El compositor Samuel Aguilar estrena una pieza para 14 músicos en Keroxen

El maestro promete para esta noche en El Tanque una experiencia sonora diferente

12.11.2015 | 01:34
El compositor Samuel Aguilar.

El compositor canario Samuel Aguilar estrena mañana una pieza escrita para 14 músicos –12 vientos, percusión y una guitarra eléctrica- en el festival Keroxen. El Tanque Espacio Cultural de Santa Cruz recibe este vibrante tema encargado por la propia organización de la muestra de arte alternativo a las 20:00 horas, siendo el espectáculo que abre esta última sesión de la edición de 2015 de Keroxen.

Aguilar ha colaborado con el festival casi en todas sus ediciones y ya el año pasado estrenó en él una pieza para siete saxos pero la de mañana, What next, es mucho más arriesgada y ambiciosa. En What next, de una media hora de duración, intervienen 12 instrumentos de viento – seis saxos, una tromba, dos trompeas, dos trombones y una tuba–, una percusión y una guitarra eléctrica. "Es un proyecto mucho más complejo", cuenta Aguilar, quien conoce a la perfección la peculiar acústica de El Tanque, por lo que sabe "cómo sacarle jugo para que dé más juego sonoro". Durante la pieza, los músicos, vestidos de negro, se moverán en el espacio para crear diferentes experiencias sonoras. "Es algo que hay que vivir en directo", recomienda el maestro de las notas, que actualmente también trabaja para ponerle música a un documental canario y a una pieza de danza de una compañía madrileña.

"El proceso de composición de la pieza empieza cuando te pones a pensar, en este caso, desde el Keroxen del año pasado, pero la composición en sí, sentarme a escribir, me ha llevado las últimas tres semanas", cuenta el creador lanzaroteño. Se trata de una única pieza de música contemporánea con partes de ambiente "casi religioso o místico", que se unen a "otras más cercanas al rock". "Es una mezcla de estilos coherente", se explica el experto. En cuanto a la puesta en escena, Aguilar la considera "poco habitual" y promete "momentos llamativos".

"Estoy contentísimo con los músicos que participan y no me imagino un grupo mejor para tocar What next", cuenta el compositor, quien vivió su infancia en el mejor de los ambientes con la sensibilidad de su padre, Ildefonso Aguilar, y el talento de César Manrique, todo ello bajo la influencia del Festival de Artes Visuales de su isla. La banda que toca mañana, llamada para la ocasión Supreme Sax & Brass, se compone de profesionales que Orestes de Armas se ha encargado de reclutar entre profesores y alumnos avanzados del Conservatorio de Música. "Tienen una calidad técnica máxima y esto también era importante porque la pieza tiene momentos abiertos para que cada músico tenga su protagonismo y se sienta parte del grupo, por lo que tienen que tener una gran capacidad de escucha", analiza el músico.

Fan de Keroxen

"Soy fan de Keroxen y me gusta estar en el festival", reconoce Aguilar. "Siempre que vas hay algo que te sorprende, ya sea un grupo nuevo o uno conocido que en El Tanque suena diferente", afirma el creador, quien añade que "trae músicos de alto nivel internacional y no tiene nada que envidiar a los grandes festivales alternativos de Europa y encima con una entrada relativamente barata [12 euros anticipada y 15 en taquilla]".
"Además, se preocupan por la presencia canaria", añade Aguilar. "El festival, y en especial sus organizadores Néstor Torrens y Pura Márquez junto a los técnicos y artistas que trabajan con ellos, han sido capaces de superar y no dejarse vencer por la infinidad de problemas con los que se enfrentan cada año, sumado al poco presupuesto", reivindica este artista del sonido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine