XXIV Festival Internacional Canarias Jazz&Más Heineken
Antonio Sánchez
Batería, compositor de la banda sonora de ´Birdman´ 

"En 'Birdman' la música era parte de la trama, eso fue lo que me atrajo"

"Por desgracia, las aerolíneas hacen la vida imposible a los músicos"

09.07.2015 | 19:22
El batería y compositor Antonio Sánchez.

Es la cuarta vez que el batería y compositor mexicano de 42 años Antonio Sánchez, miembro del grupo Pat Metheny, visita Canarias, pero es la primera que trae disco propio. Este creador y ejecutor de la banda sonora de la oscarizada Birdman deleitó anoche con su concierto plano secuencia en Tenerife y aterriza hoy en Gran Canaria.

¿Cómo es viajar para tocar?

Es duro, la peor parte de lo que hacemos. Me encanta estar y tocar en diferentes lugares pero desgraciadamente las aerolíneas hacen la vida imposible a los músicos sobre todo. Son bastante discriminatorios. Ya estando en el lugar es maravilloso compartir con el público. Es una experiencia muy bonita sentir la diferencia entre los distintos públicos. Los españoles son latinos así que compartimos una sensibilidad peculiar y una calidez agradable para los artistas.

¿El público de qué lugar le ha sorprendido más?

Todos son diferentes. Los japonenes son increíblemente respetuosos, son tan callados que a veces pienso que no les está gustando pero al final del concierto enloquecen.

¿Cómo definiría su sonido?

Creo que a la gente le va a gustar porque es un evento diferente. La gente no está acostumbrada a ver lo que vamos a hacer en estos dos conciertos en Canarias y nosotros tampoco. La mezcla de sonidos electrónicos y acústicos en una pieza completa de principio a fin creo que es algo diferente.

¿Qué le atrajo de la batería?

Siempre digo que yo no escogí a la batería sino que fue ella a mí. Cuando tenía cinco años el hermano de la novia de mi tío era baterista. La primera vez que vi su batería en la casa fue un flechazo, amor a primera vista. Desde entonces dije esto es y nunca quise ser otra cosa. Durante un tiempo toqué piano clásico y me sirve para componer pero la batería siempre fue mi pasión.

¿Cómo llegó a ser el encargado de la música de Birdman?

Conocí a Alejandro González Iñárritu en 2005 tras un concierto de Pat Metheny Group en Los Ángeles porque él es superfan. De hecho, la primera vez que yo escuché al grupo antes de pertenecer a él fue en un programa de radio que tenía Iñárritu cuando yo tenía 14 años y él era DJ. Es curioso porque lo escuché a través de él por primera vez y luego él se convirtió en fan mío de alguna manera a través del Path Metheny Group. Me llamó en enero de 2013 y me dijo Antonio, estoy haciendo mi nueva película, una comedia negra, y me encantaría que toda la banda sonora fuera batería, ¿la quieres hacer o no? Y dije que sí. Me dio mucho miedo porque no hay muchas referencias con sólo batería pero sabía que si él tenía claro lo que quería conceptualmente, yo siendo el instrumento iba a ser fácil. Fue uno de los proyectos más divertidos y relajados en los que he trabajado. Lo hicimos todo en dos días y medio porque fue básicamente improvisado. Yo estaba reaccionando a la historia y las imágenes, fue algo muy especial.

A muchos se nos quedaron esos ritmos varios días en la cabeza, ¿cómo los compuso?

Al principio fue con el guión. En base a él improvisé unos demos que pusieron en la película semiacabada. Me lo enseñaron y volví a hacerlo todo de principio a fin tomando como ejemplo los demos pero viendo la película. El resultado es la combinación de las dos sesiones.

¿Hará más bandas sonoras?

He tenido un par de propuestas pero sé que algo como Birdman va a ser muy difícil de repetir. A veces la música de las películas toma mucho tiempo y luego acaba siendo de fondo. Es lo que me gustó de Birdman, que la música era parte de la trama. Si voy a dedicar dos o tres meses de mi vida a un proyecto tal vez prefiero hacerlo para escribir mi música para un nuevo disco, que es lo que realmente me gusta hacer. Pero si salen proyectos que me atraigan no tengo la puerta cerrada.

¿Cómo le afectó Birdman?

Simplemente el hecho de que mi nombre esté ligado a una cosa tan grande que llegó a ganar el Oscar me ayuda para presentar mi música y mis proyectos y más siendo una banda sonora que a la gente se le quedó en la cabeza. Si de aquí en adelante soy "el batería de Birdman" ya es suficiente para que la gente tenga un punto de referencia, que para los jazzistas es lo más difícil

¿Qué le parece la imagen de peligrosidad que emite México?

Por desgracia México no está pasando por un buen momento. Las drogas y la violencia han afectado mucho al país y también la política porque los gobernantes que tenemos no han sabido manejar el asunto. Es un país muy fuerte y en algún momento vamos a salir de esto, estoy seguro.

Es reconocido internacionalmente, ¿cómo lleva esta fama?

La fama es muy relativa en el jazz. Por ejemplo, Path Metheny es uno de los jazzistas más grandes de la historia y si se lo mencionas a una persona corriente no sabe quién es. Eso lo tengo muy presente. Me gusta no ser famoso de una manera estúpida, como la gente conocida solo por salir en televisión y que no se sabe muy bien qué hacen. Me gusta ser conocido en un ambiente en el que la gente está realmente interesada en lo que uno está haciendo como artista. Ese tipo de reconocimiento me gusta porque es real.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine