"Traemos la palabra de Queen"

Dios Salve a la Reina es el grupo argentino que imita al detalle los espectáculos de la mítica banda liderada por Freddie Mercury

17.07.2015 | 13:31
Dios Salve a la Reina posa para este periódico. De izquierda a derecha: Ezequiel Tibaldo, Pablo Padín, Matías Albornoz y Francisco Calgaro.

"Llevamos la palabra de Queen al público". Lo promete Pablo Padín, líder de la banda tributo a Queen Dios Salve a la Reina, que sorprende allá por donde pasa por su asombrosa semejanza con el carismático Freddie Mercury. Estos músicos argentinos ofrecen su espectáculo, que persigue clonar a los de la banda británica, "un tributo muy pulido con muchos detalles musicales y visuales", según aseguran. Las citas con el rock comienzan mañana en el Magma Centro de Congresos, en Adeje; continúan el día 22 en la Bajada de la Virgen de las Nieves de La Palma; y finalizan el día 24 visitarán Lanzarote.

Pablo Padín, Francisco Calgaro, Matías Albornoz y Ezequiel Tibaldo se unieron en 1998 para hacer realidad a Dios Salve a la Reina, que desde entonces se labra la fama internacional de la que goza.

Padín explica que "Queen es una gran banda legendaria con una puesta en escena gigante y, salvando las distancias, Dios Salve a la Reina trata de clonar esos grandes shows". Para esta gira canaria "traemos el mítico show de Wembley, donde Freddie luce su famosa chaqueta amarilla". "Vamos a tratar de respetar todos los momentos que tuvo el concierto con la escenografía y el vestuario", comenta el vocalista. En estos conciertos también se cuida al melómano, ya que incluyen alguna canción no tan popular.

Dios Salve a la Reina no es una banda tributo al uso. Para Padín la clave "creo que es la responsabilidad y querer invertir mucho a la hora de hacer un show con respeto: poner las mismas luces, clonar la banda tal cual era, captar al esencia... Es trabajoso pero el resultado merece".

Matías Albornoz asegura que lo más impactante que les ha pasado durante un concierto ha sido "ver llorar al público por la emoción de creer que están viendo realmente a Queen; es un elogio muy grande". También han sido testigos de los adeptos de Queen de las nuevas generaciones. "Vienen a los shows y nos sorprendemos de cuánto conocen sin haber vivido el esplendor de Queen", comenta Francisco Calgaro.

Aunque cuando Padín se sube al escenario es la viva imagen de Mercury, el líder de la banda deja claro que Pablo no desaparece. "Creo que es un mix entre Fredie y mi responsabilidad porque hay una gran cuota de naturalidad, que es parte de mi ser y parte de lo que yo agarro de Freddie y lo tomo para mejor". "Eso es lo que la gente logra ver de mí: un Freddie no forzado, natural y eso hace que el show sea menos rígido", añade.

Lo que empezó siendo un humilde homenaje a nivel local, a los argentinos se les ha ido de las manos con giras internacionales y fama mundial. Aún así, Ezequiel Tibaldo confiesa que "nos queda mucho por hacer, desde tocar más material de la extensa discografía de Queen hasta visitar países como Japón, donde Queen fue muy fuerte en los 70 y 80".

A pesar de que la banda no tiene tiempo para desarrollar creación propia, Tibaldo explica que "con este tributo pasa algo impensable: poder vivir de la música bien, viajar por el mundo y tocar delante de miles de personas... Eso cubre las necesidades de un artista".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine