Perfil

Manos de música

El pianista y compositor chicharrero Gustavo Díaz-Jerez promociona estos días el DVD 'Iberia'

25.01.2016 | 11:08
Manos de música

Desde hace años vive a caballo entre Madrid, San Sebastián y su tierra natal

El consejo que el pianista chicharrero Gustavo Díaz-Jerez da a todos aquellos jóvenes que quieren seguir sus pasos es sencillo: "Escuchen mucha música, la que se compuso hace siglos y la que se hace ahora". El artista de Santa Cruz de Tenerife insiste en que "hay música más allá de Mozart o Beethoven y, con plataformas como Spotify y YouTube ahora es todo mucho más sencillo".

Tiene 45 años y, aunque nació en Santa Cruz de Tenerife, en la actualidad vive a caballo entre la capital chicharrera, Madrid y San Sebastián. Reconoce que nunca estuvo entre sus planes llevar una vida entre idas y venidas pero "por el momento lo llevo bien y nunca he abandonado durante mucho tiempo Santa Cruz", explica el artista.

La relación de Díaz-Jerez con la música comenzó cuando era muy pequeño. "En casa de mi abuela teníamos un piano vertical de 1870 y empecé a tocarlo porque me llamaba poderosamente la atención el instrumento", relata el santacrucero. De este modo, el pianista comenzó a aprender a tocar por su cuenta y, cuando sus padres vieron lo bien que se le daba, comenzó sus estudios en el Conservatorio de Música de Canarias, con tan solo nueve años.

"Comencé a estudiar sin pensar que mi futuro podría estar ligado para siempre a la música", explica el chicharrero, quien reconoce que siempre le han gustado las ciencias. Es por eso que en la actualidad también desarrolla programas informáticos como FractMus, que se centra en la exploración de la composición algorítmica. "Me gusta estar al día de los avances que se producen en el campo de la informática porque lo considero un elemento inspirador para mí", explica.

Cuando comenzó sus estudios en el Conservatorio de Música conoció a uno de los mentores más importantes de su vida, el valenciano Jesús Ángel Rodríguez. "Tuve la suerte de dar con un buen profesor desde el principio", explica el artista, quien avanzó muy rápido en sus estudios de piano y los hizo en cinco años, cuando lo normal es que se prolonguen durante diez años.

Así, con 17 años viajó a Nueva York para estudiar en la Manhattan School of Music, donde recibió clases de Salomon Mikowsky. Aquella experiencia fue inolvidable y asegura que "me marcó como músico". Allí estuvo siete años puesto que también cursó el máster y el doctorado pero reconoce que nunca pensó en quedarse a vivir en la ciudad estadounidense puesto que "es muy cara y en ningún sitio se vive como en España".

Tras sus estudios en el extranjero se instaló en Madrid, donde ha desarrollado buena parte de su carrera como pianista. Desde el año 2002 es profesor de piano del Conservatorio Superior de Música del País Vasco, Musikene, faceta que siempre ha compaginado con su pasión por la composición y la interpretación, una combinación que le gusta mucho. "Trabajar como docente me enriquece, pero eso no evita que yo siga estudiando y aprendiendo cuando no estoy enseñando", relata.

Díaz-Jerez lamenta el "desgobierno musical" que ha existido en España a lo largo de los últimos años, pero reconoce que, poco a poco, ha ido mejorando la educación relacionada con este arte y la afición a escuchar esta música y acudir a conciertos. Además, añade que "aquí hay muy buenos profesores, así como muy buenos alumnos y, aunque siempre es positivo viajar al extranjero para ampliar los horizontes, el nivel en Canarias aumenta poco a poco".

Esta es la tercera temporada en la que forma parte del conjunto musical de cámara residente en el Auditorio de Tenerife Adán Martín, Quantum Ensemble, con el que trata de dar a conocer la música al público, introduciendo cada una de las piezas que eligen para sus conciertos. El 18 de febrero será la próxima cita con este grupo en el enclave chicharrero, donde harán un recorrido por las creaciones de compositores del continente americano.

En la actualidad, se encuentra inmerso en la promoción del DVD Iberia. Se trata de una obra de Isaac Albéniz con una gran dificultad técnica que es considerada una de las más difíciles del repertorio y todo un desafío para los pianistas. "Grabé esta obra en audio en 2009 pero se trata de una composición muy visual que siempre quise grabar en video", explica el pianista. La pasada semana se encargó de hacer llegar esta obra a los escolares tinerfeños con varios conciertos que tuvieron lugar en la Fundación CajaCanarias de Santa Cruz.

El año que comienza llega cargado de proyectos para Gustavo Díaz-Jerez. "Seguiré con mi actividad docente y componiendo. En junio, la Orquesta Sinfónica de Tenerife estrenará una de mis obras y también una ópera en Madrid, entre otras cosas", enumera el chicharrero. Y, así, el artista canario insiste en dar a conocer la música de arte, como a él mismo le gusta denominarla, que se hace hoy en día y en España.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine