Francis Hernández Concepción
Vocalista de Troveros de Asieta 

"Cuando la salsa llegó a Canarias, ya habíamos andado camino en el son"

"Hemos tenido que ajustar nuestro caché por la crisis pero nunca hemos ofrecido versiones reducidas del grupo"

21.07.2015 | 23:19
El grupo Troveros de Asieta en concierto.

Troveros de Asieta fusionarán su música sonera con Raimundo Amador en las Lustrales de La Palma, mañana, en el Recinto Central de las Fiestas más importantes de La Palma y una de las más importantes Canarias. Con su último trabajo, El Son tiene duende, se reafirman. Y es que la misma palabra lo dice: ellos son soneros, una música con la que se identifican especialmente. Se han plegado a las exigencias de la crisis pero nunca hasta el punto de romper el formato al completo de Troveros de Asieta. "Así es como no le fallamos a nuestro público", aseveran en esta entrevista.

¿Qué va a encontrar el público en el espectáculo que ofrecerá Troveros con Raimundo Amador en La Palma?

Un espectáculo contundente en el que predomina el ritmo del son cubano interpretado por los nueve músicos de Troveros y al que se suma el talento y la voz de Raimundo Amador con la sonoridad inconfundible de su guitarra. También contará con un importante montaje de sonido e iluminación y con varios audiovisuales como hilo conductor.

¿Qué novedades aporta el disco El son tiene duende con respecto a lo que ha hecho Troveros anteriormente?

Es un disco que va en la línea del anterior Troveros 20 Años grabado también en directo con el aporte de energía y sabor que ello supone, pero creo que va más allá, al concentrar un repertorio fundamentalmente sonero con el que el grupo se identifica especialmente. Se trata además de una selección de temas propios y versiones que incluyen letras que ponen en valor la importancia del son cubano.

Evidentemente también se trata de un disco ejecutado en un gran momento de madurez del grupo, en el que prácticamente todos sus músicos llevan formando parte del mismo al menos durante los últimos 12 años.

¿En qué momento surgió la colaboración para este disco o espectáculo sobre escenario, de Raimundo Amador?

En 2008, tuvimos la oportunidad de compartir cartel en un festival de músicas del mundo organizado en Huelva, pero la relación más directa con Raimundo surge con motivo de mi participación en el documental Playing Lecuona, en el que el también participaba él, y fue en esos días en los que tuvimos ocasión de trabajar juntos cuando le propuse la colaboración con Troveros de Asieta. Colaboración que siempre ha dejado mucho margen a la improvisación, como no podía ser de otro modo, al poder contar con el talento de este gran músico.
¿Han tocado alguna vez en las Lustrales palmeras?

Siendo un grupo nacido en La Palma y al que siempre se ha identificado con esta Isla, en los 24 años de existencia, solo se ha contado con Troveros de Asieta en dos ocasiones para actuar en las Fiestas Lustrales: en el año 2000 en un concierto junto a Ketama y en el 2005 con nuestro espectáculo Bailando con Lecuona, con el que luego nos otorgaron el Premio Cubadisco 2012.

A ustedes se les conoce por ser soneros. Ese es el tipo de música que manejan. ¿Les gustaría hacer algo diferente?

Es cierto que el son cubano es nuestro ritmo referente en nuestros trabajos, pero también tenemos un repertorio importante que se incluye en el género del latin-jazz y otro aunque más pequeño, no menos importante, que nace de la creación de autores canarios como es el caso Rogelio Botanz y Andrés Molina, o de otras latitudes, con un mensaje propio de la canción de autor sobre una base rítmica cubana. Es el caso de títulos como Qué importan las diferencias, Mujer, El son del bienestar´, Aquí en la Isla, etc.

¿De dónde viene lo de Asieta?

En el nombre del grupo quisimos unir Cuba y La Palma. A Cuba con Troveros y la mención a La Palma es a través de Asieta, inscripción que según los historiadores y estudiosos consta en la imagen de terracota de la Virgen de Las Nieves.

¿Es difícil gestionar un grupo con tantos componentes?

Hay que ingeniárselas para poder mover a nueve músicos y dos técnicos, pero a lo largo de los años que llevamos en el circuito hemos aprendido a resolver los problemas de logística y poder continuar con nuestro proyecto. También hemos tenido que ajustar nuestro caché en este periodo de crisis pero nunca hemos optado por ofrecer versiones reducidas del grupo.

En Canarias, el son, la salsa y los sonidos latinos triunfan. ¿Fue esa el motivo para agruparse o lo llevan en la sangre?

Cuando llegó a Canarias la salsa y la música latina con la difusión con la que cuenta en la actualidad, nosotros ya habíamos andado camino en el son cubano. Nuestros primeros sones, los escuchamos en nuestras casas y en las celebraciones populares en nuestra isla de La Palma, fruto de la herencia que a nuestros padres y anteriormente a nuestros abuelos les había dejado las transculturación derivada de los viajes de ida y vuelta entre Cuba y La Palma.

¿En qué próximos proyectos trabajan?

Estamos conformando un nuevo repertorio, que seguro dará lugar a un nuevo disco, pero no quiero desvelar nada más porque todavía es muy pronto.

¿Cuáles son las aspiraciones del grupo?

Yo diría que más que aspiraciones en el sentido de alcanzar nuevas metas, nos resulta especialmente interesante poder mantener viva la ilusión del público fiel que siempre sigue a Troveros, al que nos debemos y al que no podemos fallar. También estamos volviendo a hacer actuaciones en el exterior, que con la crisis habían mermado de una forma importante y parece que estamos volviendo a retomar nuestra presencia en ese mercado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine