Dos nuevas joyas de pared

Los artistas Pichi & Avo y Martín Ron ultiman sendos murales de gran formato en Puerto de la Cruz, que se suman a los trece ya existentes

09.10.2015 | 10:21
Dos nuevas joyas de pared

A los vecinos y turistas de Puerto de la Cruz les lleva doliendo el cuello toda la semana. ¿La explicación? Muy sencillo: el proyecto para embellecer las paredes medianeras del municipio, Puerto Street Art, acomete su tercera fase y es inevitable alzar la vista para disfrutar del proceso. Los divertidos valencianos Pichi & Avo y el cosmopolita argentino Martín Ron llevan toda la semana coloreando sendos muros de Puerto de la Cruz, que se suman a los 13 ya existentes, mientras las calles viven Periplo, el Festival Internacional de Literatura de Viajes y Aventuras.

Las inmediaciones de la Placeta Benito Pérez Galdós, en la calle Carrillo, se encuentra la gran medianera en la que Pichi & Avo, de 38 y 30 años, llevan toda la semana trabajando. Estos amigos trabajan juntos, concentrados, sin hablar, con confianza ciega en el otro y pintando este o aquel detalle dejando un único sello personal, que los caracteriza. "Lo importante es el arte, no quién lo haga: nosotros somos solo unos mediadores", argumentan. La primera fase de su mural fue la de llenarla de esas típicas letras grafiteras con la que todo artista callejero comienza. La segunda fase consiste en pintar una diáfana escultura grecorromana, un alarde de técnica hiperrealista de los valencianos. Este choque de estilos es el sello con el que trabajan Pichi & Avo, sobre todo de cara a galerías. "Es una mezcla que nos recuerda de dónde venimos y hacia dónde vamos", cuenta Pichi. Antes de viajar a la Isla, el equipo de Puerto Street Art les pasó la imagen y dirección de la pared ofrecida. "Siempre queremos saber de antemano dónde vamos a pintar para ver bien la zona por Google Maps, el cromatismo de los alrededores, etc. y así venir con un diseño previo, aunque la primera fase es casi toda improvisada", aseguran. "Esta pared es perfecta, ¡como que tenemos un restaurante llamado Ágora al lado! El único problema es una antena, que esperamos que se pueda rodar", comentan. Ambos están disfrutando de la experiencia y la Isla –como el chapuzón que se dieron en Garachico– pero Avo se lleva además el recuerdo de haber cumplido 30 años en Tenerife. Esta pieza estará lista mañana, ya que la pareja artística que se conoció en 2006 tiene que viajar a dos nuevos destinos: Alemania y Miami.

La alargada medianera de un edificio de nueve plantas ubicado entre las calles José Arroyo y Pérez Zamora es la de Martín Ron. El argentino ha dibujado en su característico fondo de rombos, esta vez en gama malva, una mano biónica con un gesto, que colman dos pajaritos. "Son canarios, lo hice como un homenaje a este lugar, que es el primero que piso en España", cuenta Ron, quien trabaja con su ayudante australiano Skippy. A diferencia de los valencianos, Ron no diseña antes de llegar al lugar. "Aunque me pasaron la foto me gusta recorrer la pared estando aquí y ver cómo se lee desde todos los ángulos; así me va surgiendo la manera de afrontarla", cuenta el artista. "Quería hacer una mano con un gesto que deseara suerte", explica Ron. El artista natural de Buenos Aires terminará el fin de semana su mural, aunque se quedará hasta el miércoles para disfrutar de la Isla junto a su pareja.

El coordinador de Puerto Street Art, Francis Hernández, es un activo arquitecto que organiza al equipo para que todo vaya sobre ruedas. El artista canario Matías Mata, que firma como Sabotaje al Montaje, fue el primer programador de Puerto Street Art, que tendió un puente entre artistas de gran relevancia internacional y Hernández. El actual coordinador, un apasionado gestor, agradece el esfuerzo de la anterior concejal de Cultura del municipio, Verónica Rodríguez, y de la actual, Sandra Rodríguez. Poco a poco, La Ranilla se va convirtiendo en un museo al aire libre que durará, si la pintura lo resiste, los ocho años de cesión de la pared que los vecinos de cada edificio firmaron con el Ayuntamiento. Hernández deja caer que existen métodos que alargan la vida de la pintura, "aunque es caro". Por el momento, en La Ranilla caminan con la cabeza bien alta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine