José Miguel Molowny publica una novela ambientada en Anaga

El nuevo libro de amor del arquitecto y exconsejero se presenta el jueves en la MAC

14.07.2015 | 02:20
José Miguel Molowny.

El arquitecto y exconsejero del Cabildo, José Miguel Molowny, presenta su tercera novela, Los arcanos de Anaga, este jueves a las 20:00 horas. El autor hablará sobre esta historia de amor entre dos jóvenes del Macizo, recientemente nombrado Reserva de la Biosfera, junto a los novelistas Sinesio Domínguez Suria y Andrés Servando LLopis en el salón de actos MAC (Mutua de Accidentes de Canarias) en la chicharrera calle Robayna. Molowny consiguió, gracias a la amistad de hace años, que le prologase esta novela Luis Alemany, Premio Canarias de Literatura 2012.

Los arcanos de Anaga cuenta la historia de Rosa, de Los Batanes e Isidro, de Las Carboneras, que se conocieron durante las Fiestas Patronales de Los Batanes. "Da al casualidad de que esta fiesta se celebra este domingo", apunta el escritor, autor también de varios poemarios, que prefiere no revelar más acerca de la trama de esta novela. "Tenerife, dentro de su variada y muy peculiar geografía, tiene en Anaga su rincón ambiental más interesante, en el que asientan más de veinte caseríos de vecinos, felices y orgullosos de vivir en ese entorno", detalla el profesional de la arquitectura que ejerce desde 1969.

"No me apetecía hacer una novela histórica así que le he puesto el encanto de una historia de amor", confiesa con una sonrisa Molowny, autor de las esculturas y el edificio de la Facultad de Económicas de la Universidad de La Laguna. La novela hace un recorrido real por el Macizo de Anaga, con adivinanzas de campo, leyendas e historias reales sobre las distintas zonas, que Molowny fue recopilando mientras hablaba con unos y otros vecinos.

Eso sí, el que no conozca la zona necesitará de un mapa para orientarse durante la narración de la novela. "La verdad es que hay mucha toponimia", reconoce este arquitecto de 70 años, que tuvo en cuenta este punto e incluyó un mapa en el libro pero que, por cuestiones de impresión, quedó demasiado pequeño. "En la presentación daré un mapa legible y para la siguiente edición especificaré que el mapa debe leerse", promete.

El también aficionado a la botánica reconoce que la idea de escribir sobre Anaga fue de su mujer. "Ella fue la que me animó", cuenta este arquitecto de espíritu activo acerca de su esposa y compañera de caminatas.

Molowny, un apasionado senderista, conoció de cerca al Macizo siendo el primer consejero insular de Medio Ambiente con la creación del Catálogo de Espacios Naturales de la Isla. Debido a este profundo conocimiento, "la novela fue para mí relativamente fácil de escribir". Este deportista nato deja caer que "los que ya la han leído me dicen que es amena".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine