Cantautores Canarios que por desgracia desapareció. Consistía en un intercambio cultural: yo venía de miércoles a domingo a tocar en El Doblón, El Chola, El blues, El Búho... y esa misma semana en tu tierra llevabas a un cantautor canario. Me parecía un acierto brutal y así conocí este lugar. Tengo una gran amiga aquí en Radazul, que es casi familia, que me dejaba un piso y un coche; me sentía el dueño de la Isla. Me quedé completamente enamorado de esta tierra y comencé a no dejar de venir. Tengo además alguna que otra historia que llegó a la piel y al amor y me hizo estar bastante tiempo aquí. Siempre ha sido un acierto venir, nunca me he llevado un no verso; he hecho muchas canciones que hablan de Canarias y creo que me quedan muchas más.

¿Cómo se siente siendo un gallego con fanes en Tenerife?
Siempre digo que son seguidores y no fans, porque suena a gente que no piensa y grita. Es extraño pero estoy encantado. Desde hace dos o tres años con Javier de Búho Producciones vi que el público crecía y era un poco abrumador. A otros compañeros cantautores también les pasaba. Yo creo que la decisión es vuestra y no mía. No estoy de acuerdo con la frase de Sabina –y mira que me parece un genio– que dice Al lugar donde has sido feliz no debieras tratar de volver. Pienso que hay que volver continuamente allá donde te traten tan bien.

En el concurso que hizo en redes el Faro de Teno quedó entre los primeros destinos para rodar un videoclip suyo.
Sí, fue de los más votados, compartidos y con más Me gusta. Y eso es un ejemplo de lo que sucede en Tenerife con respecto al resto de España. El proyecto Rincones de Mi Pequeña Historia surgió porque grabé un vídeo en un acantilado de mi tierra y se nos ocurrió la idea de que la gente nos mandara su espacio del mundo y si tengo la oportunidad, iré a cantar ahí. Recibimos como 400, fue como presumir de lo bonita que es España. Desde Tenerife me mandaron este lugar y me pareció brutal. Esta semana voy, tengo muchas ganas y curiosidad.

¿Habrá, entonces, un videoclip suyo rodado en Tenerife?
Sin duda. Aún no sé que canción, pero será una de las nueve historias que faltan del disco.

Habrá hecho buenos amigos de la profesión en las Islas durante estos años.
Sin ir más lejos he colaborado con uno de los principales cantautores de este país, el maestro Pedro Guerra, que es de Güímar. He tenido muchas ocasiones de contaminare en el mejor de los sentidos.

¿Qué le diría a las personas con prejuicios hacia la canción de autor?
Puede que hace 30 ó 40 años fueran gente que cantaba con tristeza, lentitud y oscuridad en un bar maldiciendo la política, el futuro y las mujeres, –que merecen todo el respeto porque se la jugarion y algunos tuvieron que ser exiliados– pero ahora, por ejemplo, vengo de un concierto en Madrid del irlandés Glen Hansard donde 1.200 personas acabaron pegando saltos, botes, tirándose al escenario, bajando... y es un cantautor. Iván Ferreiro, Roberto Iniesta de Extremoduro, Damien Rice... son cantautores. La historias de la música se rige por la canción de autor, excepto The Beatles, que eran dos. Cantautor no es más que un tío que hace su música y su letra como quiere: te puede hacer reír, saltar pero no te va a amargar la vida. Con muchos cantautores he llorado pero de la risa.

Vivir del arte siempre ha sido complicado pero parece que cada vez más, ¿qué cambiaría?
Que los de arriba, que todos sabemos quiénes son, los que dirigen el reparto cultural, no lo focalicen únicamente en productos americanos o de Tokio o Japón prefabricados que manejan en dinero. Me duele mucho de la sociedad actual, que un chaval de 16 años que empieza dice que no sabe quién es Silvio Rodríguez o Víctor Manuel, que nos los ha oído. Y es que si ponemos determinadas emisoras y canales, suena lo mismo 22 horas al día. Yo no digo que no suene eso porque tiene que haber un determinado ingreso económico pero ¿tiene que ser el 100 por cien destinado a esa música prefabricada que detesta y rechaza la palabra? Cuando de pequeño iba en el coche con mi padre en la radio sonaban Sabina y Serrat. Echo de menos aquello.

En su proceso creativo, ¿va primero la melodía o la palabra?
Las musas van cómo y cuándo quieren. Puedo estar dos meses sin saber hacer una canción, hay veces que tienes una melodía y sale toda la palabra, otras escribo un poco y luego cojo la guitarra... Soy muy desordenado hasta para componer. Cuando aparecen las musas, tienes que dejarte querer. Las canciones te hacen a ti y no al revés.

¿Tiene algún sueño?
Seguir viviendo de la música, viajando, reencontrándome con los viejos amigos, disfrutar de los acentos nuevos, del sol, de la gastronomía de un lugar, y del trabajo que amo que es encima el que me sustenta, la música. Me levanto por la mañana y tengo curro y como decía Javier Ruibal, ¿Quién no da la vida por un sueño? Su persecución puede ser frustrante y dolorosa a ratos pero siempre estará recompensada cada lágrima cuando al final consigues estar donde quieres estar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine