El montaje canario 'El amor es un perro que viene del infierno', en Brasil

La pieza de Javier Cuevas participa en el Festival Internacional Artes Vertentes de Tiradentes como única representación española

03.09.2015 | 02:00
Varios momentos de la pieza El amor es un perro que viene del infierno.

El montaje canario El amor es un perro que viene del infierno será la única representación española en el Festival Internacional Artes Vertentes de Tiradentes, Brasil. Se trata de una muestra de arte contemporáneo multidisciplinar que abarca desde la música, la danza y la interpretación hasta las artes plásticas, pasando por la poesía, donde la mayoría de participantes son americanos y solo llegan unos pocos europeos. El equipo que viaja desde Tenerife al otro lado del océano del 6 al 13 se septiembre se compone del actor y director de la pieza, Javier Cuevas, la actriz Griselda Layño –y su bebé de siete meses– y el técnico Carlos Ramos.

El amor es un perro que viene del infierno, de una hora de duración, es una coproducción del Teatro Guimerá que cuenta con el apoyo del Teatro Victoria estrenada en noviembre de 2013 y que ya ha pasado por escenarios de Tenerife, Gran Canaria, Murcia y Barcelona. Para la ocasión, han traducido al portugués uno de los textos que se proyectan durante esta frenética puesta en escena. "El resto de la pieza es en castellano pero en Brasil están muy acostumbrados a nuestro idioma", comenta Cuevas, programador del Laboratorio de Artes en Vivo del Teatro Leal lagunero, el Leal.Lav. Aunque durante este espectáculo suenan canciones de Raphael, Cuevas no duda de que el artista español sea conocidos en Brazil, ya que lo considera "un icono de la postmodernidad". También se pueden escuchar durante la representación un bolero muy antiguo, una canción del italiano Franco Battiato e incluso un tema compuesto por el técnico del montaje, Carlos Ramos. Peonzas con luz, mantas doradas o un perro dálmata de porcelana son algunos de los elementos de atrezo que la pieza necesita y que viajarán en una caja de metro y medio de altura. "El resto, como el proyector, lo pedimos en el festival", cuenta Cuevas.

Esta aventura internacional comenzó con la representación de El amor es un perro que viene del infierno en el Antic Teatre de Barcelona en octubre de 2014. "Estuvimos programados allí tres días y la verdad es que funcionó muy bien", comenta Cuevas. "Al segundo día la programadora Phamela Dadamo acudió a la actuación y, al terminar, vino a hablar con nosotros porque le interesó el proyecto y nos pidió el dosier para presentarlo en un festival de Brasil", recuerda Cuevas, actor y dramaturgo de la pieza. Fue en febrero cuando la programadora se volvió a poner en contacto con el equipo para confirmarles su participación en el Festival Internacional Artes Vertentes de Tiradentes.

Por esta razón, el creador Javier Cuevas quiere recalcar la importancia de los programas de movilidad cultural como el Canarias Crea del Gobierno de Canarias y la Fundación CajaCajanarias. "Sin esta ayuda no habríamos ido a Barcelona y no habríamos tenido esta oportunidad", explica el actor, quien alaba el estado actual "en efervescencia" del arte contemporáneo sudamericano.

La primera actuación la harán el día 8 en el centro cultural del banco Itaú, uno de los más importantes del país, que apoya económicamente al Festival de Tiradentes y que cada año elige a algunas de las piezas programadas para su propia agenda. Itaú ha seleccionado este año el ciclo de cine de Tiradentes y El amor es un perro que viene del infierno. Cuevas asegura que se trata de "un centro de referencia en el arte contemporáneo de Brasil".

Dos días más tarde, el montaje tinerfeño abre la sección de artes escénicas del festival brasileño. "Nos va a venir muy bien esta oportunidad", sentencia Cuevas con ilusión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine