Marc Anthony lo vuelve a hacer

El cantante de origen puertorriqueño da un espectáculo inolvidable en el Estadio Olímpico de Arona ante más de 20.000 personas que bailaron al son de los mejores temas del artista

11.07.2015 | 02:10

El torbellino latino Marc Anthony volvió a dar un espectáculo inolvidable para las más de 20.000 personas que acudieron al Estadio Olímpico Antonio Domínguez en Los Cristianos, Arona. El municipio del sur tinerfeño quedó paralizado por el concierto y no cabía ni un coche más en las inmediaciones del recinto. El neoyorquino de origen puertorriqueño puso a bailar a las miles de personas durante más de dos horas desde el primer momento. DJ Darío fue el encargado de mantener al público caliente desde la apertura de puertas hasta que el showman entró en acción.

Con apenas 10 minutos de retraso y tras una breve introducción, empezó su enérgico espectáculo con un plato fuerte: Valió la pena. Marc Anthony apareció con sus habituales gafas de sol negras, toda una seña de identidad, de la cual acabó prescindiendo para ofrecer a los tinerfeños su mejor cara.

Comenzaba así el que fue el segundo concierto de su gira europea Cambio de Piel World Tour, que dio el pistoletazo de salida el jueves pasado en Las Palmas de Gran Canaria.

Después del subidón del comienzo, el cantante pasó a un tempo más sosegado con Y hubo alguien. Los primeros suspiros de las admiradoras se empezaron escuchar entre un aluvión de smartphones que inmortalizaron el momento. Las redes sociales comenzaban a ebullir pero eran más los que se decantaron por desconectar del mundo virtual y vivir el momento: un show con una puesta en escena impecable cargada de los característicos movimientos de Anthony, que contagiaban hasta al más tímido.

Las canciones que formaron el concierto –Hasta ayer, Flor pálida, Contra la corriente, Hallares medley, Vivir lo nuestro, Volando entre tus brazos, Que precio tiene el cielo, Te conozco bien, Mi gente, Tu amor me hace bien y Vivir mi vida– pertenecen a toda su carrera, que comenzó en 1991 y hasta su último disco editado, 3.0, que salió a la luz en 2013.

El Festival Son Atlántico ofreció anoche en Arona el que fue el quinto concierto del cantante estadounidense de origen puertorriqueño en la Isla, tras sus paradas en 1995, 2005, 2006 y 2008.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine