Pablo Berger
Director y guionista 

´El cine mudo es una forma de narrar única que no debemos olvidar´

"Las palabras ´cine español´ en el extranjero significan arriesgado y moderno"

27.08.2013 | 02:00
El director y guionista bilbaino Pablo Berger.
El director y guionista bilbaino Pablo Berger.

El director y guionista Pablo Berger (Bilbao, 1963) llega este viernes a Canarias para presentar la proyección de su segundo largometraje, Blancanieves, estrenado el pasado año por la que recibió diez premios Goya, entre ellos el de mejor director y película. La cinta se proyecta al aire libre en el Parque de Santa Catalina de la capital grancanaria en la cuarta edición de Cine + Food. En esta entrevista, Berger habla de una producción cuyo éxito no esperaba, de la industria del cine y de su futuro.

–En 2012 se estrenaba Blancanieves, película que ha alcanzado un gran éxito a nivel mundial. Cuando en 1988 rodó Mamá, su primer corto, ¿se imaginó hasta donde iba a llegar?

–Nunca me pude imaginar que mi trabajo iba a tener tanta repercusión, pero también soy de Bilbao, los bilbaínos somos muy chulos y no nos ponemos límite. Cuando yo empecé en el cine, sobre todo cuando eres joven, la ambición es infinita, yo quería dirigir largometrajes y también cumplir ciertos sueños. Recuerdo perfectamente de que cuando hice Mamá solía ir mucho al Festival de Cine de San Sebastián y soñaba con poder ir algún día con una película al Festival. Finalmente fui 30 años más tarde con Blancanieves, así que he sido afortunado porque se me han cumplido algunos de los sueños de mi vida, pero todavía sigo con mucha ilusión en esta industria.

–Unir en una misma película la España de los años 20, el clásico de Blancanieves con una estética del cine mudo, es un proyecto ambicioso y complejo. ¿Cómo surgió?

–La idea nace de una foto. Como director, me encanta coleccionar imágenes. Tenía una imagen de un libro que se llama España culta. En ella aparecían unos toreros enanos que me sugería muchas historias y me pregunté qué ocurriría si colocaba en mitad de esa foto a una joven vestida de torera, con el pelo corto, una Blancanieves torera. De alguna manera, me encontré con el cartel de la película. Al escribir el guión, volví al cuento de los hermanos Grimm y me di cuenta de que el espíritu oscuro y más gótico de la historia original no había estado presente en ninguna de las otras versiones que se habían hecho de la película.

–Esta versión de Blancanieves gira en torno a la tauromaquia, una tradición con admiradores y detractores. ¿Por qué quiso correr el riesgo de llevar la película a este ámbito?

–Los directores estamos acostumbrados a desnudarnos. Yo sabía que al hacer una historia que se desarrollaba en ese contexto iba a tener cierto elemento de polémica pero una Blancanieves que se desarrolla en los años 20 y cuyo origen es una foto con enanos toreros tenía que tener ese fondo. Además, yo soy de una generación que vivió con la tauromaquia en televisión sin complejos. Aun así, Blancanieves no es una película taurina, lo que yo quería primar por encima de cualquier cosa es una historia de emociones.

–La expresión de los rostros de los actores y la narración sonora son los elementos que mantener la emoción durante toda la película, ¿qué dificultades ha encontrado a la hora de realizar una película de estas características?

–No fue una dificultad añadida el hecho de que la película fuese muda. En una secuencia, de El crepúsculo de los dioses, Gloria Swanson, una antigua estrella de cine mudo, decía: "En los años del cine mudo no necesitábamos palabras, teníamos rostros". Y yo en Blancanieves quería contar con eso, sobretodo con ojos. Ahí tuve la suerte de contar con un reparto excepcional con Maribel Verdú a la cabeza, Ángela Molina, Josep María Pou, Imma Cuesta, Macarena García, la pequeña Sofía Oria, y Emilio Gavira. Trabajar con actores de ese calibre me lo hicieron muy fácil.

–El final de la Blancanieves torera es singular.

–Hay tantos finales como espectadores, por lo que el final de Blancanieves es abierto. Me encantaría pensar que una pareja al salir de la proyección discute sobre el final dando cada uno su propia versión.

–El cuento de Blancanieves ha sido versionado en películas de fantasía, de aventura, de miedo y usted ha hecho un drama.

–No quería hacer una adaptación del cuento, quería inspirarme en él. Lo que hice fue tirar del hilo e imaginarme una Blancanieves ibérica, sevillana, torera... y partiendo un poco de los tópicos, intentar hacer algo diferente y original. Quería mantener el espíritu oscuro del cuento, por lo que era importante que esta versión tuviera un gran elemento dramático. Además, en la era del cine mudo, el genero rey era el melodrama, siendo en Blancanieves el género fuerte. También hay humor negro, que es el tipo de humor que más me gusta.

–El esfuerzo tiene su recompensa, y tras los ocho años que tardó la película en hacerse ha conseguido 10 premios Goya, ¿Diría que valió la pena hacerse esperar?

–Sin duda. Hay un refrán japonés que dice: "Si tienes prisa en llegar coge el camino más largo". Yo lo cogí para Blancanieves. A mi me gusta plantearme cada película como un acto de amor y tal vez como si fuese mi última película. Fueron ocho años y si hubiesen sido ocho más hubiera estado ocho más intentándola sacar adelante.

–Pese a que lo imposible es una película más comercial, Blancanieves, con su blanquinegro cuento mudo consiguió cinco Goyas más que la película del Tsunami. ¿Esperaba ese resultado en los premios de este año?

–Los premios nunca sabes si te van a tocar o no. Este año estaba en muy buena compañía con El artista y la modelo de Fernando Trueba, Grupo 7 de Alberto Rodríguez, Lo Imposible de J. A. Bayona... Para todos nosotros fue un premio el estar nominados. Obviamente mentiría si dijera que no me hizo mucha ilusión. Quería ganar los Goya pensando en el esfuerzo, en los 540 nombres que aparecen en los títulos de crédito de Blancanieves. Me hace ilusión pensar que Blancanieves es como un equipo de fútbol y ganar significa que no solamente el equipo, sino que también los espectadores que pasaron por taquilla reciben los premios.

–Blancanieves ha llegado a ser comparada con las grandes películas mudas del siglo XX. Antes de empezar a dirigir el filme, ¿pensó en el reto que sería dirigir la atención de la gente al argumento más que al hecho de que fuera una película muda y en blanco y negro?

–Sí pero en la historia del cine se han hecho decenas de miles de películas de este estilo, y solamente en la memoria se recuerdan un grupo de ellas. Para mí lo que hace Blancanieves es la historia. Si Blancanieves ha conectado con el público es porque ha emocionado, ha sorprendido al espectador y de alguna manera el espectador a entrado en trance, y he conseguido tenerlo hipnotizado de principio a fin. Personalmente me encantaría que se siguieran haciendo más películas mudas y en blanco y negro en diferentes países porque son una forma de narrar única y de la que no nos podemos olvidar. Yo no creo que sea una formula de éxito para un productor español que diga: "pues ahora voy a hacer una película muda, en blanco y negro".

–¿Hacia donde cree que va el futuro del cine español teniendo en cuenta la crisis económica y en particular la crisis en el cine?

–Curiosamente, a pesar de la crisis económica, el cine español nunca ha estado en mejor momento. Hay una cantidad de talento impresionante, tanto directores, como guionistas, como actores, como técnicos. En el extranjero, las palabras ´cine español´ significan un cine arriesgado y un cine diferente y moderno, por lo que los creadores de este país sabemos es que vamos a seguir haciendo películas. ¿Cómo las haremos? Pues las haremos con más o con menos dinero, con una cámara más grande o más pequeña y rodaremos más o menos días pero los que nos dedicamos a esta profesión lo hacemos por una vocación de contar historias y de contar con el público.

–Entre sus proyectos futuros, ¿se le ha pasado la idea de probar en el campo del teatro?

–Pues nunca he dirigido ninguna obra pero no diría que no. A mi me gustan los retos, me gustan las aventuras y me gusta ir a lugares desconocidos, por lo que una propuesta original en la que me sienta que pueda aportar algo no la rechazaría.

Cultura

Alfonso Azpiri.
Muere Alfonso Azpiri, referente del cómic español

Muere Alfonso Azpiri, referente del cómic español

El ilustrador, de 74 años, ha publicado en diferentes países y ha sido distinguido con varios...

Cuarenta años sin Groucho Marx, el genio de la comedia

Cuarenta años sin Groucho Marx, el genio de la comedia

En 1977, el artista fallecía a los 86 años en una clínica de Los Ángeles a causa de una neumonía

El Día Mundial de la Fotografía quiere reunir miles de fotos

El Día Mundial de la Fotografía quiere reunir miles de fotos

Fue un 19 de agosto de 1839 cuando se hizo público que se había inventado la fotografía en París

"Es necesario reivindicar y abrir espacios para el arte y la cultura"

"Es necesario reivindicar y abrir espacios para el arte y la cultura"

"Escucho canciones en mi cabeza y trato de plasmar en el mundo físico eso que estoy oyendo",...

La escritora tinerfeña Ana Nayra Gorrín publica su segunda novela, ´Benazir´

La escritora tinerfeña Ana Nayra Gorrín publica su segunda novela, ´Benazir´

La autora invita a reflexionar sobre todo aquello que une a las personas más allá de matices...

´Sabotaje al montaje´ coordinará un taller para elaborar un mural creativo en Tegueste

´Sabotaje al montaje´ coordinará un taller para elaborar un mural creativo en Tegueste

La actividad se llevará a cabo entre los días 21 y 25 de este mes, con jornadas de 4 horas

Enlaces recomendados: Premios Cine