Los objetos inmortalizados de Chema Madoz

La Fundación CajaCanarias inaugura, con 189 imágenes, la mayor muestra dedicada el Premio Nacional de Fotografía del año 2000

24.02.2016 | 12:39
Los objetos inmortalizados de Chema Madoz
Play
Los objetos inmortalizados de Chema Madoz
La exposición ofrece 189 obras de Chema Madoz de diferentes formatos pero todas ellas en blanco y negro.

Al madrileño Chema Madoz, Premio Nacional de Fotografía en el año 2000, le gusta estrujar las ideas que le surgen, los conceptos, la inspiración en general y convertirla en curiosos objetos alterados por él mismo que tienen la suerte de ser inmortalizados a través de su mirada. La Fundación CajaCanarias cuelga 189 de estos mensajes eternos en Chema Madoz XXI, la mayor exposición dedicada al irreverente soñador .

Las dos plantas de la sede de Santa Cruz de Tenerife de la entidad albergan las inmensas y también pequeñas creaciones de Madoz, que se caracterizan por una exquisita elegancia, un trato minimalista y ese blanco y negro ceniza, casi sepia. La planta baja recorre la obra de Madoz desde que ganó el prestigiosos premio hasta el año 2005 y las salas superiores albergan los instantes desde el 2006 hasta el 2014. La muestra, que necesita tiempo para ser recorrida y asida, estará en la capital hasta el 28 de mayo, para viajar a La Palma y a la antes sala de CajaCanarias en el Puerto de la Cruz, que recuperará este año.

Una pesa antigua, una mariposa enjaulada, una hoja atravesada por otra, amenazantes cuchillos, relajantes gotas, un escritorio escrito a mano, una tela de araña tejida con palabras, un florete con un reloj en la empuñadura y muchas más imágenes visuales se pueden encontrar en la muestra, comisariada por Borja Casani. El experto habló de una de las fotografías, que muestra a un avestruz metiendo la cabeza en su propio huevo, gigante. "Lo propondría como escudo de la bandera de España", ironizó.

Casani explica que "está ocurriendo en el arte moderno que el no entendimiento entre la obra del artista y el espectador ha creado un foso pero esto no pasa con Madoz, en cuya obra el espectador participa, completándola". "Se le ha llamado surrealista pero yo lo encuentro realista porque sus piezas están hechas físicamente". El comisario destaca de Madoz su elegancia formal "que viene del latín y quiere decir elegir adecuadamente, lo cual le da naturalidad a la obra"; la capacidad de encontrar polisemia en los objetos y contenidos; y la precisión de cada pieza "donde el objeto es neutralizado, un fantasma de sí mismo".

El presidente de la Fundación, Alberto Delgado, confesó que "la primera reacción es siempre de sorpresa y asombro porque Madoz es un mago que impregna de ilusión su obra".

Madoz no se plantea exponer los propios objetos que crea para sus imágenes "porque la percepción cambiaría bastante". "Al fotografiarlos se colocan en el mismo plano, les da unidad", sentencia el artista, quien propone al espectador "entrar en el juego y disfrutar de cada imagen de esta exposición".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine