La Orquesta Sinfónica dedica un concierto a la tradición rusa

James Feddeck debuta al frente de la formación musical del Cabildo, que contará como solista con el violinista Erzhan Kulibaev

16.02.2016 | 00:34
La Orquesta Sinfónica dedica un concierto a la tradición rusa

La Orquesta Sinfónica de Tenerife dedica un concierto de temporada a la tradición rusa, desde el dramatismo nacionalista de Mussorgski hasta el postromanticismo de Rachmaninov, a los que acompaña el dinamismo y toque de folclore armenio de Kachaturian. Se trata de un programa de diferentes estéticas que será dirigido por James Feddeck, quien debuta al frente de formación musical del Cabildo de Tenerife, y que contará en el violín solista con la intervención del kazajo Erzhan Kulibaev. El evento tendrá lugar este viernes a las 20:30 horas en la Sala Sinfónica del Auditorio de Tenerife Adán Martín.

Las entradas ya están a la venta llamando al teléfono 902 317 327, en las taquillas del Auditorio (de 10:00 a 15:00 horas, de lunes a viernes, y de 10:00 a 14:00 horas los sábados) y a través de internet en la página web www.sinfonicadetenerife.es.

Compositor inestable y principalmente dedicado a la música vocal, Modest Mussorgski (1839-1881) dejó un escaso número de composiciones instrumentales, muchas de las cuales quedaron inacabadas o las terminaron amigos suyos. Como es el caso de la ópera Khovanshchina, un drama con connotaciones épicas que carecía de orquestación tras su muerte y solo pudo representarse tras ser completada por Rimski-Kórsakov. El preludio es un pequeño poema sinfónico al que el compositor denominó Amanecer sobre el río Moscova, y se caracteriza por la magia y el exotismo de la música orquestal rusa, tan propios del compositor, con un sonido pulcro de gran expresividad y un amplio arco dinámico y tímbrico.

Aram Kachaturian (1903-1978) alcanzó renombre internacional y se convirtió, junto a Shostakovich y Prokofiev, en uno de los compositores soviéticos más conocidos durante los años de la Segunda Guerra Mundial. Si bien siguió la tradición de los grandes sinfonistas rusos, nunca abandonó la cultura armenia popular que se puede escuchar en casi todas sus obras. El Concierto para violín es una de sus obras más apreciadas y queridas por el público de todo el mundo por la inconfundible alegría sincera que transmite, así como su extraordinaria adecuación a las exigencias del instrumento.

Las Danzas sinfónicas datan del periodo compositivo occidental de Serguei Rachmaninov (1873-1943) y fue escrita tres años antes de su muerte. Es una pieza de carácter melancólico que resume su quehacer compositivo y su forma de entender la existencia. Compuesta para la Orquesta de Philadelphia en 1940, su título original iba a ser el de Danzas fantásticas, y la intención del compositor era dar los movimientos que la integran los nombres El día, El crepúsculo y Medianoche en alusión a las diferentes etapas de la existencia (juventud, madurez y muerte), pero optó por suprimirlos dada la dimensión y riqueza de la composición.

Aclamado por la crítica, James Feddeck se está convirtiendo rápidamente en uno de los más interesantes y destacados directores de hoy en día, impresionando a las orquestas de ambos lados del Atlántico con su talento innato y su excepcional musicalidad. Se estrena al frente de la Sinfónica de Tenerife después de haber protagonizado varios debuts en Europa y Norteamérica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine