Hengelbrock: "En música importan la pasión y la persona que toca"

El director Thomas Hengelbrock participa este sábado en el 32 Festival de Música de Canarias

15.01.2016 | 18:06
El director de orquesta Thomas Hengelbrock.

El director de orquesta Thomas Hengelbrock ha proclamado el valor de la pasión como un elemento fundamental en la interpretación de la música, donde, "al final, lo importante es la persona que la toca", que puede hacer con su actitud que una pieza suene mejor o peor.

Y es que el resultado último de la puesta en escena de una composición, por emblemática que sea, depende siempre de "la pasión que pone el artista", ha sostenido el músico alemán, que, como prueba de ello, ha rememorado una ocasión en que dirigió la sinfonía "Heroica" de Beethoven en La Habana, asegurando que es donde mejor sonó esa obra por el empeño que pusieron los intérpretes cubanos.

"Se trataba de una sinfonía que ya había dirigido veinte veces antes, pero esa fue la ocasión en que sonó más bonita, por la pasión que pusieron los músicos", ha declarado al respecto.

Y ha agregado que, por el contrario, en alguna ocasión ha participado en espectáculos de ópera en Viena "y ha sido aburridísimo", y ello a pesar de que esa ciudad está considerada "la capital" de ese arte.

Thomas Hengelbrock hizo estas declaraciones al hablar de dos conciertos que ofrece este fin de semana en el marco del 32 Festival de Música de Canarias, en una rueda de prensa en la que ha sido calificado en reiteradas ocasiones por los responsables del certamen como "uno de los directores más solicitados de nuestro tiempo".

Una circunstancia por la cual la directora del festival, Candelaria Rodríguez, ha alabado que haya aceptado la invitación a participar en él conduciendo a la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria.

Formación con la que estuvo el viernes en el Auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria y el sábado 16 de enero en el Auditorio Adán Martín de Santa Cruz de Tenerife, con un programa integrado por la "Obertura opus 12" de Karol Szymanowsky, el "Concierto para oboe y pequeña orquesta en Re Mayor" de Richard Strauss, con Lucas Macías Navarro como solista, y la "Sinfonía 8 en Sol Mayor" de Antonin Dvorak.

De ese concierto, ha destacado que combinará piezas escritas por compositores "de tres edades diferentes y con proyecciones vitales diferentes", ya que la de Szymanowsky es una obra de juventud, la de Strauss se hizo cuando este era ya un octogenario y Dvorak creó la suya en su madurez, si bien ha aclarado que opina que eso no impedirá que el resultado de su conjunción sea satisfactorio.

Para verificar el acierto de su pronóstico habrá que esperar a los conciertos de este fin de semana, que se incluyen en una edición del Festival de Música de Canarias que su directora ha subrayado que ha contado con el aplauso de los espectadores en las actuaciones que ya se han llevado a cabo hasta el momento.

En esa línea, Candelaria Rodríguez ha recordado que el certamen cuenta con "una programación que ha sido alabada por Juan Diego Flórez" al paso por las islas del tenor, uno de los más esperados artistas de la edición de este año, si bien ha admitido que hay quienes han criticado su oferta, algo que respeta.

Porque, "si las críticas son constructivas, bienvenidas sean", ha afirmado.

Candelaria Rodríguez ha defendido, además, el criterio que se ha seguido al elaborar la programación de este año, que ha sido confeccionar una oferta "para el mayor número posible" de espectadores, ya que, según ha argumentado, "no se puede programar para cuatro personas" que sean las más versadas en música clásica de las islas.

A ese respecto, ha valorado que el público haya respondido favorablemente agotando las entradas para los conciertos que darán los Niños Cantores de Viena, pese a que "hubo quien dijo que no era algo adecuado para el festival".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine