Eliel Ramírez dibuja en papel a 'Los que cambiaron el mundo'

El joven argentino expone en la sala IriArte de Santa Cruz hasta el próximo 19 de febrero 15 cuadros de figuras como Mandela o Jesucristo

31.01.2016 | 02:00
El autor de los retratos, Eliel Ezequiel Ramírez, junto a su retrato preferido, de Jesucristo, en la inauguración de la exposición.

El joven nacido en Argentina Eliel Ezequiel Ramírez Silva expone sus retratos de Los que cambiaron el mundo en el Espacio IriArte de Clínicas Anaga hasta el próximo 19 de febrero. Los 15 cuadros del artista que reside en la Isla pueden disfrutarse en esta sala de arte de la capital tinerfeña, ubicada en la Avenida Tres de Mayo, 28, en horario de 10:00 a 20:00 horas.

Este artista autodidacta de 22 años expone en público por primera vez y está obteniendo una muy buena crítica, sobre todo por parte de la galerista que está confiando en él, Arancha Gómez. La inauguración del pasado día 21 fue todo un éxito.

Nelson Mandela, María Teresa de Calcuta, Martín Luther King, Steve Jobs y hasta el mismísimo Jesucristo de pueden reconocer de entre los 15 retratos que expone el joven. Para hablar de Los que cambiaron el mundo, el propio Ramírez explica que "los medios de comunicación actuales avanzan como un huracán y llevan consigo información, conocimiento para la mayoría de personas que años antes no existían. Hoy en día los aparatos de bolsillo nos permiten acceder a casi cualquier cosa, un mundo irreversible que cambia constantemente, un mundo que desgraciadamente olvida, y no me refiero a esas personas que ya vivieron sino a las que están por vivir", reflexiona el joven dibujante.

"Esos pequeños segmentos de conocimiento que desaparecieron causando el olvido a estas personas que ya no son recordadas solo por el tiempo, personas que sabían diferenciar lo que realmente era importante y luchar por eso a pesar de las circunstancias, a pesar de las, muchas veces, cruel indiferencia de la gente, demostrando día a día que ni el estruendo de los ignorantes podía apagar la pasión de sus deseos", se explica el joven, quien añade que "seguían adelante sin retroceder, sin la necesidad de nadie más que de sus pensamientos, ignorando los imposibles, construyendo sus caminos sin dejar de mirar a lo más alto, demostrando con acciones y no con inútiles palabras, adelantándose al futuro, levantándose una y otra vez, viendo la vida de otra manera". "Además lo hacían sin olvidar de dónde venían ni adónde querían llegar, algunos asesinados por sus propios principios, otros por las miradas sin amor de los que arrebataban toda esperanza, ofreciendo incluso su propia vida, negando la incredulidad, enfrentándose al abismo, despertándose no con un sueño sino con una realidad, con una verdad, convencidos de sus propósitos, leales a su corazón, nacidos para cambiar el mundo", sentencia Ramírez, miembro de la Iglesia Cristiana Internacional.

Ramírez Silva, que lleva más de diez años viviendo en la Isla junto a sus padres y su hermano gemelo, demostró aptitudes más que evidentes hacia el arte pero los métodos académicos no le convencían así que continuó desarrollando su talento por su cuenta.

Ramírez cuenta que tras "toda mi vida dedicada al arte y ahora con estas inmensas ganas de mostrárselo a los demás, poco a poco voy abriéndome paso al mundo, con las fuerzas suficientes para llegar a lo mas alto gracias al Dios altísimo que me lo permite, porque aunque las escaleras sean altas, sé que hay un hueco para mí en la historia".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine