Charo López interpreta a la Celestina en la obra 'Ojos de agua'

La función con la popular actriz será hoy a las 20:30 horas en el Teatro Guimerá

17.10.2015 | 02:00

La popular actriz Charo López actuará esta noche en el Teatro Guimerá, dónde se pondrá en escena Ojos de agua, un monólogo basado en La Celestina de Fernando de Rojas. En esta obra se abordan temas universales como el tiempo gozado y perdido, el sexo como placer y arma, la belleza como regalo y condena y la alegría de vivir a pesar de todo. La función forma parte de la programación del Organismo Autónomo de Cultura (OAC) del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife.Las entradas, al precio de 18, 16 y 14 euros se pueden comprar en la taquilla del Teatro Guimerá dos horas antes de que comience la función. También se pueden comprar por teléfono llamando al 922 609 450 o por internet, a través de la página web www.teatroguimera.es. Las personas que tengan el carné del Teatro Guimerá, que se expide de forma gratuita y no implica ningún gasto, podrán beneficiarse de un descuento del 20 por ciento en el precio de las entradas.

Celestina lleva en sus ojos el precio de la belleza perdida, la independencia a dentelladas, la inteligencia oculta. Celestina es el poder femenino en la sombra y también la víctima de su propia astucia. Celestina hace reír, llorar, pensar, soñar... y lleva al espectador en la corriente de sus ojos de agua. Celestina es clásica, actual y eterna. La bruja que cuestiona nuestras convenciones, la vieja que rejuvenece, la maestra que aprende de nuestros errores. Esta propuesta escénica reúne los más inolvidables pasajes de la obra inmortal de Fernando de Rojas.

Así, la actriz da vida a uno de los personajes más emblemáticos, contradictorios y vitales de la literatura española y universal, reviviéndola junto a dos de los miembros de la compañía Ron Lalá, Yayo Cáceres, en la dirección, y Álvaro Tato como dramaturgo.

Escondida en un monasterio tras los acontecimientos relatados por Fernando de Rojas en su obra inmortal, Celestina, mítica hechicera, alcahueta, tejedora de burlas y engaños, rompe su voto de silencio ante las monjas de clausura para recordar los amores de Calisto y Melibea, los tejemanejes de los criados Sempronio y Pármeno, el deseo y la rebeldía de Elicia y Areúsa, el llanto de Pleberio y, sobre todo, su propia libertad ganada a pulso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine