Teatro

Adrián Rosales: "Eso de que para triunfar hay que irse fuera es la mayor mentira que hay aquí"

El actor tinerfeño ha sido premiado recientemente por el festival nacional de teatro de La Rioja

12.02.2016 | 15:45
El actor tinerfeño Adrián Rosales del Castillo, por fuera del Teatro Guimerá de Santa Cruz.

La carrera artística del actor Adrián Rosales del Castillo (1982, Santa Cruz de Tenerife) no para de darle alegrías. La última vino desde La Rioja, cuyo festival nacional de teatro le concedió el premio al Mejor Actor Principal por su papel en ´Un lío padre´, que llega la próxima semana al Teatro Guimerá. El intérprete, que desde hace cuatro años es el Aloe Vera del Carnaval de Dorada, compagina su vida como nuevo fichaje de En clave de Ja con otros proyectos y su trabajo en el herbolario familiar.

¿Cómo vivió participar y ganar en el XVIII Certamen Nacional de Teatro Garnacha de Rioja?

La verdad es que fue una sorpresa, primero, que nos seleccionasen porque somos una compañía joven, Doble M, y es el primer montaje que hacemos. El fundador y actor, Zebensui Felipe, lo presentó a todos los certámenes y festivales de España y en Garnacha, que es importante porque lleva 18 años, gustó. Nos llamaron, fuimos a actuar un sábado y volvimos a casa. Los premios se daban en una gala al sábado siguiente y, aunque nos llamaron para decirnos que habíamos sido premiados, no especificaron la categoría, solo que no era necesario que volviéramos porque no era el grande, el único con premio de 24.000 euros. Así que no fuimos porque no podíamos hacer ese gasto. Mientras se desarrollaba la gala en La Rioja nosotros estábamos aquí atentos a la web del certamen, esperando a que publicasen los premios. Empecé a ver una película y entonces me envió un whatsapp Zeben diciéndome que tenía el premio a Mejor Actor Principal. Y yo, por mi papel en la obra, ni siquiera sabía si optaba al de protagonista o reparto. El jurado me lo dio por la interpretación y llevar el conflicto de la historia. Me alegraron las navidades y estoy flipando porque es un certamen muy reconocido y estoy en su historia, solo hay dieciocho con el mismo título. Estoy esperando a que me llegue el trofeo físico, imagino que problemas de aduanas, espero que no pase nada.

¿Cómo es el personaje con el que ganó el premio?

La historia de Un lío padre es un conflicto en una sala de espera de maternidad. Hay un padre primerizo, que es Carlos, interpretado por Zebensui Felipe, que espera a su primera hija, muy nervioso. Luego entro yo, Diego, un padre ya pasado de rosca que ha tenido tres hijos y está a punto de tener el cuarto y no le hace tanta ilusión. Diego está un poco saturado, de entrada ves que es un poco raro y su comportamiento está un poco trastornado. Empieza a entablar conversación con Carlos y siembra el conflicto de la obra: ¿Pero estás seguro de que la hija es tuya? Mi personaje es un caramelo, el más cómico. De hecho, Zebensui me dijo que lo escribió para mí. Aparte de ser el más clown, Diego hila el conflicto entre Carlos, Diego y Jaime, que lo interpreta Santi López, y es el mejor amigo de Carlos, quien acaba dudando de si es algo más. Aparte, me ha gustado mucho el trabajo de dirección con Nacho Almenar, de Burka, uno de los grandes de Canarias, para guiarme entre el histrionismo y la naturalidad.

Llevan muchas funciones, ¿cómo afrontan la del día 20 en el Teatro Guimerá?

El problema del teatro en Canarias es que a lo mejor entre función y función hay un mes. Sí, llevamos muchos bolos pero la última vez que la hicimos fue el 12 de diciembre en La Rioja. Esta semana nos toca machacarnos a ensayar. Lo bueno es que hemos creado un feeling entre los tres actores muy bueno.

Comenzó con colaboraciones en el programa de la Televisión Canaria En clave de Ja pero parece que ya está fijo.

Bueno, vamos a tocar madera. En En clave de Ja entré hace dos años y medio por un golpe de suerte: una sustitución para dos programas. Me llamaron –porque había hecho un casting el verano anterior– para tres escenas de un programa de doce. El estrés en En clave de Ja es soberbio. Normalmente te pasan el texto el martes por la mañana, el ensayo es por la tarde con el texto aprendido y terminas a las 23:00 horas. Te levantas el miércoles y sigues estudiando y ensayo general por la tarde. El jueves por la mañana, si es en Las Palmas, tienes que coger un avión, llegas al hotel a las 13:00 horas, a las 16:00 es el ensayo general, se repasa todo el programa hasta las 20:00 horas, que es cuando empieza el programa, cuando acabas de terminar de ensayar la escena 12. Gustó cómo lo hice, los guionistas me felicitaron y entonces ese año me llamaron para programas esporádicos. Pasó el verano siguiente y ya me empezaron a llamar más a menudo. Y este año me dijeron que querían contar todo el año conmigo. No tengo personaje fijo pero soy el comodín para los que van surgiendo y siempre cabe la suerte de que cuaje alguno. Es increíble ver a personas que llevan 14 años juntas y el buen rollo que tienen, es como un matrimonio bien llevado. Son buena gente: hay un compañerismo muy grande y si te quedas en blanco te ayudan.

¿Qué ha sido lo peor?

Antes de comenzar el primer la taquicardia me subió y tuve que ir al baño a vomitar e intentar relajarme.

Cuarto año como el Aloe Vera del Carnaval de Dorada.

Empecé en 2013 con una idea genial de mi primo Aarón Gómez, para mí el mejor humorista de Canarias. Junto a La Créme y Flecher.co se llevó a cabo con este personaje surrealista que se le ocurrió a mi primo pensando en mí porque tengo un herbolario. Al día siguiente del estreno del anuncio surgió una página de fans en Facebook del disfraz de Aloe Vera y mucha gente se lo hizo para salir. Este año volví con mi esposa Doña Penca, con la gran Carmen Cabeza.

¿Y el herbolario?

Tengo la suerte de que es un negocio familiar, así que puedo permitirme el lujo de decirle a mi hermano que me coja horas. Él gana más dinero y yo más del teatro, que es al fin y al cabo de lo que me gustaría vivir y de lo que podría ahora pero no quiero dejar el herbolario, me daría pena porque lleva 19 años en la calle Salamanca. Con la interpretación ahora me va bien pero nunca se sabe. El sueldo medio de un actor por función es de 120 euros y una compañía media tiene al año 20 funciones como máximo...

¿Cómo ve a los actores aquí?

Me da muy buena pinta a pesar del panorama. Cada vez hay un público más interesado. Que Abubukaka llene el Leal dos veces antes no pasaba. Veo más talento gracias a la Escuela de Actores de Canarias y a los grupos de teatro aficionado y universitarios, que son cantera.

Dicen que para triunfar hay que salir fuera.

Desde mi punto de vista es la mayor mentira que hay en el mundo de la Cultura en Canarias. El 90% de los actores sin contactos, conocidos ni formación que van a Madrid acaban, con suerte, como camareros. Pocos son los que se han ido y se han quedado. Los que se han formado aquí y tienen talento han logrado ganarse mejor la vida que si consiguiesen trabajar de actores en Madrid. Aquí es más fácil destacar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine